Temas Especiales

28 de Jan de 2021

Tecnología

Acepto los terminos y uso de privacidad

Hacer ‘click’ al acepto antes de descargar alguna aplicación, podría dar pie a que suinformación personal se vuelva pública.

Acepto los terminos y uso de privacidad
El iPhone con la geolocalización recolecta datos personales.

¿Leyó usted los términos y condiciones de uso y privacidad? Seguro que no.

Nadie, o casi nadie, lee los términos y condiciones de uso y la política de privacidad antes de instalar una aplicación en su teléfono inteligente, pero todos, o casi todos, hacen clic en ‘Acepto’: expertos tienen ideas para poner fin a esta hipocresía.

Al abrir una cuenta de Gmail, el usuario aprueba 16 páginas de términos y condiciones de uso y de privacidad, que le llevarían más de 20 minutos de lectura. En un iPhone, toma cerca de 20 pantallas leer los términos de eBay.

Una vez aceptado a ciegas, este tipo de contratos cae en el olvido, aunque rige la recopilación, el uso y la divulgación de datos personales de los usuarios de forma permanente.

¿Quién sabe que el juego Angry Bird o la aplicación que convierte al iPhone en una linterna recopila datos de localización (para fines publicitarios)?

Para demostrar la ineficacia del sistema actual, la empresa PC Pitstop escribió en 2005 en sus términos y condiciones de uso que daría mil dólares al primero que los leyera. ¿El resultado? Pasaron cuatro meses antes de que un usuario se diera cuenta de ello (y la compañía asegura que recibió su premio).

De hecho estas reglas, escritas por abogados, sirven más para proteger a las empresas que a los usuarios, que entregan sus almas con los ojos casi cerrados. ‘A veces el consumidor ha bebido una copa o tiene un bebé en sus brazos’, explica a la AFP Jules Polonetsky, director del centro de análisis Future of Privacy Forum, con sede en Washington.

El problema, opina, es una cuestión de diseño, de concepción de aplicaciones. Los largos contratos podrían ser en parte reemplazados por notificaciones cortas y puntuales en los momentos en que los datos personales son recolectados por la aplicación, como lo hace en la actualidad el iPhone con la geolocalización. Además, todos los datos personales no son iguales: algunos son muy delicados y ameritan que el usuario dé su consentimiento expreso (fotos, contactos, informaciones bancarias...), pero otros no deberían necesariamente ser objeto de la misma atención.

La meta: pocas advertencias que den lugar a una decisión verdaderamente informada. - Luchar contra el mecánico ‘Acepto’ - ‘Debemos determinar, de manera muy cuidadosa, las situaciones en las que hay que interrumpirnos, y aquellas en las que sólo se trata de ser informados, con un símbolo, una señal, una luz intermitente o una vibración", sugiere Jules Polonetsky. Los gigantes de Internet son conscientes de que nadie lee sus políticas de privacidad, y que esto perjudica la relación de confianza con sus usuarios.

Todavía no se ha podido llegar a un acuerdo para que el "Acepto" mecánico de los dueños de teléfonos inteligentes probablemente perdurará todavía por largos años.