29 de Nov de 2021

Salud

Analizan la situación actual del alzhéimer en Panamá

Expertos se reunieron en varios conversatorios y simposios de manera virtual a fin de revisar el estatus de esta enfermedad que actualmente afecta a unos 40 mil panameños. Se prevé que si no hay un diagnóstico temprano de este padecimiento, para 2030 habrá 82 millones de afectados en el mundo

Analizan la situación actual del alzhéimer en Panamá
La demencia es un síndrome que implica el deterioro de la memoria, el intelecto, el comportamiento y la capacidad para realizar actividadesCortesía | Getty Images

Recordar todo lo vivido en la niñez, adolescencia y adultez, durante los años dorados, puede ser un reto para muchos cuando se hace presente la enfermedad de Alzheimer, el tipo más común de demencia que afecta a alrededor de 40,000 panameños, según datos de la Caja de Seguro Social (CSS) publicados en 2019 en su sitio oficial.

Para Raúl Gutiérrez, médico y jefe del Departamento de Medicina Familiar del Hospital Universitario de la ciudad de Monterrey en México, un diagnóstico a tiempo, combinado con una dieta balanceada y la práctica de ejercicios físicos y mentales son esenciales para reducir el impacto del alzhéimer, enfermedad que afecta a 50 millones de personas en todo el mundo.

El gerontólogo que participó en la conferencia 'El alzhéimer: causas, tratamiento y prevención', organizada por el Ministerio de Desarrollo Social (Mides) con el respaldo de la Asociación de Apoyo a los familiares de pacientes con alzhéimer y otras enfermedades demenciales (Afapadea), indicó que para el 2030 se prevé que el número total de personas con demencia alcance los 82 millones, una cifra que se incrementará a 150 millones para el año 2050.

Otro dato que a juicio de Gutiérrez causa alarma es que el 75% de las personas con demencia en todo el mundo no están diagnosticadas, lo que equivale a 41 millones de personas que no están recibiendo tratamiento. “La reserva cognitiva contribuye a retrasar el posible deterioro cognitivo, promoviendo una red neuronal más resistente. En ese sentido, es primordial la lectura como una actividad que estimula la concentración, ejercita la memoria y alimenta la imaginación”, dijo.

Analizan la situación actual del alzhéimer en Panamá
El doctor alemán Alois Alzheimer hizo el primer descubrimiento de demencia en 1906.Cortesía

Tipos de demencia

Las formas de demencia son diversas.

La enfermedad de Alzheimer es la forma más común de demencia, se calcula que representa entre un 60% y un 70% de los casos. Otras formas frecuentes son la demencia vascular, la demencia por cuerpos de Lewy, la demencia por la enfermedad de Huntington, la demencia por la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob, la demencia por enfermedad de Pick y la demencia por la enfermedad de Parkinson, temas que también fueron tratados en el 'Quinto simposio sobre neurociencias', realizado la semana pasada por Mayo Clinic y Médica Sur México.

De acuerdo con los expertos, el alzhéimer es una enfermedad cerebral progresiva, caracterizada por una disminución de la memoria, afectación del lenguaje y otras habilidades de pensamiento, así como cambios en el estado de ánimo y el comportamiento.

Analizan la situación actual del alzhéimer en Panamá
Las causas que originan la enfermedad de Alzheimer no han sido definidas completamente por la comunidad médica.Cortesía

“Su avance puede ser gradual o rápido, pero los pacientes, inevitablemente, pierden la memoria, la capacidad de pensar, planificar y reconocer incluso a los más cercanos a ellos. En la mayoría de los casos aparece en edades de más de 65 años; sin embargo, puede presentarse de los 30 a los 64 años (5% de los casos)”, explicaron durante el simposio.

Espacios de capacitación

Irasema Rosas, coordinadora nacional de Adulto Mayor del Mides, explicó que es necesario que el personal que trabaja en las casas hogar esté actualizado en las últimas herramientas y metodología de atención.

Aseguró también que las personas con demencia o alzhéimer pueden tratar su enfermedad y mantener una mejor calidad de vida, siempre y cuando busquen la orientación adecuada.

Analizan la situación actual del alzhéimer en Panamá
En Panamá existe una asociación para los familiares y pacientes con estas enfermedades.Cortesía

Ingrid Wellington, presidenta de la Afapadea y representante local del Movimiento Demencia Friends Panamá con sede en el Reino Unido, aseguró que las personas que padecen esta enfermedad deben ser tratadas con amor y mucha comprensión. De allí la necesidad de entender el efecto que tiene la demencia en el comportamiento de una persona.

“La reserva cognitiva contribuye a retrasar el posible deterioro cognitivo, promoviendo una red neuronal más resistente. En ese sentido, es primordial la lectura como una actividad que estimula la concentración, ejercita la memoria y alimenta la imaginación”. RAÚL GUTIÉRREZ, MÉDICO MEXICANO

“Estamos solamente considerando que la pérdida de memoria es el factor principal cuando realmente no es así. Han transcurrido más de 10 décadas desde que el Dr. Alois Alzheimer hizo el primer descubrimiento de demencia y no deseamos que pase una década más y las personas sigan pensando que solo es la pérdida de memoria”, destacó Wellington.

La conferencia permitió conocer tratamientos y medidas preventivas, así como el cuidado que se le debe brindar a un paciente que padece algún tipo de enfermedad degenerativa.

Las terapias de la esperanza

Analizan la situación actual del alzhéimer en Panamá
Analizan la situación actual del alzhéimer en Panamá

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), los cambios biológicos asociados a esta enfermedad ocurren hasta 20 años antes del inicio de los síntomas típicos iniciales, por lo que los pacientes pueden pasar mucho tiempo entre citas y pruebas médicas antes de contar con un diagnóstico certero.

Sin embargo, la ciencia y la tecnología evolucionan para comprender los síntomas, la afectación del cerebro, el diagnóstico temprano y el tratamiento oportuno del alzhéimer, a través de los biomarcadores.

Arnoldo Soto, gerente médico de Neurociencias para Roche Centroamérica y Caribe, detalló mediante un comunicado que un biomarcador es una sustancia que se puede medir o un evento físico que se correlaciona con la salud, la enfermedad o el tratamiento farmacológico. “En el caso del alzhéimer, actualmente se conoce que dos proteínas que se desarrollan en el cerebro, los 'beta-amiloides' y los 'ovillos de tau' son los principales biomarcadores que respaldan el diagnóstico y evolución de la enfermedad.

En un cerebro sano, los beta-amiloides se descomponen y eliminan; en una persona con alzhéimer, se agrupan y forman placas duras e insolubles, detalló Soto. Mientras, los ovillos de tau transportan nutrientes y otras sustancias importantes de una célula nerviosa a otra, con el alzhéimer, la proteína es anormal e inestable. En ambos casos, gradualmente matan a las células cerebrales, dijo.

En este sentido, la existencia de placas de proteína beta-amiloide u ovillos tau puede proporcionar a los médicos información fundamental para ayudarlos a realizar un diagnóstico más rápido y preciso. Su exploración se realiza a través de pruebas de líquido cefalorraquídeo (LCR) o escaneo cerebral, las cuales permiten identificar si existe acumulación de las proteínas y tomar las decisiones de seguimiento y tratamiento.

Según Soto, actualmente se están investigando otros biomarcadores, incluidos los de origen sanguíneo, que permitirían a los médicos, del entorno de atención primaria, determinar si el alzhéimer podría ser la causa de los síntomas que presenta el paciente y transferirlo a atención especializada para realizar más pruebas con el fin de confirmar un diagnóstico.

“Una de las prioridades para los científicos es desarrollar análisis de sangre más rápidos, menos invasivos y ampliamente accesibles para medir estos biomarcadores y respaldar la detección del alzhéimer antes de que aparezcan los síntomas”, subrayó.

El inicio precoz (30-65 años) también se conoce como 'EA familiar' y está relacionado con mutaciones genéticas en los cromosomas 21, 14 y 1, mencionó Soto. “La aparición tardía se presenta en personas mayores de 65 años y, en edad avanzada, se relaciona con la mutación del cromosoma 19 y antecedentes familiares. Un 70% de todos los riesgos se relaciona con la genética, pero también influyen factores de salud y estilo de vida”, acotó.

Desorientación espacial, dificultad para seguir una conversación, desagrado por las actividades sociales, problemas para escribir, cambios de personalidad, alteración del ciclo del sueño, memoria a corto plazo, son algunos de los síntomas iniciales. Actualmente, el diagnóstico se basa en gran medida en los síntomas clínicos, sumando las pruebas cognitivas, pero solo en el 70%-80% de los casos es correcto, puntualizó Soto.

El día mundial del Alzheimer, que se conmemora cada 21 de septiembre se instaura para concienciar a las personas sobre la complejidad de esta enfermedad, tanto para las personas que la padecen como para sus familiares, a la vez que se busca lograr que exista más información al respecto.