Temas Especiales

23 de May de 2022

Béisbol

Sanguillén, pelotero y amigo

La mejor campaña de Manny con el bate fue en 1975, cuando logró un OPS + 136. En esa campaña conectó 24 dobles, 4 triples y 9 jonrones, logrando promedio de 328, y fletando 58 carreras

Sanguillén, pelotero y amigo
Sanguillén (Colón, Panamá, 21 de marzo de 1944) fue receptor en las Grandes Ligas de Béisbol.Pinterest

La amistad requiere de nobleza para fructificar, de buena índole y generosidad. Como afirmaba Aristóteles es “un alma que habita en dos cuerpos”. Todos estos elementos los ha tenido dentro de sí el pelotero panameño Manny Sanguillén (Colón, 21 de marzo de 1944). Más adelante volveremos sobre este aspecto de Manuel de Jesús Sanguillén.

Inicios

Manny Sanguillén jugó en el jardín derecho, en la inicial, pero fue fundamentalmente un buen receptor. Debutó en las mayores en 1967, con el equipo que sería su divisa para siempre: los Piratas de Pittsburg. Un 23 de julio, frente a Houston, fue el bautizo como grandesliga de Manny, alineó de octavo y en la posición de receptor, bateando de 5-1 (Sencillo, en la baja de la cuarta contra el lanzador Bo Belinski). Los Piratas ganaron 15-2 ese encuentro. En la campaña de 1967, el oriundo de Colón jugó en 30 cotejos bateando para 271, producto de 26 imparables en 96 turnos legales. En 28 juegos fue catcher y en dos actuó como bateador emergente.

Lo que poco se conoce de Manny es que había sido, previo al béisbol, un boxeador peso pesado; en esto se hermana con Bob Gibson, del que se solía decir que había sido campeón de los guantes de oro.

Una de las características típicas del Guillén bateador es que usaba bates enormes para tratar de alcanzar lanzamientos fuera de la zona. En la defensiva gustaba hablar con los bateadores, en especial cuando los lanzamientos venían en camino y así desconcentrarlos. En eso era un especialista.

La mejor campaña de Manny con el bate fue en 1975, cuando logró un OPS + 136. En esa campaña conectó 24 dobles, 4 triples y 9 jonrones, logrando promedio de 328, y fletando 58 carreras. Fueron 132 juegos, en esa zafra, como receptor de los Piratas.

Logros

Manny acompañó (y ganó) a los Piratas en las series mundiales de 1971 y 1979. Un privilegio, ya que son muchos los peloteros que se retiran sin conocer esa extraordinaria instancia, y mucho menos saborear el triunfo.

En la célebre Serie Mundial de 1971 contra los Orioles, Manny bateó para 379 (11 hits en 29 turnos) anotando en tres ocasiones.

A lo largo de las 13 temporadas que estuvo en las mayores logró Manny acumular:

Unos 3 juegos de estrellas.

Líder en total zone runs entre C (1971).

Líder en outs (51) en intento de robo (1974)

1500 H (205 dobles, 57 triples , 65 Jrs).

585 empujadas - 566 anotadas .

Un promedio al bate de 296 (igualado con Iván Rodríguez en la casilla 15° entre C).

326/398/724 y 102 de OPS+.

1,114 juegos en la receptoría , 70 en OF y 57 en 1B.

El amigo

Cuando ocurre la lamentable desaparición de Roberto Clemente en un accidente aéreo (1972), en una operación de ayuda a las víctimas del terremoto de Managua, Manny es estremecido por la noticia. Fue un extraordinario amigo de Clemente. Decirlo es poco, cuando se trata de sentimientos tan sólidos y profundos. Supo Sanguillén cultivar con Clemente, una personalidad compleja y hermética, una gran amistad.

Tal vez este sea uno de los grandes logros de Manny como ser humano. Tenía que haber tierra noble, generosa, y Sanguillén la tuvo y la tiene.

Manny Sanguillén fue un pelotero valioso, rendidor, también ha sido un ser humano sensible y abierto a uno de los sentimientos más grandiosos, expresado por el gran Aquiles Nazoa, como el más hermoso invento del hombre: la amistad.

Hoy, con 77 años de edad sigue disfrutando de la vida, con generosidad y buen ánimo.

Un gran personaje del béisbol y de la humanidad: Manny Sanguillén.