Temas Especiales

02 de Jun de 2020

Deportes

Goles, festejos y muchas polémicas

ITALIA. El ariete Mario Balotelli no esconde su vocación por las fiestas nocturnas. El carismático y hasta polémico futbolista lleva una...

ITALIA. El ariete Mario Balotelli no esconde su vocación por las fiestas nocturnas. El carismático y hasta polémico futbolista lleva una vida marcada por las fiestas.

La semana pasada aparecieron fotografías fumando un narguile mientras era masajeado por una apetitosa rubia en Saint Tropez.

Ahora el jugador de 21 años de edad fue retratado el pasado martes junto a París Hilton en Ibiza.

La fotografía muestra al delantero italiano junto a la estrella mediática estadounidense -famosa entre otras cosas por ser la protagonista de un video casero de sexo explícito que circula en la web- en actitud distendida durante una fiesta nocturna en una discoteca.

¿Será Hilton la nueva pareja del artillero del Manchester City?

Solo resta esperar. Lo cierto es que ahora Balotelli disfruta de sus vacaciones antes de ponerse a órdenes del estratega Roberto Mancini.

El balón no entra en los pensamientos de ‘Súper Mario’.

INFANCIA DE BALOTELLI

El ariete nació en Palermo, Sicilia, es hijo de los inmigrantes de Ghana, Thomas y Rose Barwuah. Su familia se mudó por razones económicas a Bagnolo Mella en la provincia de Brescia, después de su nacimiento.

Siendo un niño, tuvo complicaciones potencialmente mortales con los intestinos que dieron lugar a una serie de operaciones, aunque su estado había mejorado notablemente en 1992.

Ante la carencia económica la familia decidió pedir ayuda a los servicios sociales. Para 1993, los Barwuash acordaron encomendar al niño de tres años a Francesco y Silvia Balotelli, con un movimiento legal formalizado por el Tribunal de Brescia.

Cuando Mario se hizo famoso, sus padres biológicos le pidieron su regreso.

Debido a que no pudo nacionalizarse italiano hasta alcanzar los 18 años, Balotelli no pudo responder a las llamadas de las selecciones italianas sub-15 y sub-17. Recibió invitaciones para jugar con la selección de Ghana, pero prefirió la azurri.