Temas Especiales

29 de Mar de 2020

Salud

Las bondades del mango

La fruta de la temporada, no solo es deliciosa sino sumamente buena para la salud

Llegó la época del año en que el mango es el rey. La fruta se encuentra en plena temporada.

A algunos les gusta saborearlo ácido, cuando aún está verde, sazonado con sal y limón. Otros lo prefieren dulzón, con ese suave aroma floral, difícil de resistir.

Los que vivimos en el trópico a veces no apreciamos lo suertudos que somos con tener tanto mango a nuestra disposición, cuando en otros países es considerada una fruta exótica y costosa.

El mango además de delicioso, tiene un alto valor nutricional como todas las frutas, lo que indirectamente ayuda a fomentar un estilo de vida saludable, previniendo la obesidad, y los problemas del corazón, entre otras enfermedades crónicas.

La deliciosa fruta aporta azúcares naturales, vitaminas A (beta-caroteno), C, K y B-6, ácido fólico, potasio y fibra, tanto soluble como insoluble.

Pero, ¿cómo nos benefician todos estos nutrientes?

VISIÓN

Promueven la salud de nuestros ojos, gracias al beta-caroteno, que también reduce el riesgo de degeneración macular.

SALUD CARDIOVASCULAR

El potasio regula la presión sanguínea y la fibra soluble ayuda a atrapar y expulsar el exceso de colesterol de la sangre.

PREVENCIÓN DE CÁNCER

La vitamina C es un potente antioxidante que lucha contra los radicales libres, los principales causantes del cáncer.

SISTEMA INMUNE

Las propiedades de las vitaminas A y B-6 contribuyen al fortalecimiento del sistema inmune y reducen el riesgo de desarrollar infecciones.

COAGULACIÓN

La vitamina K es indispensable para la coagulación de la sangre.

SALUD DIGESTIVA

La fibra insoluble aporta volumen a las heces, y ayuda a que los alimentos pasen más rápido por el sistema digestivo, lo que previene el estreñimiento.

PREVENCIÓN DE ANEMIA

El ácido fólico estimula la producción de células rojas saludables y el consumo de vitamina C promueve la absorción de hierro a la sangre.

PIEL Y CABELLO SALUDABLES

La vitamina C promueve la cicatrización de heridas y previene la pérdida de cabello.

El mango se puede comer como refrigerio, pero para evitar la monotonía, lo puede añadir a las comidas de manera creativa.

Por ejemplo, en salsas para carnes, postres, ensaladas, o ceviches, ya que combina muy bien tanto con los sabores dulces como los salados.

Así saca mejor provecho a la sabrosa fruta de temporada y todos sus beneficios para la salud.

==========

MANGO TODOS LOS DÍAS

Añádalo en pedacitos al yogurt natural, la avena o el cereal para darle un toque dulce.

Inclúyalo en una ensalada de frutas tropicales.

Úselo para batidos.

Pártalo en cubitos o rodajas para la lonchera de los niños.

Agréguelo a su receta de guacamole o salsa favorita.

Póngalo sobre pancakes o waffles.