Temas Especiales

31 de Oct de 2020

Fútbol

Brasil, también fracasa en el Mundial de Fútbol Femenino

Las chicas de la La 'Canarinha' quedaron fuera tras perder ayer ante la selección de Australia.

Brasil, también fracasa en el Mundial de Fútbol Femenino
Fabiana, jugadora de Brail, disputa el esférico con la asutarliana Samantha Kerr.

La selección brasileña perdió 1-0 ante Australia ayer domingo en Moncton y se despidió en octavos de final del Mundial de fútbol femenino de Canadá-2015.

La 'Canarinha', que se había clasificado como primera de su grupo con tres victorias en tres partidos, acusó los nervios, no jugó bien, y dijo adiós antes de tiempo.

Kyah Simon, que acababa de entrar en el campo, acabó con las ilusiones de las brasileñas al aprovechar un grave error de la arquera Luciana y marcar con las mallas vacías (79).

Las brasileñas se volcaron entonces al ataque pero apenas inquietaron la valla de Lydia Williams. La primera mitad arrancó sin hostilidades.

A ambos equipos les costó asentarse sobre el terreno de juego y el partido se llenó de imprecisiones, de pases sencillos errados, de despejes y centros lejanos sin peligro.

El miedo a perder superaba la ilusión por ganar.

El talento daba paso a la contención. Comedidos, ambos equipos se estudiaban sin dejar nunca desprotegida su defensa.

Brasil lo intentó y a punto estuvo de pagarlo inmediatamente después con un contragolpe fulgurante a los 23 minutos que Michelle Heyman no supo definir sola contra la arquera auriverde.

Su tiro, flojo y desviado, fue un aviso para Brasil, que comprendió que especulando no iba a lograr el triunfo. Poco a poco, la ‘Canarinha' sumó metros sobre el campo pero siguió sin crear ocasiones claras de peligro mientras que su técnico, Vadao, se desgañitaba en la banda intentando poner orden al descontrol de las suyas.

Formiga, la más activa de su equipo, rozó el gol con un disparo lejanísimo con dirección a la escuadra que Lydia Williams logró despejar milagrosamente a córner.

Desde ahí y hasta el descanso, la auriverde sólo se acercó con tiros desde fuera del área mientras Australia, cómoda, esperaba en su área el pitido final.

La segunda mitad siguió en la misma línea: Brasil no conseguía conectar dos pases seguidos ni llevar el balón a Marta, demasiado escorada y que apenas entró en juego.