Temas Especiales

25 de Feb de 2021

Boxeo

El mundo despidió a Muhammad Alí

La ceremonia tuvo notable presencia de personalidades del ambiente deportivo, político, artístico, religioso y económico

Habría muchas cosas que decir sobre lo que vivió la ciudad de Louisville, en Kentucky, al despedir a su hijo más famoso.

Muhammad Alí, antes llamado Cassius Clay, puso a la ciudad en el mapa del mundo; antes lo hizo un caballo de carreras, ‘Secretariat', considerado el mejor ejemplar en la historia de los purasangres.

Al igual que el ejemplar descendiente de ‘Bold Ruler', Muhammad Alí ganó todo lo que era posible en su carrera aficionada y profesional.

Fue medalla de oro en los Juegos Olímpicos de 1960 en Roma, Italia, además de obtener en tres ocasiones la corona mundial del peso pesado como boxeador profesional.

El alcalde de la ciudad, Greg Fischer, recordó que Ali destacó en todas sus facetas: campeón en el deporte, icono de los derechos civiles, autor de actividades humanitarias y fue además ‘pionero interreligioso'.

‘El Labio de Louisville le habló a todo el mundo', destacó Fischer, en referencia al apodo que la prensa de la época le puso a Ali por su modo desenfadado de hablar.

El presidente del Centro Muhammad Ali, Donald E. Lasserre, señaló que el desaparecido boxeador ‘será recordado por su amor a todas las personas, su capacidad atlética, sus acciones humanitarias, su justicia social y su valentía dentro y fuera del cuadrilátero'.

Lasserre añadió: ‘estoy seguro de que Muhammad querría que yo dijera algo como esto: Él querría ser recordado por lo guapo que era'.

Mientras muchos residentes de Louisville aprovecharon el descanso del domingo para acudir a las iglesias y luego visitar la pequeña casa de color rosa donde Ali nació y creció.

Por el resto de la ciudad los residentes también recuerdan a la figura de Ali como el deportista y líder que más hizo por la buena imagen de la ciudad a través de todo el mundo.

UNA CIUDAD ORGULLOSA

El sentimiento generalizado que se vivió entre los residentes de la ciudad de Louisville durante las extensas honras fúnebres fue de un agradecimiento permanente hacía la persona de Ali, más allá de todo lo que fue como deportista y líder, por la identificación que siempre tuvo con la tierra que le vio nacer, de la que se sentía orgulloso.

Las banderas de Estados Unidos y del Comité Olímpico Internacional estaban ubicadas al fondo del sitio donde se llevó a cabo la ceremonia, donde 15 mil personas le dieron el último adiós al excelso boxeador.

Presentes estuvieron, entre otros, el actor Will Smith, quien encarnó a Alí en la cinta ‘El Más Grande', difundida profusamente en los canales de televisión pagada alrededor del mundo.

También estuvieron presentes los ex campeones mundiales del peso pesado Mike Tyson y Lennox Lewis, así como el presidente del Consejo Mundial de Boxeo, Mauricio Sulaimán.

Personajes de gran trascendencia como el ex presidente estadounidense Jimmy Carter, y el célebre comediante Billy Cristal también se hicieron presentes, junto con personalidades del pugilismo como el concertador Don King, quien cuadró muchas de su peleas, y el ex boxeador Sugar Ray Leonard.

Los restos de Alí permanecerán para siempre en el cementerio Cave Hill, donde solo los familiares y personas muy allegadas pudieron estar presentes.