28 de Sep de 2021

Fútbol

El calvario de la Juve

Tras ganar nueve ligas seguidas en Italia, la Juventus de Turín enfrenta la última fecha del torneo con el riesgo inminente de quedar fuera de los cuatro primeros lugares. Es decir, quedar fuera de la próxima Champions

El calvario de la Juve

Las imágenes del video son nocturnas, aunque claras. Puede verse cómo siete vehículos de enorme lujo son introducidos en un camión, que luego los transporta hacia alguna dirección que no ha sido precisada. No se trata de un robo. La flota de lujosos automóviles (que incluye Lamborghinis, Ferraris y un Bugatti La Voiture Noire, él solito valorado en 11 millones de euros) le pertenece nada menos que a Cristiano Ronaldo, gran estrella juventina, que no está en su hora más alta, al igual que el resto del club. Y si menciono la mudanza nocturna de su flota de automóviles, no es por envidia, sino porque esta semana se convirtió en noticia resonante, de gran actualidad. La especulación ante el traslado era que el atacante portugués ya preparaba su escape de la ciudad. Si Juventus no obtenía al menos el cuarto lugar de la Serie A, Cristiano se marcharía a buscar pastos más verdes y propicios.

Todos sabemos que la liga de Italia fue ganada por el mayor enemigo deportivo de la Juve: el Inter. Como si fuera poca afrenta, las mentes maestras del Inter provienen de la Juve. Por un lado Antonio Conte, el entrenador, ganó tres ligas consecutivas con Juventus. Mientras Giuseppe Marotta, el principal ejecutivo del Inter, había cumplido con notable éxito esa misma función en Juventus, entre 2010 y 2018. Solo esta situación bastaría para considerarla una amarga temporada. Pero el riesgo de no clasificar a la próxima Champions League convierte este período en algo muy peligrosamente parecido a una catástrofe.

Por eso, en días recientes se ha conversado tanto sobre un posible destino de Cristiano. Hasta la mamá de Cristiano metió la cuchara en el asunto. El club recién consagrado campeón de Portugal, el Sporting de Lisboa, fue anunciado por la mamá de Cristiano como el próximo destino de su estelar hijito, noticia inmediatamente desmentida con terror por Jorge Mendes, agente del jugador. Otros, sin duda más sensatos, lo ubican en el Manchester United (tiene dinero, está en Champions, aspira a sumar títulos).

Pero el problema no es el estelar portugués. El hundimiento de la Juve es un conflicto colectivo, que comenzó con la temporada, cuando el club anunció que Adrea Pirlo sería su nuevo entrenador. Pocos días antes, Pirlo, exjugador muy admirado y querido de la Juve, había sido designado como entrenador de los juveniles del club. Todos pensaron en una progresión razonable que lo llevaría en un futuro a dirigir al primer equipo de la escuadra juventina. Se equivocaron. Apenas 10 días después de haber sido nombrado, Pirlo fue ascendido. En esta ocasión le dieron el mando del equipo mayor, lo cual incorporaba varios riesgos. Quizás el mayor de todos era darle las riendas del equipo a alguien que había sido un compañero más, apenas pocos meses atrás. Si se piensa con un poquito de calma agudeza, el nombramiento de Pirlo seguramente es explicable. En primer lugar, la Juve quería sacarse de encima a Maurizio Sarri por incompatibilidad de estilos futbolísticos, pero carecían del tiempo suficiente para encontrar un reemplazo de alto nivel. Por ello, se habrían fijado dentro de la propia institución para encontrarse cara a cara con Pirlo. El ex centrocampista estaba bajo contrato y seguramente podría hacer un trabajo correcto por una o dos temporadas, consolidándose en el puesto o abriendo camino a un nuevo entrenador de renombre. Aquí aparece la infinita arrogancia de la directiva de Juventus que, con nueve ligas ganadas de manera consecutiva, pensaron que hasta el jardinero del estadio Juventino podría hacerse cargo de tarea tan fácil.

Y como sucede tantas veces, luego la realidad se encargó de nivelar las delirantes expectativas. Un declive rápido a nivel institucional, con un culpable señalado: Pirlo.

Es fácil ver porqué la Juventus querría asumir que Pirlo es la fuente de sus problemas deportivos del presente. Apostaron por él, no les resultó, y a otra cosa. No es tan fácil. La responsabilidad del desacierto es de la propia dirigencia, que guiada por una infinita arrogancia puso en un cargo de gran exigencia a un entrenador sin la suficiente experiencia.

Estamos frente a un caso de expectativas exageradas que se estrellan de cara contra la realidad. Los dirigentes de la Juve hicieron una apuesta en exceso arriesgada y todos sabemos que en el mundo del fútbol resulta más fácil cambiar a un entrenador que a 25 jugadores. Pirlo también lo sabe.

Pero volviendo al inicio de este texto, es muy cierto que Cristiano solicitará cambiar de aires un minuto después de quedar fuera de la próxima Champions. Prepárate para una nueva telenovela.

Champions femenina

El Barcelona es el modelo

Apenas hace un par de temporadas, las mujeres del F.C. Barcelona llegaron a la final de la Champions femenina, solo para recibir una recia paliza (4-1) por parte del multicampeón Olympique de Lyon. Aún con el humo reciente de la derrota, las jugadoras y su cuerpo técnico se reunieron para expresar el compromiso de volver lo más pronto posible. Más fuertes. Más decididas. Mejor preparadas. Con mayores recursos. Y lo hicieron. El triunfo del Barça femenino el pasado domingo pone en primer plano un positivo modelo de gestión deportiva. Comenzando por los recursos económicos, pero sin dejar de lado el desarrollo de la cantera, el mejoramiento físico de las jugadoras y una planificación deportiva de primer nivel.

Para medir la gravedad de la crisis juventina, debemos sumar al grave tropiezo deportivo, el rudo golpe moral y financiero sufrido por la disolución de la Superliga Europea.Shutterstock

El Barcelona derrotó a sus propios demonios en un duelo que se anticipaba mucho más parejo. Un inicio relampagueante dejó al equipo blaugrana con una ventaja inalcanzable, obtenida con un juego de altísima intensidad y muy elevado ritmo. Un equipo que además acaba de volver a ganar la liga española, venciendo en los 26 partidos disputados, con 129 goles a favor y apenas 5 en contra. En la final jugada en Suecia, el Barcelona fue el dueño del ritmo y la potencia. En búsqueda de consuelo, su rival, el Chelsea, podría mirarse en el propio espejo blaugrana. El llanto feroz de hace dos temporadas cuando fueron vencidas por el Lyon, convertido en baile de la victoria. La decepcionante derrota convertida en llamarada de triunfo. Todo, gracias a la planificación y el trabajo.

Lo que queda claro es que el nivel del fútbol femenino sigue subiendo en Europa, generando cada vez mayor calidad, energía y belleza.

El Ajax reparte el trofeo de Liga entre sus aficionados

En Holanda, como en casi la totalidad del planeta, el fútbol durante esta temporada se jugó sin aficionados. Para el Ajax de Amsterdam significó ganar la liga y la copa de su país sin la presencia de sus fieles seguidores. Por ello, y en un gesto de gran afecto hacia su hinchada, los dirigentes decidieron fundir el trofeo de liga y repartirlo entre 42,000 hinchas. Cada uno de ellos recibirá una pequeña estrella de plata, como parte del título 35 de la riquísima historia futbolística del Ajax, es decir: “Un pedacito de Ajax”. Una manera afectuosa, participativa y especial de compartir el triunfo con la hinchada.