12 de Ago de 2022

Tecnología

¿La vacuna para curar el SIDA está en camino?

NUEVA YORK. Un equipo de investigadores de la Iniciativa Internacional por una Vacuna contra el SIDA (IAVI, por sus siglas en inglés), T...

NUEVA YORK. Un equipo de investigadores de la Iniciativa Internacional por una Vacuna contra el SIDA (IAVI, por sus siglas en inglés), The Scripps Research Institute, la empresa biotecnológica Theraclone Sciences y Monogram Biosciences Inc., una empresa de LabCorp, dieron a conocer en el último número de la revista Nature que lograron aislar 17 nuevos anticuerpos capaces de neutralizar un amplio espectro de variantes del VIH, el virus causante del SIDA.

Los nuevos anticuerpos, grandes moléculas de proteínas que recubren al patógeno y lo señalan para su destrucción, fueron aislados a partir de muestras de suero hemático recogidas durante una búsqueda mundial de anticuerpos neutralizantes de amplio espectro (bNAb por sus siglas en inglés) puesta en marcha por la IAVI.

Este descubrimiento debería ofrecerles a los investigadores nuevos objetivos para diseñar candidatos a la vacuna para proteger a las personas del contagio del VIH. Algunos de los bNAb impidieron la infección de VIH en las células con una potencia de 10 a 100 veces superior a la de los bNAb descubiertos anteriormente.

‘La eficacia de la mayoría de las vacunas antivirales depende de la estimulación de la respuesta del anticuerpo’, explicó Dennis Burton, profesor de inmunología y ciencia microbiana y director de Centro de Anticuerpos Neutralizantes de la IAVI en el instituto The Scripps Research Institute en La Jolla, California.

TESOROS DE INVESTIGACIÓN

El profesor Burton, uno de los autores ejecutivos del estudio, también es miembro del instituto Ragon Institute, en Cambridge, Massachusetts. ‘Dada la enorme variabilidad del VIH, lo más lógico es que una vacuna eficaz contra este virus deba generar anticuerpos neutralizantes de amplio espectro. Por eso creemos que estos nuevos anticuerpos serán muy valiosos en el campo de la investigación para una vacuna contra el SIDA’.

Solamente una minoría de personas que resultan VIH positivo comienzan a producir bNAb luego de varios años de infección. Los estudios realizados en animales sugieren que dichos anticuerpos podrían bloquear la infección del VIH si fueran estimulados por una vacuna preventiva.

Los investigadores están muy interesados en los bNAb debido a que su análisis estructural y bioquímico puede revelar el camino para desarrollar una vacuna preventiva. Concretamente, los científicos consideran que se puede usar la información sobre cómo los bNAb recubren el VIH para construir inmunógenos (los ingredientes activos de las vacunas) que producen anticuerpos similares.

La potencia de los bNAb es de suma importancia dado que un anticuerpo de gran potencia tiene la capacidad de conferir este tipo de protección a niveles relativamente bajos. ‘Es posible que resolver el problema de los anticuerpos neutralizantes sea el desafío más importante que enfrente este campo en la actualidad’, señaló el director científico de IAVI, Wayne Koff. ‘IAVI llegó a la conclusión, hace muchos años, de que revelar la información que almacenan los bNAb iba a ser fundamental para cumplir nuestra misión: garantizar el diseño y desarrollo de vacunas de amplio espectro contra el SIDA.

Por este motivo hemos respaldado la tarea de varios laboratorios en todo el mundo que están diseñando nuevos candidatos a la vacuna a partir del descubrimiento de nuevos datos sobre los anticuerpos.