09 de Ago de 2022

Deportes

El poder y las estrategias

PANAMÁ. La centésimo novena versión de la Serie Mundial de Béisbol tiene este año un ingrediente muy similar al que se vivió en el clási...

PANAMÁ. La centésimo novena versión de la Serie Mundial de Béisbol tiene este año un ingrediente muy similar al que se vivió en el clásico del año 1999.

En aquella serie, los Yanquis de Nueva York y los Bravos de Atlanta llegaron como los dos mejores equipos de sus respectivas ligas; pero Nueva York barrió a Atlanta, con sus estrellas Derek Jeter, Mariano Rivera, Jorge Posada, Bernie Williams y Andy Pettitte en pleno apogeo.

Este año, Boston y San Luis llegan a la última serie del año en las Grandes Ligas como los mejores equipos de sus ligas, y tal vez con otra cosa en común en relación con lo sucedido hace 14 años.

Nueva York y Atlanta dominaron el béisbol como los mejores equipos en esa última década del siglo pasado; aunque Boston no había sido el mismo equipo en el último lustro, ha ganado las series mundiales de 2004 y 2007, mientras que San Luis hizo suyas las de 2006 y 2011.

Además de los Gigantes de San Francisco (2010 y 2012), Medias Rojas y Cardenales son los otros equipos con dos victorias en series mundiales en el siglo 21, un empate que debe terminar cuando caiga el último out este año.

No hay precisamente un favorito para ganar cuatro de siete partidos en la serie de este 2013, que comienza mañana en el Fenway Park de Boston. Si algo curioso hay en este enfrentamiento es que Cardenales y Medias Rojas no se han medido en series interligas en el último lustro, lo que no permite hacer una comparación directa entre los dos equipos.

Se diría que es una serie mundial anecdótica, del lado del campeón de la Liga Americana está el renacimiento de una novena convertida en trisas hace solo un par de temporadas.

En la Liga Nacional, San Luis ha sido animador y protagonista constante, y ahora, con un grupo de jóvenes que esperan hacer historia.