Panamá,25º

15 de Nov de 2019

Salud

Estornudos peligrosos

Hoy es un día para conocer más sobre la tuberculosis, una enfermedad común y mortal que se puede prevenir y curar

Estornudos peligrosos

Hoy se celebra el Día Mundial de la Tuberculosis en honor a Robert Koch, el médico alemán que descubrió el 24 de Marzo de 1882 el Mycobacterium Tuberculosis, la bacteria causante de la enfermedad.

LA ENFERMEDAD

Esta bacteria afecta principalmente los pulmones y se transmite de persona a persona a través del aire. Cuando un enfermo de tuberculosis pulmonar tose, estornuda o escupe, expulsa la bacteria al aire y puede infectar a las personas a su alrededor.

Según la Mayo Clinic, una vez inhalada la bacteria muchas personas no desarrollan los síntomas de la tuberculosis activa porque su sistema inmune es fuerte. Estas personas tienen un 10% de riesgo de desarrollar los síntomas durante su vida y no son contagiosos.

El riesgo de desarrollar la tuberculosis es mucho mayor en personas con sistema inmune débil, como en casos de infección por VIH, malnutrición o diabetes.

Cuando la forma activa de la enfermedad se presenta, los síntomas principales —tos, fiebre, sudoraciones nocturnas, pérdida de peso— pueden ser leves por meses. Por esto, muchos pacientes a veces tardan en buscar atención médica. Un enfermo tuberculoso activo sin tratamiento puede infectar de 10 a 15 personas por año.

El doctor Luis Hernández, técnico del Programa Nacional del Control de la Tuberculosis del MINSA, considera que hoy es un día para que las personas tomen conciencia sobre los síntomas y para que el personal de salud también lo tenga presente a la hora de diagnosticar.

‘Si el paciente o el profesional de la salud no piensa en la tuberculosis y se detecta tarde, más gente puede enfermarse. La detección es simple,’ dijo Hernández.

DIAGNÓSTICO Y TRATAMIENTO

Típicamente se diagnostica a través de una prueba de esputo o baciloscopía, cuando se presentan los síntomas de la tuberculosis activa.

Una vez diagnosticado el paciente, se le brinda tratamiento en dos fases.

La primera fase dura dos meses, y el paciente debe presentarse de lunes a viernes al centro de salud para recibir su tratamiento bajo supervisión médica.

Esto se conoce como TAES (Tratamiento Acortado Estrictamente Supervisado) y garantiza que el paciente se tome el medicamento de manera adecuada, para prevenir que siga contagiando a los demás.

Después de dos meses se repite la prueba de basiloscopía y si el resultado es negativo quiere decir que la bacteria es sensible a los medicamentos y se procede a la segunda fase.

En la segunda fase se utilizan dos medicamentos que se proporcionan tres veces por semana, por un promedio de 4 meses. Al finalizar este periodo se vuelve a realizar la basiloscopía y si sale negativa se considera a la persona curada.

De no recibir el tratamiento adecuado, hasta 2/3 de los enfermos tuberculosos mueren.

SITUACIÓN EN PANAMÁ

Existen más de 900 centros de salud del MINSA y la CSS a nivel nacional, que proporcionan de manera gratuita la atención, diagnóstico y tratamiento al paciente con tuberculosis.

El doctor Hernández piensa que para erradicar la tuberculosis en Panamá el gobierno debe mejorar las condiciones socioeconómicas de la población y apoyar al ministerio de salud con políticas gubernamentales e inversión monetaria. ‘La tuberculosis es de los pobres de los países pobres y de los pobres de los países ricos,’ expresó Hernández. ‘Para mí es más bien una enfermedad social con un componente infeccioso, porque si nos dedicamos solamente a invertir dinero en mejorar las condiciones socioeconómicas de las poblaciones vulnerables, quizás se podría erradicar sola,’ agregó.

En comparación con otras enfermedades, para la tuberculosis el ritmo de la investigación científica a nivel mundial ha sido muy inferior.

PACIENTES DE VIH

Hernández enfatizó la importancia de la colaboración con el programa de VIH. ‘En los últimos años nos hemos dado cuenta de que debemos trabajar cada vez más unidos. En el programa de VIH no hay cura pero los estamos protegiendo de la tuberculosis que es la principal causa de muerte de estos pacientes.’