07 de Dic de 2022

Tecnología

Un universo por descubrir: ¿qué tecnologías nos llevarán a nuevos mundos?

Estados Unidos y China pretenden liderar los nuevos descubrimientos espaciales con la implementación de sus tecnologías

Un universo por descubrir: ¿qué tecnologías nos llevarán a nuevos mundos?
El planeta Tierra es tan solo una pequeña parte del gran y extenso universo.Pixabay

El universo es aún un misterio por explorar con toda la materia y energía que le componen. Y en la medida en que transcurren los años, gracias a las nuevas tecnologías y el deseo del hombre de ganar la 'carrera espacial', se han desarrollado herramientas e investigaciones para descifrar en qué otro planeta podría haber vida.

Recientemente se dio un descubrimiento que dejó en evidencia que el uso de la tecnología asociada a los temas aeroespaciales está dando sus frutos.

Según reseñó la revista Muy Interesante, se trata de un exoplaneta más grande que la Tierra y “que podría estar cubierto enteramente de agua líquida, uno de los conocidos como planetas océano. Este exoplaneta ha sido descubierto orbitando alrededor de una de las estrellas de un sistema binario situado a unos 100 años luz de la Tierra y se cree que podría tener muchas similitudes con algunas lunas del sistema solar, como Ganímedes (Júpiter) o Encélado (Saturno), que también estaría cubiertas enteramente por una capa de agua, congelada en su caso”.

El exoplaneta ha sido descubierto por un equipo internacional de investigadores de la Université du Montréal, en Canadá, liderado por Charles Cadieux.

“El planeta, que tiene un radio un 70 % superior al terrestre y una masa casi 5 veces mayor, sería lo que se conoce como una supertierra, un tipo de planeta rocoso con tamaño mayor al de nuestro planeta pero características similares. Esta supertierra orbita alrededor de TOI-1452, una estrella que forma parte de un sistema binario. Ambas estrellas tienen tamaños similares, con un radio una cuarta parte el del Sol y se orbitan bastante cerca, a unas 100 unidades astronómicas de distancia. Esto serían 100 veces la distancia que separa la Tierra del Sol (esa es la definición de unidad astronómica de hecho) o unas dos veces y media la distancia entre Plutón y nuestra estrella”, reza la nota de Muy Interesante.

Aunque TOI-1452b orbita a su estrella a solo un 6 % de la distancia que separa la Tierra del Sol, el menor tamaño de su estrella ocasiona que la temperatura sobre la superficie del planeta sea similar a la del nuestro, permitiendo la presencia de agua líquida.

China y la carrera espacial

Potencias como China y Estados Unidos se mantienen en la lucha dentro de la denominada 'carrera espacial'. Pero para llegar a la meta es necesario, con el pasar de los tiempos, crear nuevas herramientas tecnológicas.

Actualmente el país asiático pretende desarrollar cohetes reutilizables como los que se emplean en la compañía SpaceX, del magnate estadounidense Elon Musk.

Con el objetivo de incrementar el número de lanzamientos y reducir el coste de su programa espacial, estas nuevas aeronaves espaciales serán construidas para utilizar metano y oxígeno como combustible.

Todo esto con el fin de ganarle la partida a la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA) de colocar una base en el polo sur en el año 2027, lo cual estaba programado para el 2035. Una copia que en definitiva no le sentará nada bien a los estadounidenses.

No solo pretenden imitar a Estados Unidos, sino que también buscan dejarlo atrás, en esta misión de llegar al espacio.

Según información reseñada por el diario digital El Confidencial, China desarrolló un nuevo motor espacial que supera la potencia del motor del cohete criogénico de combustible líquido RL-10B2, el cual también fue desarrollado por los Estados Unidos.

Este motor será utilizado en su cohete Larga Marcha 9, una nave pesada con la que planean ir a la luna y establecer una base permanente en el cuerpo celeste.

Esto llega en un mal momento para el país norteamericano ya que su la misión Artemis está suspendida.

Por su parte, el nuevo motor chino, igual que el de los estadounidenses, utiliza hidrógeno y oxígeno, sin embargo la diferencia está en que el primero es más grande, moderno y capaz de soportar hasta 25 toneladas fuerza por las 11 toneladas fuerza que puede soportar el diseño americano.

El turno de Estados Unidos

No solo China ha hecho avances para descubrir nuevos mundos o alcanzar los objetivos espaciales. Estados Unidos ha hecho una gran labor igualmente y prueba de ello será la adaptación de sus trajes espaciales para llevar a la primera mujer a la luna.

La NASA explicó que este traje estará equipado con características tecnológicas para ayudar a proteger a los astronautas en cualquier situación. Estos trajes serán elaborados con una tecnología de impresión 3D para hacerlos personalizados para cada astronauta.

En una entrevista con la agencia de noticias argentina, Télam, el astronauta Pablo León relató que “los primeros programas de astronautas de los años '60 eran exclusivamente hombres, ahora va a ser una mujer la primera en volver a pisar la luna después de 50 años y acompañada por una persona de color”.

Estos nuevos trajes han sido apodados como 'Orion Crew Survival System' (OCSS, por sus siglas en inglés) y serán de un característico color naranja.

“La NASA desde el principio había desarrollado trajes de tamaños estándares y se había basado en las tablas de la Fuerza Aérea, que además estaban hechos para cuerpos de hombres de determinados tamaños”. Ahora, al haber un cuerpo de astronautas mucho más diverso, “necesitas trabajar de una forma diferente en la estandarización de los trajes, hacerlos mucho más a medida de lo que eran antes”, relató León.