Temas Especiales

05 de Mar de 2021

Salud

Hablemos de la depresión

La Organización Mundial de la Salud dedica sus esfuerzos a crear conciencia sobre las consecuencias de la angustia y la ansiedad

Hablemos de la depresión
Hablemos de la depresión

Estar triste en circunstancias específicas constituye sentimiento asociado a la condición de todo ser humano, pero cuando esta situación se prolonga y se convierte en depresión o ansiedad, las alertas personales y de los familiares deben encenderse.

La depresión es una enfermedad ‘que se caracteriza por una tristeza persistente' y la pérdida de interés en actividades antes motivo de satisfacción. Su incidencia cada vez mayor en la sociedad motivó a la Organización Mundial de la Salud a considerarlo el tema de su campaña anual a propósito del Día Mundial de la Salud, fecha cuya celebración tuvo lugar el pasado 7 de abril.

MAMÁ, RECONOCE EL RIESGO

Las mujeres no deben sentir culpa de sufrir la depresión postparto.

La Organización Mundial de la Salud advierte: La depresión postparto puede tratarse con ayuda profesional.

Sin tratamiento, la depresión postparto puede durar meses o incluso años.

Hable de sus sentimientos con personas cercanas y pídales ayuda. Salga al aire libre cuando pueda.

Panamá se suma a esta jornada de manera activa para tender su mano a quienes necesiten orientación.

EL PAÍS EN CIFRAS

En Panamá, de acuerdo con los datos de 2015 del Ministerio de Salud (Minsa), la depresión fue la segunda causa de años de vida perdidos por discapacidad en mujeres de 15 a 49 años. El quinto para los hombres en ese mismo grupo de edad.

La depresión afecta en mayor medida a las mujeres: en 2015 se diagnosticaron 3,772 casos: 2,918 en mujeres y 854 en hombres. Es decir, de cada 10 diagnósticos, 8 fueron en mujeres, según cifras del Minsa.

En el grupo etario de 35 a 49 años se registró el mayor número de diagnósticos de depresión, 914 en mujeres y 186 en hombres. Además, se registraron 205 casos de lesiones autoinflingidas (intentos de suicidio): 123 en mujeres y 82 en hombres, recoge el Minsa.

Sin embargo, al momento de cometer el acto de suicidio, existe una mayor incidencia en hombres. Según el registro de 2015, de 100 casos, 91 fueron del sexo masculino y 19 del femenino.

Como conclusión se establece que existe un mayor registro de diagnósticos de depresión en mujeres, pero son los hombres quienes deciden, en mayor medida, quitarse la vida por este motivo.

POBLACIÓN MÁS SALUDABLE

Carmen Martínez Viciana, asesora subregional de Salud Mental de la Organización Panamericana de la Salud (OPS/OMS), en declaraciones para La Estrella de Panamá , explicó que la tendencia mundial de la depresión concuerda con las cifras de Panamá.

LAS MUJERES EN PANAMÁ PRESENTAN MAYOR TENDENCIA A LA DEPRESIÓN Y LOS HOMBRES AL SUICIDIO. DE MANERA COMPARATIVA, ¿CUÁLES SON LAS CIFRAS EN LA REGIÓN CENTROAMERICANA Y EN EL MUNDO EN GENERAL?

La tendencia mundial de la depresión concuerda con las cifras de Panamá, es decir, que la depresión en 2015 era más común en el caso de las mujeres (5.1%) respecto a los hombres (3.6%) en 2015 (global: 4.4%).

EN AMÉRICA, AL IGUAL QUE EN OTRAS PARTES DEL MUNDO, LAS TASAS DE SUICIDIO EN HOMBRES CONTINÚAN SIENDO SUPERIORES A LAS OBSERVADAS EN LAS MUJERES Y REPRESENTAN ALREDEDOR DEL 79% DE TODAS LAS DEFUNCIONES POR SUICIDIO.

Con respecto a la situación de las mujeres, observamos que la mayor incidencia de la depresión, se registra en edades comprendidas de los 35 a los 49 años.

¿EXISTEN RAZONES LABORALES, EFECTIVAS, EDUCATIVAS Y SOCIALES QUE EXPLIQUEN ESTA REALIDAD?

Las condiciones sociales y económicas como la pobreza, el desempleo y acontecimientos vitales como la muerte de un ser querido, la enfermedad o las rupturas y las adicciones pueden agravar el riesgo de depresión.

¿CUÁLES SON LAS ESTRATEGIAS DE LA OPS/OMS DE LA MANO CON EL ESTADO PANAMEÑO, PARA LOGRAR UNA POBLACIÓN CON MEJOR SALUD MENTAL?

Cinco estrategias básicas están delimitadas por la OPS/OMS:

1. Promover un mayor acceso a los servicios integrales de salud para personas con comportamientos suicidas y eliminar las barreras de atención.

2. Fortalecer el conocimiento y la capacidad resolutiva del personal de salud en el campo de la prevención y atención de las personas con conducta suicida.

3. Intervenciones dirigidas a la prevención de la conducta suicida, que han probado su eficacia: campañas de información pública para ayudar a entender que el suicidio es un problema que puede ocurrir en cualquier familia y es prevenible.

4. Asegurar la supervisión sistemática del programa nacional de prevención de la conducta suicida y su implementación a nivel local y de los servicios de salud.

5. Apoyar a las instituciones u organismos que desarrollen investigación relacionada con la conducta suicida.

COMO ESPECIALISTA, SU CONSEJO A QUIEN CONSIDERA QUE UN ESTADO DEPRESIVO SÓLO TIENE SALIDA CON UNA DECISIÓN VIOLENTA O LA NEGACIÓN ANTE EL HECHO...

La evidencia científica nos dice que el suicidio es prevenible: los esfuerzos requieren coordinación y colaboración de diversos sectores de la sociedad, incluyendo el sector salud, pero también otros. Una de las estrategias reconocidas es precisamente la evaluación y el manejo de las enfermedades mentales como la depresión. Por otra parte es fundamental trabajar a nivel general con el fin de combatir el estigma asociado a las enfermedades mentales como la depresión.

RECOMIENDA, Y HE ALLÍ EL LEMA DE LA CAMPAÑA (HABLEMOS DE LA DEPRESIÓN), CONVERSAR CON UNA PERSONA DE CONFIANZA. NO TEMA EXPONER DE MANERA ABIERTA SU SITUACIÓN Y PEDIR AYUDA PROFESIONAL.

Una palabra a tiempo puede hacer la diferencia entre la vida y la muerte. Busque ayuda. La depresión sí se cura y usted tiene derecho a la felicidad.