Temas Especiales

29 de May de 2020

Deportes

Iniesta, Casillas, y Sergio Ramos, claves en el buen torneo de España

Las paradas de Iker Casillas, el liderazgo de Sergio Ramos en defensa tras la ausencia de Carles Puyol por lesión, y el buen juego de An...

Las paradas de Iker Casillas, el liderazgo de Sergio Ramos en defensa tras la ausencia de Carles Puyol por lesión, y el buen juego de Andrés Iniesta, fueron algunas de las claves de la buena actuación de España en la Eurocopa-2012.

Casillas, a sus 31 años, es una leyenda en la historia del fútbol español.

Fue clave en el triunfo español, sobre todo con grandes paradas en dos partidos de la primera fase, contra Italia (1-1) y Croacia (1-0), que permitieron a su equipo no salir derrotado en duelos claves para pasar a cuartos.

Después volvió a estar brillante en semifinales contra Cristiano Ronaldo y la selección portuguesa, deteniendo además un penalti a Joao Moutiho en los lanzamientos decisivos, después del empate sin goles.

"Es un equipo que se ha hecho a base de sufrimiento, de la crítica, pero con el que todos están contentos, la afición, la prensa y los jugadores", señaló Casillas durante la Eurocopa.

Sergio Ramos, que fue declarado el mejor jugador del partido en aquella semifinal contra Portugal, fue el Kaiser de la defensa española.

Insuperable en los uno contra uno, rápido en el corte, dirigiendo el equipo desde atrás, pasó con nota la difícil misión de sustituir a Puyol.

Ramos formaba una nueva pareja de centrales con Gerard Piqué por lo que existían dudas sobre su entendimiento, teniendo en cuenta desavenencias entre ellos en los Clásicos Real Madrid-Barcelona.

El acoplamiento fue perfecto y ambos brillaron a buen nivel, al punto que una de las claves de la victoria de España se basó en la solvencia defensiva, recibiendo un solo gol en seis partidos.

Pero Ramos, que se permitió el lujo siendo defensa de lanzar un penalti a lo Panenka en semifinales contra Portugal, prefiere no dar importancia a las alabanzas recibidas en esta Eurocopa.

"Los halagos nunca son buenos cuando son en gran cantiudad. De las críticas es de donde se aprende", dijo.

El gran descubrimiento de España fue el lateral izquierdo Jordi Alba, que en su primera fase final de un torneo internacional hizo olvidar a su antecesor Joan Capdevila.

También tuvo una labor destacada el lateral derecho Álvaro Arbeloa, que había sido suplente en la Eurocopa-2008 y el Mundial-2010 y que tuvo mucho que ver en el hecho de que Cristiano Ronaldo hiciera un flojo partido en semifinales.

En la media brilló sobre todo Andrés Iniesta.

El cansancio y el mal momento de Xavi Hernández, que solo apareció en la final, hizo que el manchego se echara el equipo a su espalda, acompañado de un Xabi Alonso de gran nivel que marcó los dos goles de España en cuartos de final ante Francia (2-0).Iniesta se sintió importante en esta Eurocopa.

"Soy un jugador vigilado y ser tenido en cuenta es motivo para estar satisfecho. Que el contrario te vigile y que te tenga en cuenta, es importante", señaló en el torneo.Cesc Fábregas cumplió cuando le tocó jugar como falso nueve, marcando dos tantos y convirtiendo el penalti decisivo en los lanzamientos contra Portugal en semifinales.

Sergio Busquets dio garantías en su papel de cortar el juego rival, mientras que Xavi no estuvo todo lo bien que acostumbra y David Silva en la izquierda apareció con intermitencia.La ausencia de Villa no puso fácil la tarea a los delanteros. Fernando Torres solo apareció en el segundo partido con un doblete ante Irlanda (4-0) y luego no existió.

España tuvo a dos de sus mejores hombres en los extremos Pedro Rodríguez y Jesús Navas, que salieron desde el banquillo en las últimas medias horas en los partidos y fueron clave en algunos partidos por su rapidez y descaro, que no podían para los rivales.

España tenía sin duda el mejor equipo, hombre por hombre de esta Eurocopa pese a las ausencias de Villa, Puyol y la baja forma de Xavi. Y eso le hizo ganar.