Temas Especiales

08 de Apr de 2020

Fútbol

El primer Mundial fue del anfitrión

En la década de 1920, la selección uruguaya era considerada la mejor del momento, gracias a un gran nivel que le dieron las medallas de ...

En la década de 1920, la selección uruguaya era considerada la mejor del momento, gracias a un gran nivel que le dieron las medallas de oro en los Juegos Olímpicos de 1924 y 1928.

La FIFA, desde su creación en 1904, ha quiso realizar un torneo a nivel internacional, pero no contaba con la infraestructura ni los recursos necesarios para hacerlo.

Hasta que en 1930, el presidente de la entidad en aquel momento Jules Rimet, decidió otorgarle a Uruguay la posibilidad de organizar la primera Copa del Mundo en conmemoración del centenario de la Jura de la Constitución.

Para la cita, el presidente Rimet decidió invitar a 12 selecciones para el torneo, debido a que muchas de las potencias europeas decidieron no participar por el alto costo viaje en barco que debían realizar hasta el país sudamericano.

Finalmente, los 13 equipos fueron distribuidos en cuatro grupos, uno con cuatro equipos y el resto con tres cada uno.

Debido a los escasos grupos, solamente los líderes de cada uno de éstos accederían automáticamente a las semifinales.

En estas, los locatarios se enfrentaron a uno de los cuatro europeos que llegaron a Montevideo, Yugoslavia, al que venció por un sólido 6-1, mismo resultado con el que Argentina venció a EEUU en la zona.

La final fue el ‘Clásico del Rio de la Plata’, que se quedó para los locales al ganar con un claro 4-2 para levantar la primera copa.