Temas Especiales

26 de Oct de 2020

Salud

¿Por qué tomas ese tipo de leche?

Cada día hay más variedades de leche en el mercado, no solo para complacer a los distintos paladares

No a todo el mundo le gusta el sabor de la leche de vaca, pero desde pequeños nos han inculcado que esta, junto con el agua, son las bebidas más saludables.

Y esto no está lejos de la realidad, pues la leche nos brinda aparte del calcio para los huesos, proteína, potasio y vitaminas A, D y B12.

Por otro lado, la intolerancia a la lactosa en distintos grados es una condición bastante común entre adultos.

Estas personas tienen una deficiencia de lactasa, la enzima que digiere el azúcar natural de la leche animal, por lo que al consumirla, sienten incómodos síntomas gastrointestinales.

También están los vegetarianos o veganos, que prefieren no consumir productos de origen animal, y las personas que quieren disminuir la cantidad de grasas saturadas de su dieta, ya sea por salud cardiovascular o el contenido calórico.

Así es como se han ido infiltrado las leches alternativas al mercado panameño. A su vez, esto es un reflejo del mercado de los ‘lacteos' en Estados Unidos, donde actualmente el sector de las leches a base de plantas es el de mayor crecimiento.

No significa que unas leches sean mejores que otras, simplemente cada cual tiene características específicas que podrían ser beneficiosas para distintos grupos de personas, dependiendo de sus necesidades.

LECHE DE VACA

La madre de las leches es rica en nutrientes y viene en distintas variedades, dependiendo de la cantidad de grasa que contiene.

La leche entera es la que tiene la mayor cantidad de grasa por porción. Como es de origen animal, la grasa que contiene es saturada, el tipo que los profesionales de la salud sugieren limitar cuando se tienen factores de riesgo para enfermedades cardiovasculares, como el colesterol alto.

La leche semidescremada y descremada contiene menores niveles de grasa, por lo que son más bajas en calorías por porción, mientras que los demás nutrientes permanecen igual.

Las personas que están a dieta o que quieren reducir su consumo de grasas animales pueden optar por ellas.

La leche con sabores se hace usualmente a base de leche entera y tienen azúcar añadida, lo que las convierte básicamente en un postre.

La leche deslactosada viene con distintos porcentajes de grasa y variados sabores.

Se produce a base de la leche de vaca, con la única diferencia de que le han eliminado o reducido los niveles de lactosa para que sea fácil de digerir.

LECHE DE SOYA

Contiene aproximadamente la misma cantidad de proteína que la leche de vaca, pero con menos calorías por ser más baja en azúcar y no contener grasas animales.

También es rica en hierro y magnesio, pero a la hora de comprarla se debe verificar que hayan sido enriquecidas con calcio y vitamina D .

Incluir la soya en la dieta podría contribuir a niveles más bajos de colesterol, a prevenir algunos síntomas de la menopausia y a reducir el riesgo de cáncer de mama, según el sitio WebMD .

Por su consistencia cremosa resulta ideal en batidos y para cocinar.

LECHE DE ALMENDRAS

Hecha a base de almendras molidas y agua, es posiblemente la opción de leche más baja en calorías, siempre que no contenga azúcares agregadas.

Es fácil de digerir pues no contiene lactosa y tiene un sabor ligero y agradable. Además, no contiene grasas saturadas.

La desventaja es que no es una buena fuente de proteínas ni de los demás nutrientes en la leche de vaca segun el sitio Healthline.

A la hora de comprar la leche de almendras, es importante verificar que tenga por lo menos calcio y vitamina D agregada.

Las personas con alergias a las nueces la deben evitar.

LECHE DE ARROZ

Es fácil de digerir y la menos alergénica de todas, por ser hecha a partir de arroz molido y agua.

Sin embargo, es alta en carbohidratos y baja en proteína. Por esto, no es la mejor opción para personas con diabetes según el sitio Fit Day .

Tampoco es recomendable para poblaciones que requieren de altos niveles de proteína en la dieta, pero es una buena alternativa para las personas con muchas alergias alimentarias.

Como no es una fuente natural de calcio y vitamina D, se deben buscar las variedades que han sido enriquecidas con estos nutrientes.