24 de Feb de 2020

Baloncesto

Lakers botan a Scott y culpan al gerente de la debacle

Ahora el equipo piensa en hacer su reconstrucción total

Lakers botan a Scott y culpan al gerente de la debacle
El trabajo de Byron Scott terminó con los Lakers.

Los Ángeles Lakers ratificaron el despido del entrenador Byron Scott, al no quedarse con la opción que tenía el equipo para que siguiese la próxima temporada.

La confirmación del despido de Scott fue dada a conocer a través de un comunicado oficial que ofreció la gerencia del equipo angelino.

‘Queremos darle las gracias a Byron por el trabajo duro, la dedicación lealtad que ha aportado durante los dos últimos años, pero hemos decidido en el mejor interés de la organización hacer un cambio en este momento', informó en un comunicado el gerente general de los Lakers, Mitch Kupchak.

Kupchak, nada más concluir la temporada regular, la peor en la historia del equipo, lo único que había dicho sobre el futuro de Scott era que tendrían una reunión en las próximas semanas.

Esta se dio y los Lakers no se quedaron con la opción del tercer año de contrato que tenía firmado Scott por lo quedó despedido después de haber tenido las dos peores temporadas consecutivas del equipo en toda su historia.

Informes periodísticos también cuestionan si el propio Kupchak es el directivo ideal para iniciar una nueva reconstrucción del equipo que llegará con dos años de retraso después de haberle permitido al escolta Kobe Bryant cumplir un contrato de 46 millones de dólares del que él sólo ha sido el beneficiado.

Bryant dedicó por completo su última temporada en la NBA a hacerse una despedida a su manera y sin tener en cuenta para nada el desarrollo de los jóvenes talentos que hay dentro del equipo ni aportarles nada de su experiencia y enseñanzas.

El resultado no pudo ser peor para los Lakers en el apartado deportivo y de imagen al ser el peor equipo de la Conferencia Oeste con sólo 17 victorias y 65 derrotas.

Scott, de 55 años, ex jugador de los Lakers, completó su estancia al frente del equipo angelino con marca perdedora de 38-126, la peor entre los 16 entrenadores que han pasado al menos dos años por el banquillo de la franquicia.