10 de Dic de 2022

Deportes

Una joya hípica muy codiciada

PANAMÁ. La competencia equina llega a su punto máximo, cuando los mejores ejemplares de una generación se miden para ver cuál es el mejor.

PANAMÁ. La competencia equina llega a su punto máximo, cuando los mejores ejemplares de una generación se miden para ver cuál es el mejor.

El torneo nacional consta de tres eventos, que se celebrarán entre septiembre y noviembre.

Es la Triple Corona, y aquel ejemplar que logre ganar las tres carreras, inmortalizará su nombre y será llamado en adelante ‘Triplecoronado’.

ALGO DE HISTORIA

A diferencia de la hípica de Estados Unidos, cuyas carreras válidas para la Triple Corona son de centenaria data, en Panamá se comenzó a celebrar la trilogía en 1964.

Los clásicos Eric y Arturo Delvalle, Sociedad de Criadores (Comparación) e Independencia de Panamá o Derby Nacional fueron ganados ese año por el tordillo Pindín, nacido y criado en el Haras Carinthia.

Desde entonces, y con algunos cambios de nombre, los tres eventos rubrican lo mejor de la cría del purasangre panameño, elevándolo a su máximo nivel.

LA CLASIFICACIÓN

Cada uno de los tres eventos que definen la representación panameña al Derby del Caribe tiene un recorrido de mil 800 metros.

El de este domingo honra a la familia Delvalle y da principio al proceso selectivo.

Habrá nueve rivales en la competencia. Y solo uno, el que cruce la meta en primer lugar, tenga la oportunidad de ganar la Triple Corona Nacional.

Le correspondió a Voy Porque Voy, propiedad de Isaac Tawachi, hacerse con la última de las trilogías celebradas. Eso fue apenas el año pasado.

Ganar la Triple Corona es el máximo logro para una generación de ejemplares.

Este año, nueve caballos darán principio al trascendental recorrido pistero, con la ilusión para sus respectivas esquinas de conseguir la victoria y los primeros puntos en ruta al Clásico del Caribe.

Y lo más importante: la inigualable oportunidad de ganar la Triple Corona.