Temas Especiales

25 de Oct de 2020

Salud

Parkinson: tecnología de combate

Un procedimiento estimula el cerebro con electrodos para disminuir y controlar síntomas como el temblor y la rigidez

El 1 de septiembre de este año, el Dr. Omar A. Gordón, neurocirujano del Complejo Hospitalario Metropolitano de la Caja del Seguro Social y encargado de la sección de Trastornos del Movimiento de Neurocirugía Funcional, realizó la primera cirugía en el país, donde le implantaron electrodos de estimulación cerebral profunda a un paciente de 54 años, con enfermedad de Parkinson. Después de la operación, sus manos dejaron de temblar, uno de los síntomas que la caracterizan. El primer paso hacia una mejor calidad de vida.

EL CEREBRO COMO OBJETIVO

Este procedimiento fue desarrollado en Francia por el Dr. Alim Benabid, en 1987. Originalmente estaba destinado al tratamiento del dolor, hoy se utiliza para mejorar los síntomas motores. ‘Hay diferentes tipos de Parkinson. Está el tremorígeno o que se manifiesta por temblor y el que se manifiesta por rigidez o lentitud del movimiento. Dependiendo de esto, el sitio del cerebro donde se coloca el estimulador es diferente, para cesar el temblor o disminuir la rigidez. Nunca se había hecho este tipo de procedimiento en Panamá. Anteriormente se había realizado otro tipo de cirugías para tratar el Parkinson, haciendo lesiones a algunas estructuras del cerebro, una termocoagulación con radiofrecuencia que tenía efectos adversos. Pero hoy la terapia usada mundialmente es la utilización de electrodos de estimulación cerebral profunda’, explicó el Dr. Gordón.

Todas las cirugías tienen complicaciones, pero ésta es considerada de gran seguridad porque se controla el sangrado a la hora de colocar los electrodos, también el riesgo de infecciones al instalarlos acompañados de una batería (ésta en la región intraclavicular), en una segunda etapa de la cirugía.

EN BUSCA DEL MEJOR

La terapia inicial en el tratamiento del Parkinson continúa siendo la farmacológica: el paciente toma levodopa-carbidopa o dopamina exógena, lo que permite un alivio sintomático. En esta enfermedad hay una disminución en la producción de la dopamina, un neurotransmisor.Estas células se mueren y así comienza la falta de regulación en el equilibrio del movimiento, dando como resultado los trastornos ya conocidos.

No todos los pacientes que sufren de Parkinson son candidatos perfectos para que se les aplique el procedimiento quirúrgico. Se requiere de una selección, además de la formación de un comité integrado por neurocirujano, neurólogo, siquiatra, rehabilitador cognitivo y neuroradiólogo. ‘En conjunto decidimos cuál es el paciente que reune las condiciones. Los mejores resultados se obtienen en pacientes menores de 70 años. No significa que a uno mayor de esa edad no le podamos brindar la terapia, pero mundialmente los estudios realizados nos dicen que a los menores de 70 les va mejor’, añadió el galeno.

El Parkinson se caracteriza por tener diferentes estadios. El más leve es el uno y el más grave es el cinco. Los que están en los estadios dos o tres tienen mayores probabilidades de éxito.

¿CONFUSIONES?

Para que un paciente sea intervenido quirúrgicamente, debe tener el padecimiento. Esto parece una aseveración redundante, pero no lo es.

‘Tiene que ser la enfermedad de Parkinson. Hay otros padecimientos con síntomas muy parecidos (Parkinsonismo). También se le debe haber administrado el tratamiento farmacológico y los síntomas deben mejorar en más de un 30%’.

El próximo paciente que operará el Dr. Gordón tiene 34 años. Es lo que se conoce como ‘Parkinson juvenil’. No es lo común, pero ellos también tienen la posibilidad de mejorar su calidad de vida.

El mejor ejemplo es el actor Michael J. Fox, que tuvo los primeros síntomas del mal en 1991, a la edad de 30 años. Después de luchar durante muchos años contra una actitud negativa, finalmente en 1998 admitió públicamente que la padecía. Desde entonces se dedica a su organización, The Michael J. Fox Foundation, que apoya los estudios científicos para encontrar una cura definitiva.