Temas Especiales

30 de May de 2020

Salud

La natural interacción entre los virus y el humano

La mutación de los virus parece ser un proceso normal de la vida en la que el hombre figura como uno de los primeros responsables

La entrada oficial de la temporada lluviosa en Panamá coincide con una elevación en el número de casos de gripe que son registrados en los centros públicos de atención sanitaria. Se estima que gran parte de esos casos pertenezcan a nuevas cepas del virus de la gripe.

La mutación de estos virus es el resultado de la interacción entre las personas y el uso excesivo de antibióticos, los que hacen que el virus construya una barrera inmunitaria haciéndose cada vez más fuerte.

‘Siempre encontraremos mutaciones, es algo inevitable, mientras tengamos contactos con otros humanos siempre va a ser así. Es que somos una ola de bacterias y virus, naturalmente’, ha expresado el infectólogo panameño, Guillermo Kennion durante la versión número 39 del jornada científica sobre infecciones.

El especialista ha destacado de manera especial al distrito urbano de San Miguelito, su alta densidad demográfica lo ubica como uno de los principales focos de mutaciones virales en todo el país, siendo el de la influenza estacional o gripe el más común.

Según cifras suministradas por la oficina regional del Ministerio de Salud en San Miguelito, desde el mes de mayo hasta la fecha, se han registrado más de 12 mil casos de influenza estacional, elevando el contagio de menores de edad a por lo menos, el 30 por ciento, mientras que en adultos mayores se han registrado al menos, en el 10 por ciento de ese segmento de población.

‘El virus requiere de un contacto directo con uno que sea de otra cepa, estas intercambian fragmentos de su código genético, completando de ese modo, el proceso de mutación viral’, ha señalado el médico Manuel De Ycaza, quien actualmente estudia sobre las diversas las infecciones.

De Ycaza subraya, como otro factor detonante de las mutaciones, la constante automedicación farmacéutica que, suelen hacer algunos pacientes antes de visitar cualquier consultorio en busca de mejoría.

‘La automedicación es uno de los mejores amigos de las mutaciones. Cuando se consume antibióticos de manera descontrolada el virus en lugar de morir, se adapta y eso lo hace más fuerte y difícil de exterminar’, señala el especialista.

Entre las mutaciones de la influenza tipo A, que es más comun, actualmente circulan las cepas H1N1 y H3N2, ambas que en su momento causaron gran alarma en la población y que ya han sido controladas por las autoridades sanitarias.

PÁGINA 3D