Panamá,25º

16 de Nov de 2019

Fútbol

Trabajo para Vinicius y tranquilidad con Rodrygo

La ascensión de uno obliga al bajón de otro. Todos no entran en el actual dibujo de Zidane

El delantero brasileño del Real Madrid, Rodrygo Silva de Goes, conduce el balón frente al Leganés en el Bernabéu.Rodrigo Jiménez | EFE

El crecimiento de dos jóvenes estrellas del fútbol brasileño en el Real Madrid transcurre por caminos dispares con Zinedine Zidane como responsable. La 'explosión' de Rodrygo, para el que demanda "tranquilidad", contrasta con el estancamiento de un Vinicius al que recomienda "trabajo".

La ascensión de uno obliga al bajón de otro. Todos no entran en el actual dibujo de Zidane y en la banda izquierda reside un intocable como Eden Hazard, fichaje estrella del Real Madrid y con galones. Una batalla perdida para Vinicius. "Lo que hay que pensar es que el año pasado no estaba Hazard y ahora está en su sitio", respondió Zidane cuando fue preguntado por el descarte de Vinicius ante el Leganés.

El brasileño confirmó su pérdida de protagonismo quedando fuera de la convocatoria tras cuatro titularidades y un solo gol, a Osasuna, su aspecto del juego a corregir que comienza a pesarle como una losa. A Rodrygo, sin embargo, se le caen los goles. El primer balón que tocó en su estreno con el primer equipo lo mandó a la red. En su primera titularidad en el Santiago Bernabéu repitió.

"No creo que sea así", discrepa Zidane sobre la imposibilidad de que triunfen en el mismo momento dos futbolistas que no superan los 19 años. "Todos los jugadores que están en la primera plantilla del Real Madrid pueden jugar y tienen que estar preparados. El tema Vini no tiene nada que ver con que juegue últimamente Rodrygo", señaló.

Y en realidad lleva toda la razón Zidane, porque Rodrygo ha derribado la puerta jugando en la banda derecha del tridente ofensivo. El lugar de Gareth Bale. La primera lesión muscular del galés y la irregularidad de Lucas Vázquez le abrieron la opción de demostrar que el Castilla se le queda pequeño y ya está para un reto mayor. "Hay que estar tranquilo con él como estoy yo", recomienda Zizou.

"Es un chico tranquilo que quiere trabajar y con el que hay que ir despacio porque tiene 18 años, aunque es jugador de la primera plantilla, tiene calidad y personalidad. Cuando le toca jugar lo hace bien. Veremos lo que pasa en los próximos partidos, pero le veo tranquilo", señaló.

Mientras, Vinicius parte de la banda izquierda, donde la continuidad debe acabar recuperando la verdadera identidad de Hazard. Sus oportunidades se reducen a no ser que Zidane invente algo, lo ubique a espaldas del 9 o lo pruebe en la banda derecha. Ante el Real Betis regresa y todo apunta a que tendrá una oportunidad.

"Vini tiene que seguir trabajando. Voy a contar con todos los jugadores y tiene que estar preparado siempre para cuando le toque. Luego la realidad es que unos juegan más y otros menos. Él no solo puede jugar de extremo izquierdo, pero es la posición en la que se encuentra mejor y un jugador, sobre todo a esta edad, tiene que jugar donde se encuentra bien", defiende el técnico.

El aspecto psicológico es clave en este momento. Vinicius pierde el protagonismo que tuvo con Santi Solari, cuando se convirtió en la gran esperanza y el referente del equipo blanco. Lo único a lo que agarrarse cuando el rumbo se torcía el pasado curso para el Real Madrid. Con Zidane tiene una perdida de protagonismo patente que ha provocado su salida de la convocatoria de la selección brasileña. Su hueco lo ocupa Rodrygo. Cosas del destino.

"No estoy preocupado", aseguró Zidane. "Es un proceso normal para él de vez en cuando no jugar, no estar, tiene que seguir trabajando mucho porque hay 25 jugadores y tengo que elegir cada partido", añadió.

Es el consejo del técnico de las tres Ligas de Campeones consecutivas. Trabajo para Vini y tranquilidad con Rodrygo.

Por: Roberto Morales