Temas Especiales

23 de Jul de 2021

Fútbol

Los once sin equipo

Estos son los jugadores más importantes que quedarán en libertad al finalizar la temporada. Cualquier club podría llevárselos sin pagar nada a cambio. Pero, eso sí, tendrá que hacerse cargo de potenciales salarios astronómicos en medio de las insólitas restricciones financieras que nos ha traído la pandemia

La situación de Alaba con el Bayern Munich está totalmente definida.EFE

A cualquiera le atrae un buen baratillo, más aún cuando estás en medio de una temporada restringida por un millón de problemas económicos. En el momento en que termine esta temporada (alrededor de junio) un grupo de selectos jugadores, en el que se incluyen auténticas estrellas, quedarán liberados por sus actuales equipos al finalizar sus contratos. Algunos renovarán, que duda cabe. Pero seguramente la mayoría cambiará de aires, buscando ascender deportivamente o elevar considerablemente sus demandas salariales. Todo esto en medio de una devastadora pandemia que ha limitado y continuará limitando los gastos. Pero más allá de las restricciones financieras, la posibilidad de obtener algún talento de primer nivel, y de manera gratuita, continúa siendo muy atractiva. ¿Quiénes son? ¿Dónde podrían ir? Aquí te lo contamos.

Lionel Messi (Barcelona)

Todos conocemos las confrontaciones entre Messi y su club, el Barcelona. Si bien, a principio de temporada, Messi exigió ser transferido, su reciente nivel y actitud revelan un total compromiso con el Barça. Al menos por ahora. Messi está rindiendo a un excelente nivel, y de paso demostrando que ni su vigor ni sus cualidades han decaído peligrosamente. Todavía es capaz de definir partidos con sus prodigiosos recursos. La sola idea de poder conseguir a Messi de manera gratuita hace agua la boca de numerosos clubes. Pero el retorno a la realidad es crudo y cruel, al considerar el salario extraordinario que devenga el jugador. La pregunta excluyente es: ¿quién podría pagarlo? Muy pocos. Tal vez ninguno. Seguramente la única manera sería una reducción considerable en el salario del argentino. ¿Lo aceptaría Messi a cambio de sumar mayores glorias deportivas a las muchísimas que ya ostenta? Tampoco se puede descartar al propio Barcelona. Pero para que Messi se quede en el club catalán hace falta sumar una mayor credibilidad, tanto deportiva como administrativa. Por ahora, los clubes que han mostrado intenciones de llevarlo a sus filas, son los multimillonarios Manchester City y PSG.

Sergio Ramos (Real Madrid)

Hoy por hoy, las posiciones entre Sergio Ramos y el Real Madrid no podrían estar más alejadas. El club ofrece una renovación al veterano defensa central de apenas un año, mientras el jugador desea un nuevo contrato que garantice tres años más en el club. Además, el Real Madrid exige que el jugador se rebaje el 10% de su salario para ser renovado.

Pero ni Ramos acepta el solitario año que le han propuesto, ni mucho menos la reducción de su salario. Además, uno de los favoritos a reemplazarlo, el francés Upamecano, acaba de definir su futuro con el Bayern Munich, evidenciando la falta de puntería del Madrid en el mercado de fichajes.

La capacidad negociadora de Florentino Pérez ha disminuido y ya no parece tan capaz de convencer a jugadores estelares para que vayan a su club (como en otros años ocurrió con Figo o con Zidane). Hay clubes interesados en Ramos. El Manchester United encabeza la lista, gracias a su actual crisis defensiva. Sin embargo la edad de Ramos (35 años) y sus exigencias financieras dificultan cualquier negociación.

David Alaba (Bayern Munich)

La situación de Alaba con el Bayern Munich está totalmente definida. El defensa austríaco no renovará con el poderoso club alemán, quedando en libertad al final de temporada. El jugador de 28 años tiene a su favor una notable polivalencia, que le permite no solo jugar en el centro de la defensa, sino que además se desempeña con éxito como lateral izquierdo o mediocampista de contención (posición que ocupó en la reciente final del Mundial de Clubes, en la que el Bayern se coronó campeón).

De los clubes que pretenden a Alaba, el que ha demostrado mayor interés es el Real Madrid. Si Sergio Ramos no renovase con el club blanco, el elegido para reemplazarlo sería Alaba. Y es aquí, donde comienzan los problemas. El presupuesto del Real Madrid, severamente recortado por la covid-19, difícilmente permitiría la contratación del austríaco. Se habla de que en la pasada temporada el club blanco tuvo 91 millones de euros en pérdidas, un déficit que el Madrid intenta subsanar pactando reducciones salariales dentro de sus diferentes planteles deportivos.

Hoy por hoy, las posiciones entre Sergio Ramos y el Real Madrid no podrían estar más alejadas.

Por su parte, Alaba está demostrando ser un tipo pragmático. Por ello le ha enviado a los equipos que anhelan sus servicios, un pre-contrato muy concreto y específico, en el que detalla sus aspiraciones económicas y temporales. De esta manera, el Real Madrid, el Chelsea y el Manchester United (principales aspirantes a quedarse con el jugador) recibieron los siguientes requerimientos por parte de Alaba. En primer lugar, exige ser contratado por cinco temporadas, cobrando 22 millones brutos en cada una de ellas. Es decir, unos 110 millones de euros pagables a lo largo de esos cinco años. La mayor duda está justamente en el aspecto temporal. Alaba cumplirá en junio 29 años, y un contrato por cinco años levanta un caudal de dudas razonables. ¿Rendirá al nivel más alto cuando haya cumplido 34 años? ¿Será justificable un salario tan elevado para un jugador de su veteranía?

Por ahora, el futuro de David Alaba está marcado por un tira y afloja entre las elevadas aspiraciones del defensor y las limitaciones económicas de los clubes que desean sus servicios.

Memphis Depay (Lyon)

El destino del holandés Depay tiene nombre y apellido: F.C. Barcelona. El delantero se ha negado a renovar con su actual club (Olympique de Lyon) y su mayor expectativa es recalar en las filas azulgrana y ser dirigido por su compatriota Ronald Koeman. Una vez más, el conflicto aquí será económico. El Barcelona está severamente afectado a nivel financiero y vive una situación crítica. En marzo próximo se realizarán elecciones en el club para definir al nuevo presidente. El gran favorito es Joan Laporta, a quien le tocará la ingrata tarea de restablecer el poderío económico de la institución. Su tarea no será nada fácil, pero resultará esencial para intentar cualquier contratación, hasta la más modesta. Si bien, Depay no exige cifras exorbitantes, cualquier desembolso resulta prohibitivo para el actual Barcelona. Koeman ha solicitado en innumerables ocasiones un nuevo atacante y Depay podría ser la solución. El otro club interesado en los servicios del holandés es el Borussia Dortmund.

Gianluigi Donnarumma (AC Milán)

El único portero de esta lista es el joven y talentoso italiano Gigi Donnarumma. Tiene apenas 21 años y ya ha jugado más de 200 partidos en la Serie A de Italia. Debutó a los 16 años y es uno de los porteros más cotizados del mundo, dueño además de un futuro incuestionable. Sus negociaciones con el Milán siguen vigentes, aunque las posiciones de club y jugador se van distanciando cada vez más. Una razón primordial para este distanciamiento es el exigente e incendiario Mino Raiola, agente del jugador. Raiola exige que Gigi sea el portero mejor pagado del mundo, lo cual dificulta considerablemente cualquier negociación. Raiola aprieta al Milán para casi duplicar su salario actual. El club, por su parte, ha puesto sobre la mesa una oferta mucho más moderada.

El tiempo se agota, mientras las partes se distancian. Ante sus elevadas pretensiones, pocos clubes se han mostrado dispuestos a contar con el portero. Los dos más relevantes son la Juve y el PSG.

Jerome Boateng (Bayern Munich)

Ganador del reciente Mundial de clubes con el Bayern y campeón del mundo 2014 con la selección de Alemania, Boateng pronto estará disponible. Si bien las negociaciones con el Bayern aún no han sido canceladas, el club no parece tener prisa para hablar con el jugador. De ahí se desprende la posibilidad de que Boateng busque muy pronto un nuevo equipo. En este caso, las posibilidades del defensor son de 50/50. El jugador quiere quedarse, mientras el club no parece tan seguro. Y si bien Alaba, su compañero en el centro de la defensa del Bayern, va a marcharse, ya su reemplazo está definido. El también zurdo y excelente defensa francés Upamecano será el reemplazante de Alaba. El club además cuenta con Sule y Javi Martínez para ocupar el centro de la defensa, por lo que si Boateng se queda, seguramente lo hará con un salario reducido y menores funciones en el cuadro muniqués.

Messi está rindiendo a un excelente nivel, y de paso demostrando que ni su vigor ni sus cualidades han decaído peligrosamente.EFE

Fernandinho (Man. City)

El talento del centrocampista brasileño es incuestionable, pero también lo es su veteranía. Con 35 años a cuestas y más de 300 juegos con el City, sin duda el camino de Fernandinho en este club se verá interrumpido al final de temporada. Sus opciones son fundamentalmente dos: retirarse como jugador para quedarse en el Manchester City y formar parte del cuerpo técnico de Guardiola, o continuar jugando en Brasil, para el Atlético Mineiro que ha mostrado interés en incorporarlo.

Georginio Wijnaldum (Liverpool)

Cada día que transcurre el mediocampista holandés Wijnaldum se distancia más del Liverpool. Hasta ahora se niega a firmar una renovación de contrato y cada vez se ven más claras las opciones de satisfacer su aspiración de jugar para el F.C. Barcelona. Su situación es muy parecida a la de su compatriota Memphis Depay (ver unas líneas más arriba), pero los obstáculos también son los mismos: la falta de garantías financieras del club catalán.

Sergio Agüero (Man. City)

Parece que el máximo goleador histórico del City está cerrando su época en el club. La única opción del delantero argentino para quedarse en el City, sería una severa reducción de su salario actual. Los enormes recursos futbolísticos del City garantizan reemplazos suficientes para el argentino. Tampoco ayudan su veteranía (32 años) y su reciente proclividad a ser víctima de lesiones.

Julian Draxler (PSG)

El atacante alemán de 27 años está viviendo una temporada sin ser tomado muy en cuenta. Tanto Thomas Tuchel, como su relevo Mauricio Pochettino no le dieron muchos minutos de juego. Por eso se piensa que el cambio de destino para Draxler es inevitable. En tiempos recientes el Arsenal mostró interés en el alemán, pero el gran desarrollo de jóvenes talentos (Saka, Smith-Rowe) que ocupan la misma posición de Draxler, dificultan enormemente que el jugador alemán llegue a Londres.

Ángel di María (Paris St-Germain).

Poco se sabe del posible destino de Ángel di María. No han existido movimientos para la renovación de su contrato con el PSG, por lo que se piensa que el extremo argentino podría emigrar en junio. Tampoco han surgido clubes interesados en contratarlo, por lo que el próximo destino del jugador está envuelto en el misterio.