12 de Ago de 2022

Deportes

Saladino no pudo con sus cuatro faltas

COCTEL DEPORTIVO. Los panameños le debemos una gratitud permanente a Irving Saladino, por esa gran satisfacción, ese momento de júbilo ...

COCTEL DEPORTIVO

Los panameños le debemos una gratitud permanente a Irving Saladino, por esa gran satisfacción, ese momento de júbilo que seguro paralizó a todo el país el 18 de agosto 2008, cuando en el Nido de Pájaros, escenario de las competencias de atletismo de los XXIX Juegos Olímpicos de Verano, en Beijing, en su cuarto salto de 8.34 metros, superior al de 8.24 metros Godfrey Mokoena de Sudáfrica, ganó la medalla de oro en el salto de longitud. Estando presente en Beijing, fue emocionante ver que el diario oficial de los Juegos, ‘China Daily’, le dedicó su portada del 19 de agosto 2008, con título: ‘Gran Canal. Panamá ganó su 1ª de oro en olimpiada, gracias al ‘CM’ de salto largo’.

Nunca se dio una explicación potable del por qué de repente, pese a que solicitó más apoyo económico para ello, Saladino decidió no entrenar más en Brasil, con el técnico que lo llevó de un salto de 7.42 metros en los JO de Atenas 2004, primero a la medalla dorada en los XV JP, Río 2007, seguido del ‘CM’ el mismo año; su mejor salto de 8.73 metros el 24 de mayo 2008 en Hengelo, y por último, la medalla de oro en los JO de Beijing. En el 2009, con la ayuda del viento, saltó 8.63 metros, el 7 de junio en Eugene, USA. En el 2010, su mejor salto fue de 8.30, metros, y ahora en el 2011, 8.40 metros, en París, el 8 de julio . Lo que sí aumentó fue su inconsistencia, por falta de concentración, y quizás motivación, que representan dos ingredientes fundamentales en el salto de longitud.

La actuación de Saladino el 5 de agosto en Londres, donde no solo saltó 8.14 metros, sino cometió 4 faltas de sus 6 saltos, está aunque duele decirlo, dando una clarinada de que algo anda mal con el aún campeón olímpico. Es por ello, que voy a repetir parte de las palabras del presidente del COI, Jacques Rogge, a los atletas en los Primeros Juegos Olímpicos Juveniles del 2010 en Singapur. Dijo: ‘Para ser un campeón, usted tiene que inspirar admiración por su carácter, así por su talento físico’. Es importante señalar que Saladino nació el 23 de enero 1983, por lo que ya cumplió los 28 años de edad., y creo que debe escuchar la parte de este mensaje a los atletas que dice. ‘Queremos proveer a los atletas con los equipos para ser dueños de sus futuros. Si deciden continuar el deporte como una carrera, algunos quizás se convierten en futuros olimpistas, y deben estar plenamente enterados de que no es una OCUPACIÓN VITALICIA. Hasta los grandes atletas típicamente terminan sus carreras deportivas cuando entran en la fase de los 30 años’. Tomen nota que a Irving Saladino le falta menos de 2 años para los 30 años.

Parte del Punto 7º de las Recomendaciones a los Atletas en el XIII Congreso Olímpico, Copenhague 2009, dice. ‘Todos los componentes del Movimiento Olímpico deben endosar la importancia de combinar la educación con el deporte. Se debe dar prioridad al desarrollo de programas dirigidos a construir la destreza vitalicia de los atletas.’ A la edad de 28 años y meses, tanto los parientes, técnicos y las personas del entorno de Saladino, lo deben aconsejar a continuar sus estudios para lograr una carrera profesional, para su futuro, y no depender en forma vitalicia, como varios atletas, de una subvención económica del Gobierno. El mensaje del presidente del COI, de que el deporte no es una carrera vitalicia, debe ser transmitido a Irving Saladino para que empiece a reflexionar de que la gloria no es eterna, y es hora de recurrir a la educación para sellar su futuro. Esto debe ser extensivo a Alonso Edward, que al parecer ya no está estudiando. Tomen nota de este consejo sano y sincero. Así es.