12 de Ago de 2022

Deportes

Panamá y la sede de los XVII JB 2013

Faltando 33 días para la inauguración de los XVII Juegos Bolivarianos, en Trujillo, Perú, del 16 al 30, de noviembre 2013, la casi total...

Faltando 33 días para la inauguración de los XVII Juegos Bolivarianos, en Trujillo, Perú, del 16 al 30, de noviembre 2013, la casi totalidad de participantes locales en la organización de estos XVII Juegos, con la excepción de Alberto Barrera, asesor de Pandeportes, que estuvo presente cuando Panamá logró la sede el 5 de mayo 2010, en Mérida, México, no estuvieron presentes. Como este servidor estuvo en Mérida, creo que vale la pena hacer un recuento de cómo se logró la sede.

El Hotel Fiesta Americana en Mérida, Yucatán, México, fue escenario de la elección de la sede de los XVII JB de 2013. La delegación de Panamá fue de 13 personas, encabezada por el entonces ministro de la Presidencia, Jimmy Papadimitriu, el embajador de Panamá en México, el ex jefe de la policía Francisco Troya, y como vocero, Edwin Cabrera, que había presidido el Comité Organizador de los IX JCA. A diferencia de la sede de los VII JB de 1973 celebrados en Panamá que fue lograda por el rotundo éxito de los IX JCA y del Caribe en Panamá en 1970, ahora la táctica del Gobierno apodado el ‘Verdadero Cambio’ era su ‘política de chequera’.

El ‘cantalante’ Cabrera, introdujo lo que califiqué en el Coctel del viernes 7 de mayo de 2010, de una oferta irresistible a los países miembros de la ODEBO: 1), costo del 100 por ciento del hospedaje para una delegación de hasta de 500 personas; 2), oferta de la línea aérea Copa de la rebaja del 50% del costo del boleto. No habrá personalidades si dirigentes, atletas o delegados se quedan en Panamá unos días más después de finalizada los JB; 3), la Villa será gratis para todos los atletas y delegados: 4), exoneración de los $40.00 del impuesto de salida del aeropuerto, ya que lo pagará el gobierno; 5), pasaje aéreo de 2 árbitros por disciplina deportiva que cada país envía a Panamá; 6), total del costo de las visitas anual de los delegados internacionales durante los años 2011 al 2013. En cifras dijo Cabrera: ‘En hospedaje era de $1,715,000.00; pasajes aéreos, $1,200,000.00; exoneración de impuestos de aeropuerto, $111,000.00; pasaje aéreo de 2 árbirtos por país de cada disciplina deportiva, $403,200.00; visita anual de delegados, $608,733.00; que cada país se ahorrará’. Total $3.64 millones.

Como donde está metido Fernando Samaniego, siempre suceden cosas raras; pues, sin ninguna votación a Panamá se le asignó la sede por descalificación de Venezuela y Ecuador. En la IV Convención del Deporte Olímpico Panamericano que se celebraba simultáneamente, la entonces Ministra de Deportes de Ecuador, Sandra Vela, pidió la palabra, y denunció a la ODEBO por la falta de seriedad y transparencia en dichas elecciones, descalificando a su país Ecuador, alegando que se usaron tácticas que cuestiona la seriedad de este organismo regional. A todo esto, debo agregar que el 6 de octubre 2009, el presidente Ricardo Martinelli envió una carta al entonces presidente de la ODEBO, Jorge España, dando su aval para pedir la sede. El entonces alcalde Bosco Vallarino hizo lo mismo.

Panamá presentó un presupuesto de $201,999,260.00, para la celebración de los XVII JB. En el mismo habían $73 millones para la Villa Bolivariana, $45 millones para instalaciones nuevas, incluyendo una piscina de 10 carriles; $40 millones para mantenimiento y mejoras de instalaciones deportivas. El 20 de octubre de 2010, por la pugna por la existencia de 2 Comités Olímpicos, un avalado por el COI, y el otro por la Corte Suprema de Justicia, le fue revocada la sede por la ODEBO. El presidente Martinelli, inclusive dijo que ‘tenía ganas de darle un batazo’ a los entonces dirigentes del COP. Al inició de enero de 2011, la ciudad de Trujillo, Perú, solicitó la sede, y le fue otorgada el 7 de febreo 2011, en Río de Janierio. Ahora van 11 países.

COCTEL DEPORTIVO