Temas Especiales

25 de May de 2020

Salud

Uno de cada 10 panameños tiene diabetes

La enfermedad se puede prevenir, así como sus complicaciones, a través de estilos de vida saludables y controles médicos regulares

Uno de cada 10 panameños tiene diabetes
Uno de cada 10 panameños tiene diabetes

En Panamá 1 de cada 10 personas adultas padece diabetes, según estadísticas de la Federación Internacional de Diabetes en 2015. De este número, un 40% no ha sido diagnosticada. Hoy, en el Día Mundial de la Diabetes se busca crear conciencia sobre esta enfermedad en aumento.

UN RIESGO EN AUMENTO

El tipo más común de diabetes es la tipo dos. Su prevalencia a nivel nacional y global va en aumento por causa de los estilos de vida modernos, que exacerban los factores de riesgo para desarrollar la enfermedad. Entre estos se puede nombrar la obesidad, la mala alimentación y la inactividad física. El historial familiar también representa un fuerte factor de riesgo.

CONSEJOS ALIMENTICIOS

Según la Federación Internacional de Diabetes

- Mantener un buen peso

Consumir agua, café o té sin azúcar.

- Comer al menos tres porciones de verduras o vegetales cada día, incluyendo verduras de hoja verde.

- Comer al menos tres porciones de fruta fresca cada día.

- Limitar el consumo de alcohol a un máximo de dos bebidas estándar por día.

- Elegir cortes magros de carne blanca, ave o frutos de mar en vez de carne y carne roja.

- Elegir pan integral en lugar de pan blanco, arroz integral en lugar de arroz blanco y pasta integral en lugar de pasta refinada.

- Elegir grasas no saturadas (aceite de oliva, aceite de maíz o aceite de girasol).

Muchas de las personas que padecen diabetes tipo dos pueden no descubrirlo por años, si no llevan controles médicos regulares.

Lo que sucede en el cuerpo de una persona con esta enfermedad es una de dos situaciones: el páncreas produce suficiente insulina —la hormona que transporta la glucosa (azúcar) desde la sangre al interior de las células del cuerpo donde se utiliza como energía—, pero el cuerpo no responde a ella; o bien la cantidad de insulina que se produce es insuficiente para las necesidades del cuerpo.

SÍNTOMAS Y COMPLICACIONES

En ambos casos la consecuencia es una elevación de la glucosa en la sangre, lo cual puede manifestarse a través de una serie de síntomas.

Según el doctor Gustavo Marciaga del Centro Médico Paitilla, estos incluyen: visión borrosa, sed excesiva, fatiga, sensación constante de hambre, lesiones que tardan en sanar, hormigueo en las manos o los pies, infecciones recurrentes de la piel, encías o vejiga o una necesidad frecuente de orinar.

Después de varios años, si la enfermedad no se mantiene bajo control, la diabetes puede acarrear serias consecuencias a la salud.

Por ejemplo, obstrucción de las arterias, problemas cerebrovasculares, ceguera, problemas coronarios, problemas renales, que pueden llevar a diálisis o trasplante de órganos o infecciones en los pies o piernas, que pudieran derivar en amputaciones.

PREVENCIÓN

Por su parte, el doctor Daniel Abouganem, endocrinólogo del Hospital Punta Pacífica, asegura que ‘esta enfermedad y sus complicaciones pueden evitarse manteniendo un buen peso, consumiendo alimentos saludables, haciendo ejercicio y sobre todo manteniendo niveles adecuados de glucosa.'

Dado que la enfermedad no tiene cura, además de los estilos de vida saludable, el control del azúcar se basa en medicamentos orales o inyecciones de insulina, bajo supervisión médica.

Asimismo, según el doctor Roberto Lasso de la Vega del Centro Médico Paitilla, aquellos con antecedentes familiares de la enfermedad deben realizarse los exámenes y acudir dos veces al año para chequeos médicos.