Temas Especiales

02 de Apr de 2020

Deportes

Una miradita objetiva del CP de Béisbol

En nuestros deportes, en especial el fútbol y el béisbol, donde el Gobierno ha invertido y aún invierte millones de dólares en la constr...

En nuestros deportes, en especial el fútbol y el béisbol, donde el Gobierno ha invertido y aún invierte millones de dólares en la construcción de coliseos y el patrocinio de torneos internacionales, y resultan ser atractivos para los políticos por ser los deportes que más fanáticos llevan a los coliseos, es triste que hay gente que se empeña en no querer ver la verdad.

Por ello le dan un valor a aquel refrán que dice: ‘el hombre es el único animal que golpea la cabeza dos veces con la misma piedra’. Pese a que recientemente se desplomó ese ‘castillo de naipes’, cuando algunos triunfos iniciales del fútbol en el torneo eliminatoria hacia la Copa Mundial, Brasil 2014, incluso varios colegas afirmaban que ‘ya Panamá estaba clasificado por primera vez al mundial’, y poco a poco los hechos, especialmente el no poder ganar partidos cruciales en la casa, fueron diseñando una vez más, la realidad del fútbol panameño.

Nuevamente, se ha encendido la ‘‘lámpara’’ de euforia, con la conquista de Panamá del Primer Campeonato Panamericano de Béisbol Sub-21, y lo que abundan son las exageraciones, sin una evaluación realista del bajo nivel de este certamen.

Es más, ya los tradicionales alabarderos oficiosos, conscientes de que el Gobierno de turno ha patrocinado más ‘‘shows deportivos’’, como dice su propio eslogan, en ‘4 años que en 40 años’, ya están aupando al Presidente que ve al deporte como una ‘‘pieza turística’’ para que patrocine la primera Copa Mundial de Béisbol Sub-21, programada para el año 2014, y aún no tiene sede. Si se derrochó unos 15 millones de dólares en la Copa Mundial de Béisbol 2011, y ocupamos el último lugar en la serie final, por lo menos en esta inventada e improvisada Copa Panamericana Sub-21, ahora a nivel mundial, con la ausencia de los países con el mejor nivel de béisbol, se puede volver a ganar, por qué no, la medalla de oro. Aquí cabe otra frase al estilo del ‘‘CD’’: ‘Vamos bien’.

El colega Harmodio Arrocha Jr. en su escrito del día 11 de noviembre 2013, en el diario La Prensa con un colgado: ‘Análisis del Primer Torneo Panamericano de Béisbol Sub-21’, y título principal: ‘Un saldo positivo, pero…’, entre algunas cosas acertó al decir: ‘Qué lástima que faltaron rivales de tanta trayectoria y calidad como Estados Unidos y Cuba.

El torneo tuvo un bajo nivel. Lo dudan, hubo más nocáuts de lo que se esperaba’. ‘Honduras, Costa Rica, Argentina y Guatemala, países que están en plena etapa de desarrollo en esa categoría, sencillamente ellos vinieron a cumplir’. ‘Los nueve equipos participantes acumularon un total de 253 errores. Guatemala registró la mayor cantidad de pifias con 32 errores. Los dominicanos pifiaron en 20 ocasiones’. En el Coctel de domingo 3 de noviembre, entre otras cosas dije: ‘De Panamericano solo tiene el nombre, pues no está participando Cuba que ocupa el primer lugar en el ranking de la IBAF, ni Brasil el mejor clasificado de Suramérica, Nº 18, y Colombia Nº 19, ni USA ni Canadá. El Primer CP Sub-21, aquí en Panamá existiendo ya un torneo juvenil (ya existen Copas Mundiales Sub-12, 15, 16, 18, y ahora 21), es el reflejo no solo del fracaso de Ricardo Fraccari como timonel de la IBAF, sino también de Israel Rondón, actual presidente de COPABE’. ‘Guatemala, clasificado de Nº 48, Honduras de Nº 40, y Argentina de Nº 24 es lo que viene haciendo a Panamá lucir como un fuera de serie’. Otro señalamiento del colega Arrocha fue: ‘Equipos como Venezuela y Puerto Rico no se reforzaron con profesionales’. Lo llamativo de esto es que la IBAF y COPABE, que padecen de sobresaltos económicos, han programado el primer CM Sub-21 para el 2014, y no hay país sede. Seguro será Panamá. Tome nota. Así es.

COCTEL DEPORTIVO