Temas Especiales

26 de Feb de 2021

Deportes

Mariano, grande, aún para sus enemigos

BOSTON. Cuando por 19 años tomó la esférica para enfrentar a los Medias Rojas de Boston, Mariano Rivera no era bien recibido en el Fenwa...

BOSTON. Cuando por 19 años tomó la esférica para enfrentar a los Medias Rojas de Boston, Mariano Rivera no era bien recibido en el Fenway Park.

Son las cosas del juego de béisbol, cuando eres el lanzador de los Yanquis de Nueva York, el equipo más sensaciones negativas despierta en la fanaticada de los Medias Rojas.

Todo ese sentimiento, sin embargo, quedó atrás al menos por casi una hora, cuando el panameño recibió el trofeo de la oficina del Comisionado de las Grandes Ligas, por los logros obtenidos en su carrera.

‘Es un honor’, apuntó Rivera, en la ceremonia que se dio antes de iniciar el segundo partido de la Serie Mundial entre Boston y los Cardenales de San Luis.

Por unos minutos, las cosas que pudieron haber sucedido al calor de una serie entre Nueva York y Boston quedó atrás, y un simple abrazo como el que Rivera tuvo con el actual símbolo de los Medias Rojas, el dominicano David Ortiz, dejó claro que el béisbol y un deporte, que las rivalidades existen, y que al final, todos en el juego son como una familia.

Ningún otro equipo en las Ligas Mayores le dio tantos problemas a Rivera en los cierres de partidos.

‘Reconocer los logros de Mariano es darle todo lo que merece como profesional íntegro, y como uno de los modelos a seguir en el béisbol’, señaló el comisionado Bud Selig, una vez entregó el trofeo al panameño.

Rivera recibió una ovasión sonora de los más de 38 mil espectadores que estaban presentes en el Fenway Park, que finalmente, se rindieron ante la majestad de un pelotero cuyo trabajo ha trascendido mucho más allá de lo cotidiano, para convertirse en un símbolo para quienes en algún momento tomen una pelota de béisbol.