26 de Oct de 2021

Deportes

Ahora el turno es para Sánchez

PANAMÁ. Addir Sánchez es un joven peleador de veinte años que debe estar acostumbrado ya a retos complicados en su joven carrera que se ...

PANAMÁ. Addir Sánchez es un joven peleador de veinte años que debe estar acostumbrado ya a retos complicados en su joven carrera que se inició en el año 2009.

Conocido en el mundo del boxeo como ‘The Vipper’, Addir reside en el sector este de la ciudad capital y es entrenado por Lourdes Perea. Cuando solo tenía dos peleas realizadas le tocó enfrentarse al experimentado colombiano Pascual Salgado y aunque pensaban que sería una presa fácil salió con la diestra en alto en una sufrida decisión mayoritaria.

Después, en su quinta pelea, sin ser un peso wélter, le toca encarar al fuerte pegador Edwin Gamboa. Pocos le daban opciones, pero una vez más Addir Sánchez sorprendió ofreciendo una gran pelea, aunque lamentablemente perdió en un veredicto impopular. No fueron pocos los que consideraron que merecía la victoria.

A inicios de este año, es programado para enfrentar a un rival de veinte combates, el veragüense Augusto Pinilla, campeón nacional del peso ligero. Nuevamente las apuestas estaban en su contra, pero una vez más Sánchez saca la casta y noquea, para sorpresa de muchos, a Pinilla en solo dos asaltos. Aunque en el pleito no estaba en disputa la corona nacional, por reglamentación se le adjudicó la corona, pues el choque se cumplió dentro del límite de las 135 libras y desembocó en un triunfo por nocaut.

Ahora, con registro de 7-1, 5 KOs, no tiene tiempo de comer ‘bultos’ y ha sido programado para disputar el campeonato Fedecentro de los ligeros ante el temible invicto venezolano Ismael Barroso (6-0-2, 6 KOs), el mismo que viene de noquear en un asalto al colonense Rossano ‘Bulldog’ Lawrence.

El promotor Diego Victoria ha confirmado la realización de este combate para el miércoles 1 de junio en su habitual escenario del Hotel Veneto en esta ciudad.

Será un choque complicado para ambos y lo más seguro es que Addir Sánchez una vez más subirá abajo en las apuestas. Será su oportunidad para demostrar de qué material está hecho, enfrentando al que puede ser considerado el más difícil rival de su carrera.

Ahora es su turno. De su capacidad y técnica dependerá si sube la loma.