Temas Especiales

25 de Jan de 2021

Deportes

Final de Copa del Rey se jugará el 25 de mayo en Vicente Calderón de Madrid

La final de la Copa del Rey de fútbol entre el Barcelona y el Athletic de Bilbao se disputará el 25 de mayo en el estadio Vicente Calde...

La final de la Copa del Rey de fútbol entre el Barcelona y el Athletic de Bilbao se disputará el 25 de mayo en el estadio Vicente Calderón de Madrid, tras una votación en la que superó a La Cartuja, de Sevilla, anunció este martes la federación española en su sitio Internet.

La federación adoptó esta decisión en una reunión de su junta directiva, después de que el Real Madrid no quisiera ceder su estadio, el Santiago Bernabéu.

El organismo informó en su web que acordó "elegir el Estadio Vicente Calderón de Madrid, en partido que se disputará el día 25 de mayo de 2012.

La votación final ha sido de 22 votos a favor del Vicente Calderón, por 14 a favor del Estadio de La Cartuja, de un total de 40 votantes".

En principio, el partido estaba fijada para el 20 de mayo, pero la posibilidad de que el Barcelona alcance la final de la 'Champions', que se disputa el 19, ha provocado que se retrase hasta el 25.

Ambos equipos preferían el Santiago Bernabéu al tener mayor capacidad que el Calderón, pero el Real Madrid adujo la realización de trabajos en esa época en el recinto para no cederlo.

Tras la negativa del equipo blanco, el Barcelona defendió que la final se jugara el 20 de mayo en el Calderón, frente a la tesis del Athletic, que optaba por La Cartuja el 25, por lo que se impuso la iniciativa del conjunto catalán.

El Barcelona no acudió al acto tras decidir boicotear "en señal de protesta" la reunión, según anunció el portavoz del club, Toni Freixa.

"Adoptamos el acuerdo de no ir a la reunión de la RFEF como signo de desencanto. No se ha hecho valer la fuerza de nuestros argumentos objetivos y lo dejamos todo en manos de la RFEF", declaró Freixa.

Este "desencanto" tiene que ver con la reciente denuncia presentada por el Comité Técnico de Árbitros contra el defensa Gerard Piqué, después de que el azulgrana cuestionara su expulsión en el partido contra el Sporting de Gijón, tarjeta roja que el Barça ya anunció que recurrirá.

Piqué había hecho unas declaraciones tras el encuentro en las que acusaba al colegiado de que su expulsión fue "premeditada".

Por su parte, el entrenador del Barça, Josep Guardiola, comentó el martes en rueda de prensa que el club no quería el Calderón como primera opción y que hubiera sido mejor jugarlo en el Bernabeu.

"El club no deseaba ese campo (el Vicente Calderón). Por culpa nuestra, el Athletic no jugará en el Bernabeu. Pero iremos donde nos digan", declaró Guardiola en la víspera del partido de vuelta de los octavos de final de la Liga de Campeones, frente al Bayer Leverkusen alemán.

"Si el finalista no fuera el Barcelona, probablemente se jugaría en el Bernabeu. ¿Que el Madrid dice que hay obras? Pues entonces me he equivocado", añadió, irónicamente, insinuando que el Real Madrid se ha negado sólo porque no quiere ver al Barcelona proclamarse campeón en su estadio.