Temas Especiales

06 de Apr de 2020

Deportes

Viene renovación en el sindicato

NUEVA YORK. Tras quince meses de lucha sin pensar en vencer un tumor que no podía extirparse, el líder del sindicato de peloteros de las...

NUEVA YORK. Tras quince meses de lucha sin pensar en vencer un tumor que no podía extirparse, el líder del sindicato de peloteros de las Grandes Ligas, Michael Weiner, falleció a los 51 años.

Su aspecto desgarbado, vestir deportivo y afán conciliador lo convirtió no solo en el líder de uno de los sindicatos más importantes del deporte en los Estados Unidos, sino en un símbolo del respeto y la sagacidad para salir adelante en situación de tensión o riesgo.

Weiner era un abogado laboral conocido por su forma concisa de hablar, su vestimenta informal, su carácter relajado y su optimismo constante.

Asumió como jefe del poderoso sindicato hace cuatro años, y ayudó a suavizar una relación que frecuentemente se tornaba conflictiva con la directiva de Grandes Ligas.

El sindicato informó que Weiner murió en su casa en Mansfield Township, Nueva Jersey.

CAMBIOS

A medida que la salud de Weiner se fue deteriorando desde mediados de este año, se definió un plan de sucesión.

El ex pelotero Tony Clark, electo para el Juego de Estrellas, asumió como director interino y será ratificado como sucesor de Weiner cuando se reúna el consejo del sindicato, entre el 2 y el 5 de diciembre, en La Jolla, California.

El comisionado de las mayores, Bud Selig calificó a Weiner como ‘un caballero, un hombre de familia y un profesional extraordinariamente talentoso, que se ganó la confianza de los agremiados y colegas’.

En julio, Weiner habló por última vez en un acto público, durante un encuentro con periodistas, el día del Juego de Estrellas.

Estaba ya en una silla de ruedas y carecía de movilidad en el costado derecho.

Vestía pantalones vaqueros y tenis Converse cuando trabajaba. Su estilo informal encontró eco en los jugadores y representó todo un cambio con el de su antecesor Donald Fehr, quien encajaba más en el estereotipo de un abogado.

El sindicato lo contrató como abogado de personal en 1988 y terminó relevando a Fehr en diciembre de 2009. Fue apenas el cuarto líder de la organización desde 1966.

Tras ocho paros laborales en 23 años, las Grandes Ligas y los peloteros han negociado tres contratos colectivos en forma consecutiva sin huelga.