Temas Especiales

03 de Jun de 2020

Tecnología

El resumen de dos páginas, la historia se repite

La primera es sencilla: simplemente la persona no entendió y no se atrevió a preguntar durante la ponencia para no hacer el ridículo.

El resumen de dos páginas, la historia se repite
En ocasiones los inversionistas prefieren un resumen de una propuesta en vez de una presentación de varios minutos.

Una de las labores más ingratas es presentar un proyecto nuevo a un inversionista. No hay nada peor que explicarle a alguien una nueva tecnología, producto o proceso a alguien durante 40 minutos para que después esta persona se levente y pregunte: ‘¿Me puede hacer un resumen de dos páginas?'.

Durante años he recibido este requerimiento y siempre me ha dejado perplejo: ¿cómo resumir en un par de páginas un concepto complejo, que tiene ramificaciones importantes y cuya exposición tomó una exposición de 40 minutos?

Luego de estudiar un poco cada caso, y después de muchos años, creo tener en mi poder algunas teorías que permitan esclarecer a qué las personas se refieren cuando solicitan ese par de páginas.

La primera es sencilla: simplemente la persona no entendió y no se atrevió a preguntar durante la ponencia para no hacer el ridículo. En vez de eso prefiere esperar al final para ver si a través de un resumen se logra conjurar finalmente el entendimiento, como si de un truco de magia se tratara. Estas personas deberían estar conscientes de que una de las más grandes señales de inteligencia radica en la de atreverse a decir ‘no sé', ya que casi siempre constituye el primer paso para aprender algo nuevo.

La segunda teoría guarda relación con la siguiente línea de pensamiento: pensar que lo que se expuso es tan complejo que no cuenta con valor alguno. No subestime algo sólo porque usted no lo entiende del todo o porque no le ve la utilidad. La mayoría de los millonarios jóvenes de hoy hicieron su dinero con ideas que le parecieron ridículas a algunos gerentes y financistas.

La tercera es una sensación de ‘amenaza' que les genera el tipo que vino con la idea nueva. La innovación casi siempre genera cambios y muchas personas les tienen aversión, ya la gente quiere que las cosas se queden tal como están.