Temas Especiales

29 de Mar de 2020

Deportes

Murió el legendario futbolista portugués Eusébio

Murió este domingo en Lisboa a los 71 años debido a una parada cardiorrespiratoria. Será enterrado el lunes en el cementerio de Lumiar (...

Murió este domingo en Lisboa a los 71 años debido a una parada cardiorrespiratoria. Será enterrado el lunes en el cementerio de Lumiar (norte de Lisboa), anunció el Benfica, su antiguo club.

El lunes a las 16h00 GMT (11 a.m., hora de Panamá) se celebrará una misa en la Iglesia del Seminario, cerca del estadio Da Luz, y una hora después, será el entierro en Lumiar, informó el Benfica en su página de internet.

Conforme a los deseos de Eusebio, su ataúd recorrerá antes el estadio Da Luz, donde los seguidores del jugador podrán despedirlo.

Además, el cuerpo del legendario futbolista reposará en la capilla ardiente del campo desde este domingo. Los primeros aficionados ya se han acercado para depositar flores y rezar ante la estatua del jugador.

Eusebio da Silva Ferreira, que había sido hospitalizado varias veces por distintos problemas de salud, murió a las 04h30 GMT del domingo, precisó el club lisboeta, en el que jugó entre 1960 y 1975, en un comunicado.

La historia del ídolo Elegido Balón de Oro en 1965 y dos veces ganador de la Bota de Oro (premio al mejor goleador europeo), Eusebio, originario de Mozambique -un antigua colonia portuguesa-, jugó la mayor parte de su carrera con el Benfica, con el que ganó la Copa de Europa en 1962, equivalente de la actual Liga de Campeones.

Considerado el mejor futbolista portugués de la historia, la 'Pantera negra' rivalizó con los grandes jugadores de su época. El brasileño Pelé, el argentino Alfredo di Stefano o el inglés Bobby Chartlon rivalizaron en talento y popularidad con Eusebio.

"Eusebio siempre será eterno. Descanse en paz", escribió Cristiano Ronaldo, capitán y estrella de la actual selección portuguesa, este domingo en su cuenta de la red social Facebook, adjuntando una foto en la que posa junto con el mito.

Nacido el 25 de enero de 1942 en Maputo, capital de Mozambique, Eusebio tenía siete hermanos. A los 19 años, fue reclutado por el Benfica debido a sus excepcionales cualidades físicas y técnicas.

"Fui el mejor jugador del mundo, el máximo goleador de Europa, lo hice todo salvo ganar un Mundial", reconoció Eusebio en una entrevista a finales de 2011, haciendo alusión a la semifinal que perdió su país contra Inglaterra (2-1) en la Copa del Mundo de 1966. Portugal fue tercero y su estrella el máximo goleador, con nueve tantos.

En 1962, Eusebio ganó la Copa de Europa, marcando dos goles en una antológica final (5-3) ante el poderoso Real Madrid de dos leyendas como Di Stefano y el húngaro Ferenc Puskas.

En medio de la polémica Dos años más tarde, en 1964, todos los grandes clubes europeos querían fichar a Eusebio, pero el dictador portugués Antonio Salazar frenó cualquier operación.

"Mi política es un balón", explicó recientemente Eusebio, sencillo y humilde, cuando le preguntaron si sintió alguna simpatía por el regímen de Salazar.

Elegido Balón de Oro en 1965, Eusebio se convirtió en el primer futbolista de color en lograr esta distinción, otorgada por la revistan France Football al mejor europeo del año.

Finalmente, completó con el Benfica 15 temporadas, ganando 11 títulos nacionales, cinco Copas de Portugal y disputando, después de la victoria en 1962, tres finales de la Copa de Europa.

Los 733 goles en 745 partidos que logró a lo largo de su carrera dicen todo acerca de un delantero formidable, que reunía velocidad, técnica y precisión. Ganó la Bota de Oro en 1968 y 1973.

Amor eterno Hasta el día de su muerte, Eusebio mostró fidelidad y amor al club lisboeta, que homenajeó a su ídolo con una estatua delante del Estadio de La Luz.

Eusebio abandonó el Benfica en 1975. Sufrió seis operaciones en la rodilla izquierda y se retiró tres años más tarde, después de haber jugado en clubes de Estados Unidos y en equipos portugueses de segunda categoría.

Entonces se convirtió en embajador del Benfica y de la Federación Portuguesa, ejerciendo de representante en los principales actos.

Varias generaciones de jugadores; entre ellos Futre, Figo, Rui Costa o el propio Cristiano Ronaldo, se han mirado en el espejo de Eusebio, el primer futbolista portugués que conquistó el mundo.

Duelo nacional El gobierno portugués ha decretado tres días de duelo nacional por el fallecimiento de Eusebio, anunció Luis Marques Guedes, portavoz gubernamental. "Grabó su nombre en letras de oro en el fútbol mundial. Contribuyó a la proyección de su país en el mundo. Portugal le debe mucho como embajador del deporte nacional", explicó Marques Guedes a los medios.

"Pienso que el duelo de los portugueses debe extenderse a todos los países africanos de lengua portuguesa, donde nació Eusebio (Mozambique) y a todas las partes del mundo donde haya comunidades portuguesas", añadió.

El alcalde Lisboa, el socialista Antonio Costa, rendirá homenaje a la leyenda izando las banderas de la capital portuguesa a media asta.

Por otro lado, el presidente del país, Anibal Cavaco Silva, ha anunciado que hará una declaración este domingo desde el palacio de Belem.

Además, la Federación Portuguesa de Fútbol (FPF) ha decretado un minuto de silencio en todos los partidos del campeonato nacional que se disputan este domingo. "Eusebio no nos abandonará jamás. Es una figura única del fútbol portugués", declaró Fernando Gomes, presidente de la FPF, subrayando que su muerte llega en el año del centenario de la institución, que tenía previsto homenajear a la antigua estrella del Benfica.

Adiós de su equipo El Benfica publicó un comunicado en el que calificó su vida de "patrimonio de los que aman el fútbol". "Vamos a recordar su talento, su ejemplo. Su carácter marcó el fútbol portugués y se convirtió en una referencia mundial. La vida de Eusebio es patrimonio de todos los que aman el fútbol", publicó el club.

"El Benfica era su puerto de partida. Hizo del Benfica más que un club, su hogar y su familia. La memoria y el legado de Eusebio permanecerán entre nosotros", añadió.

Otros herederos de Eusebio han mostrado también su pesar por el fallecimiento, como es el caso del ya retirado Luis Figo. "Su muerte es una gran pérdida por todo lo que representa a nivel mundial. Era muy cercano con los jugadores de la selección, siempre dispuesto a prestar ayuda y a ayudar con palabras de apoyo. Deja un gran vacío", dijo el exjugador del Barcelona y Real Madrid.

Homenaje de los mejores El presidente de la FIFA, Joseph Blatter, también expresó sus condolencias. "El fútbol ha perdido una leyenda. Pero Eusebio mantendrá para siempre su plaza entre los más grandes", escribió en su cuenta de la red social Twitter.

El presidente de la Federación Europea de Fútbol (UEFA), Michel Platini, lamentó "la pérdida de uno de los más grandes jugadores de la historia".

"Sobre el césped, Eusebio era una leyenda, con la camiseta de Portugal o del Benfica. Pero fuera era un gran embajador del fútbol portugués. Era más que un futbolista, un hombre bueno y carismático. Le echaremos de menos", dijo Platini en un comunicado en la página de internet de la UEFA.

Un coetáneo de Eusebio, Antonio Simoes, que compartió equipo nacional con la 'Pantera negra', alabó su figura. "Eusebio demostró una gran fuerza interior. Yo sabía que no estaba bien últimamente, pero no quería tratar este tema con él. Vivió historias extraordinarias que le encantaba recordar", dijo.

También el técnico del Chelsea, José Mourinho, compatriota de Eusebio, mostró sus respetos al fallecido. "Es una de las grandes figuras de Portugal, un gran símbolo de nuestro país. Pienso que es inmortal, una referencia importante, por su visión del fútbol, sus valores, sus principios, sus emociones y lo que ha hecho desde el final de su carrera", dijo 'Mou'.

Ya en un plano más deportivo, describió al jugador: "Si lo comparas con el fútbol actual, Eusebio estaría al nivel de los mejores. Si tuviera 20 o 30 años hoy, tendría un nivel increíble".

Pero no sólo ha habido reacciones en el ámbito deportivo, los principales políticos del país también ha mostrado su pesar. "Es un día triste para el fútbol portugués y mundial. Presento mis más sinceras condolencias a la familia de Eusebio y a todos los portugueses", dijo José Manuel Durao Barroso, presidente de la Comisión Europea.

"Era un genio del fútbol, un ejemplo de humildad, un excelente atleta, un hombre generoso y solidario... Un ejemplo de profesionalidad para todos los aficionados por su determinación y dedicación", le describió Pedro Passos Coelho, primer ministro portugués.