Temas Especiales

29 de Oct de 2020

Tecnología

'Centennials', una generación que transforma la relación cliente 'versus' banca

Los servicios financieros están al alcance de todo el mundo, pero cada generación tiene sus propias particularidades en cuanto a la forma como los usa, se comunica y el tipo de respuestas que espera recibir por parte de los bancos.

Los servicios financieros están al alcance de todo el mundo, pero cada generación tiene sus propias particularidades en cuanto a la forma como los usa, se comunica y el tipo de respuestas que espera recibir por parte de los bancos. Latinia, como compañía experta en la fabricación de software de procesamiento de eventos para la banca, analiza los retos y las oportunidades que tienen las instituciones financieras para atender a estos nuevos perfiles, y resalta la necesidad de apoyarse en el uso de la tecnología para fortalecer la calidad de sus servicios y el alcance de sus productos.

“La banca sigue pensando en los millennials cuando hoy ya hay que ocuparse de los centennials (jóvenes nacidos a partir de 1997), la 'generación Z', que es la que empieza a manejar dinero, y alinear los servicios a esta necesidad. Como apuntaba una cita publicada en The Economist “si acabas de cumplir 18 años, significa que eres más joven que empresas como Amazon y Google; cuando cumpliste tres años apenas iniciaba Facebook; con cuatro, lo hacía Youtube; con cinco, Spotify; con seis llegaba el IPhone, y con ocho Whatsapp”.

“Es decir, hablamos de alguien que no ha conocido otra realidad que la digital. Simplemente es su mundo y empieza a manejar dinero. ¿Quién piensa en ellos? Sus pares, los mismos que pican código con su edad y piensan en el futuro de los servicios financieros montando sus propios startups con este público –y sus necesidades– en mente”, explica Oriol Ros, director de desarrollo corporativo de Latinia.

Los centennials representan el 35% de la población mundial y se calcula que para este año superen los 2,560 millones de personas. Según un estudio publicado por Ameritrade, el poder adquisitivo de esta generación sobrepasó los $200,000 millones para 2019. Su característica principal es que viven con un smartphone en la mano y por lo tanto este es precisamente el medio a través del cual se relacionan con los bancos.

Su comportamiento está marcado porque entran en contacto con los nuevos productos a través de las redes sociales, crecieron rodeados de la tecnología y prefieren interactuar por este medio, buscando generar experiencias digitales personalizadas y seguras. Eligen comunicarse por mensajes y emoticones.

“Más allá de los servicios que prestan las instituciones financieras, hay algo radicalmente distinto para la generación de los centennials: que su proveedor de servicios financieros, que puede no ser un banco, sea ético y sensible a iniciativas medioambientales, a la igualdad de género o promueva la discriminación positiva de las minorías. En esto, un banquero no ha tenido que pensar en los últimos 50 años, hoy sí”, analiza el vocero de Latinia.