Temas Especiales

03 de Dec de 2020

Tecnología

Apple admite abusos de trabajadores por parte de algunos de sus proveedores

La empresa estadounidense Apple admitió el viernes que algunos de sus proveedores obligaron a sus trabajadores a trabajar horas extras y...

La empresa estadounidense Apple admitió el viernes que algunos de sus proveedores obligaron a sus trabajadores a trabajar horas extras y les pagaron bajos salarios y abrió las puertas de sus fábricas a inspecciones tras una ola de suicidios en una planta china.

Después de fuertes críticas por no vigilar las condiciones laborales de los trabajadores que producen sus populares tabletas iPad, sus teléfonos iPhone y otros productos, Apple divulgó su lista de proveedores y dijo que aceptará que un grupo independiente de defensa de los derechos laborales los inspeccione.

En tanto, una auditoría interna anual de Apple mostró que sólo 38% de los proveedores de la empresa cumple la norma de Apple de una semana laboral de 60 horas como máximo, con un mínimo de un día libre por semana.

Una tercera parte de sus proveedores fue negligente en el manejo de sustancias peligrosas y la misma proporción no cumplió las prácticas estándares para la prevención de lesiones.

La compañía dijo que creía haber eliminado el trabajo infantil entre sus proveedores de montaje final.

"Vamos a continuar con nuestras auditorías regulares e incluso profundizaremos en nuestra cadena de suministro para asegurarnos que ningún proveedor de Apple emplea trabajadores menores de edad", indicó el informe.

Apple dijo también que el año pasado obligó a sus proveedores a reembolsar a los trabajadores unos 3,3 millones de dólares por pago de comisiones excesivas para obtener trabajo en sus plantas.

La compañía dijo que había ordenado un total de 6,7 millones de dólares en reembolsos de este tipo desde 2008."Por lo que sabemos, Apple es la única compañía en la industria electrónica que ordena el reembolso de los honorarios de contratación excesivos", señaló.

El gigante informático recibió fuertes críticas por las condiciones laborales de algunos de sus proveedores, especialmente después de una ola de suicidios en una fábrica china que produce el iPhone, propiedad del grupo de Taiwán Foxconn.

El fallecido cofundador de Apple Steve Jobs se vio forzado a negar que la empresa apoyara "talleres clandestinos" abusivos con los empleados.

El nuevo Informe de Responsabilidad de los Proveedores de Apple incluyó 229 auditorías en toda su cadena de suministro el año pasado, 80% más que en 2010, año en que se intensificaron las críticas de los grupos de defensa de los derechos laborales, dijo la empresa.