Temas Especiales

07 de Aug de 2020

Fútbol

Platini: "Infantino y sus esbirros han hecho lo posible para que no vuelva"

El expresidente de la UEFA y exfutbolista francés Michel Platini acusó al actual presidente de la FIFA, Gianni Infantino, de "hacer todo lo posible" para que él no pueda volver al mundo del fútbol

El expresidente de la UEFA Michel Platini.
El expresidente de la UEFA Michel Platini.EFE

El expresidente de la UEFA y exfutbolista francés Michel Platini acusó al actual presidente de la FIFA, Gianni Infantino, de "hacer todo lo posible" para que él no pueda volver al mundo del fútbol, después de haber purgado una sanción y de que la justicia suiza le absolviera de las acusaciones.

En una entrevista que publica este miércoles el diario "Le Figaro", Platini explicó así la demanda interpuesta por la FIFA que le reclama los 2 millones de francos suizos que le pagó Sepp Blatter y que provocaron su suspensión del mundo del fútbol.

"La FIFA me debía dinero y me lo dio. Cinco años más tarde, cuando me presenté a la presidencia porque 150 asociaciones me lo pidieron, me castigó porque me había dado el dinero. No lo puedo entender", afirmó.

Platini fue condenado por el cobro de esa suma que, según él, le había prometido Blatter cuando colaboró con él al principio de su mandato, pero cuyo pago se produjo justo antes de la reelección de este al frente de la FIFA.

"Los estadounidenses, los rusos, los franceses, todos han mirado mis cuentas. No me llevé nada. Soy incorruptible. No estoy preocupado", comentó.

El exfutbolista aseguró que ahora la FIFA le reclama esa suma para evitar que pueda regresar al mundo del fútbol y acusa de ello al que fuera su mano derecha en la UEFA, Infantino, convertido ahora en presidente de la FIFA.

"Aunque no fue él quien provocó mi condena, Infantino, con sus esbirros y con el TAS (Tribunal Arbitral del Deporte) y con sus juristas ha hecho todo lo posible para que no regrese al fútbol", dijo.

Platini aseguró haber vivido "mal" los cuatro años que le mantuvieron alejado del fútbol y aseguró que ahora se obstina en atacar en justicia a quienes lo provocaron, "en un contraataque como el de la Juve de los años 70".

Aunque dice no ser "revanchista", confiesa que no puede "dejar el poder a esos brutos que lo usan para ellos", pero no confirma si su intención es volver a las instancias dirigentes del fútbol.

"No renuncio a nada. Si creo que puede ser bueno para el fútbol y que puedo ser útil, me comprometeré a fondo. Y será la última vez. De lo contrario, me quedaré en casa y seguiré con mi jubilación", aseguró Platini, que considera que ya no tiene influencia en el mundo del fútbol que "no es muy agradecido".

El expresidente de la UEFA agregó que fue "demasiado transparente" cuando reveló que votó en favor de organizar el Mundial en Catar, pero defendió esa elección y se mostró convencido de que será una gran competición.

"Diez veces los países árabes trataron de obtener la organización del Mundial. Para el desarrollo del fútbol era importante y por eso voté por ellos", señaló.

También defendió la próxima Eurocopa, que por iniciativa suya cuando dirigía la UEFA se jugará en 12 países diferentes: "Nunca ha habido tanta demanda de entradas. La Eurocopa va a permitir desarrollar el fútbol en Europa, con la construcción de estadios. Países como Escocia, Irlanda, Rumanía, Azerbaiyán podrán organizar una vez la Eurocopa".

Platini analizó que el fútbol actual "es muy bueno al máximo nivel, porque todos los mejores jugadores están en los mejores equipos gracias a la 'sentencia Bosman'", pero eso lo ha convertido en "un deporte de ricos".

"El objetivo de los clubes es tener más dinero que los otros para comprarse los mejores jugadores", aseguró.

El también exseleccionador francés no quiso decantarse por Messi o Ronaldo como el mejor jugador actual y auguró que Kylian Mbappé "marcará la historia del fútbol", aunque reconoció que "es diez veces más fuerte si tiene a su lado a Neymar".

Para lograrlo, agregó, no es necesario que abandone el París Saint-Germain porque en la actualidad "no hay ningún club más grande" que el de la capital francesa.

También mantiene su opinión en contra de la asistencia al arbitraje con vídeo y asegura que "el VAR solo ha sido negativo y, además, ha matado las emociones".