01 de Dic de 2021

Fútbol

Blas Pérez: 'Puede ser la oportunidad de oro para dar el primer golpe en El Cuscatlán'

Con la experiencia del ex jugador y el concepto del “futuro entrenador”, el recordado 'Superratón' da una mirada a la segunda ronda eliminatoria que se inicia mañana en El Salvador

Blas Pérez: 'Puede ser la oportunidad de oro para dar el primer golpe en El Cuscatlán'
Recordando sus tiempos de jugador señala: “Nosotros, los que estamos afuera y vemos el evento de otra manera, somos parte importante; la selección debe tener el apoyo de la afición panameña”.BP

Blas Pérez es uno de los referentes sobresalientes de una generación de futbolistas panameños, que se distinguió en el exterior obteniendo títulos y sellando su recorrido estampando en su hoja de vida la clasificación a un mundial: Rusia 2018. Lo suyo fue el gol como bandera de presentación, pero sobre todo su infatigable entrega y persistencia para abrirse un espacio con el club en el que jugara, pero sobre todo con la Selección Nacional.

La eliminatoria la ve ahora desde fuera del campo, pero la palpita igual que si estuviera dentro. A horas de comenzar para Panamá la segunda ronda eliminatoria, examina el presente y las perspectivas en la búsqueda de un nuevo cupo hacia el Mundial.

¿Recuerdas una frase de un entrenador que te impactó y contribuyó a cambiar tu forma de entender el juego?

De un entrenador no, tuve entrenadores que me dieron charlas motivacionales que marcaron mi carrera; pero sí recuerdo una frase de los compañeros que tuve: si te unes a los grandes, vas a ser uno de ellos. Trataba entonces de emularlos.

Blas Pérez: 'Puede ser la oportunidad de oro para dar el primer golpe en El Cuscatlán'
En familia, rodeado por su hija Nayeilis, su esposa Mitzeli de Pérez, Blas Pérez hijo mayor, y el menor Jatniel.BP

Tuve la dicha de jugar con grandes jugadores, miraba lo que ellos hacían y me decía: wow, yo con 22 años y ellos con 35, tengo que aprenderles, por algo juegan con alto rendimiento. En esa época era muy importante todavía jugar con 35 años; lo aprendí en Colombia.

¿Se te viene regularmente a la memoria algún momento de un partido que desearías cambiar o repetir si te dieran la oportunidad?

Yo no me reprocho nada, no cambiaría nada, cuando uno está en ese lugar tiene que decidir bien; en mi carrera en los lugares que estuve, creo que decidí de buena manera.

De los estadios en los que jugaste, ¿cuál te causó una mayor impresión cuando entraste al campo?

Blas Pérez: 'Puede ser la oportunidad de oro para dar el primer golpe en El Cuscatlán'
Ha estado participando como analista y comentarista deportivo en la cadena de televisión TUDN.BP

Cuando jugué en España, en San Mamés, el estadio del Athletic de Bilbao. Me llamó la atención, daba hasta miedo, hacía frío, había un poco de neblina, la presión del público... era un poco tenebroso jugar allí; me tocó hacerlo con el Hércules por la Copa del Rey. Me dejó muy impactado. Perdimos 2-0, aunque anduve bien en el partido, estaba en buen nivel.

Se llegó a pensar que te quedabas en España y podías hacer una carrera como Rommel Fernández y Julio Dely Valdés, ¿la oferta económica de México era muy buena?

Sí. Yo también quería hacer una vida deportiva en España, era mi sueño, hacer lo que habían hecho Rommel Fernández, Julio Dely Valdés, pero el equipo al que había ido (Hércules de Alicante) me había comprado para venderme. Por tema de negocio fui traspasado al fútbol mexicano; económicamente se me mejoraron las cosas.

Ante El Salvador, el resultado puede marcar la disposición psicológica para el juego de local ante Estados Unidos; ¿tu evaluación de la Selección?

Blas Pérez: 'Puede ser la oportunidad de oro para dar el primer golpe en El Cuscatlán'
Blas Pérez ha encaminado su vida deportiva teniendo como próxima meta en el fútbol su labor como entrenador. BP

Desde que Tomas Christiansen tomó el equipo le vi mejoría en el trabajo colectivo, de complemento de los muchachos entre ellos; han mejorado el juego, más ofensivo, llegan por banda, tiran los centros, me ha gustado. Esta Selección puede marcar esa diferencia ganando en El Cuscatlán; ahora, hay que tomar en cuenta que el equipo salvadoreño cuando juega de local es también muy fuerte, pero creo que esta puede ser la oportunidad de oro para dar ese primer golpe de ganar en El Cuscatlán.

¿Da para sentir que van a estar cerca de volver a clasificar al Mundial, que se encontró la renovación o es prematuro sacar una conclusión?

En los partidos lo vas viendo y el tema del relevo ya pasó, los muchachos deben estar concentrados en lo que están haciendo. Con los pocos jugadores que hablo de los que estuvieron conmigo, saben que tienen una gran responsabilidad, quieren volver a un Mundial y es la oportunidad para seguir consolidándose en la Selección. Hay jugadores jóvenes, pero con experiencia y eso también nos ayuda mucho.

El relevo como tema ya pasó, a nosotros también nos tocó esperar esa transición por años; yo a los 25 años me pude consolidar en la selección con experiencia. Es lo que ellos también tienen que hacer: aprovechar la oportunidad, que no se relajen y no vayan simplemente por vestir la camiseta, que tengan presente la meta de llegar a un Mundial. Eso es lo que más anhelo, que lleguen a un Mundial y que los muchachos sigan consolidándose.

El último recuerdo eliminatorio ante El Salvador es la derrota 3-1 en El Cuscatlán de 2008; buscando cambiar la historia, ¿qué faltó ese día?, ¿qué no se debe repetir?

Recuerdo ese partido, es uno de los peores manejados por la Selección, no teníamos experiencia, no había ese tipo de jugadores maduros que se necesitan, estábamos empezando. Pasó porque tenía que pasar, fue un golpe muy duro porque fuimos sacados rápido de esa eliminatoria (Sudáfrica 2010).

Todos esos golpes duros que tuvimos, los jugadores tienen que tomarlos en cuenta; saben de la realidad de jugar en El Cuscatlán, que no es fácil, la gente se mete en el juego y tienen que concentrarse, no dar ventajas; estoy seguro de que los muchachos lo van a hacer.

De esta Selección de El Salvador, ¿qué opinión tienes?

La vi jugar en la Copa Oro, me dejaron impresionados con la velocidad a la hora de las transiciones rápidas. Algunos son jugadores estadounidenses, nacidos y formados allá, con nacionalidad salvadoreña y han tomado la iniciativa de representar a El Salvador. En Estados Unidos tienen una preparación diferente al jugador salvadoreño de la liga local, esa compenetración ha hecho que la selección salvadoreña haya crecido. Nosotros, con la posesión de pelota que tiene la selección, podemos tener un arma fundamental y debemos ser contundentes de cara al arco rival también.

¿Qué jugadores panameños te han sorprendido?; ¿alguno se te parece ?

No creo que se parezca alguno (risas), pero siempre he dicho sobre los delanteros que están allí y jugaron conmigo o con Luis 'Matador' Tejada, que les inculcamos y enseñamos los funcionamientos a la hora de posicionarse, la fuerza de voluntad, la solidaridad, el compañerismo en el camerino. A nosotros nos deja tranquilos esa parte.

Futbolísticamente cada uno tiene su característica. Me ha encantado lo de Rolando Blackburn; ha crecido, ha marcado goles en la Copa Oro. Me hizo recordar mis inicios cuando la gente exigía, me criticaba; al final creo que con los delanteros no se pueden meter, porque los delanteros en cualquier momento te pueden callar la boca en un dos por tres.

De los jóvenes, César Yanis ha crecido muchísimo, ha evolucionado; ahora con su fichaje en España, creo que le va a venir muy bien, su preparación va a mejorar, espero que no se deje llevar por otras cosas extrafutbolísticas, que se concentre en lo que quiere, en su futuro, que invierta y desarrolle su cuerpo como debe ser.

Estados Unidos ha venido creciendo y México ha cedido liderazgo; ¿la mayor presencia de jugadores estadounidenses en las ligas europeas les cambió la propuesta futbolística?

Cien por ciento, el éxodo de los jugadores americanos a Europa ha hecho que su selección creciera, es otro tipo de fútbol, otra preparación, mentalmente mejor trabajados; han tomado un poquito de ventaja a los mexicanos y a toda la Concacaf, pero igual no nos debe importar, creo que el fútbol y la picardía que tiene el jugador panameño al enfrentarse a este tipo de selecciones siempre ha dado de qué hablar. El último partido frente a México hicimos un partidazo, tuvimos la oportunidad de ganarle a México por primera vez; el jugar en casa, con nuestra gente, es importante también.

En eliminatorias los hemos sufrido aquí; ¿qué aspectos no se deben descuidar?

Para este tipo de partidos lo más importante es la concentración, la mínima ventaja que uno les da te la van a cobrar. Técnica y tácticamente la selección está preparada, tenemos jugadores, no debemos entrar en la crisis cuando jugamos aquí en el Rommel Fernández. A veces es un arma de doble filo, la gente se mete y hay mucho negativismo, lo digo porque lo he vivido ahora que me pongo en las gradas, me digo “se siente muy raro aquí”; la verdad es que se siente la vibra y todo lo demás, hay que tener mucho cuidado con eso, que no nos cueste jugar en casa.

Canadá ha regresado haciendo sentir su pisada, ¿están para desplazar a Costa Rica como tercer protagonista?

Esa es una pelea muy buena. Costa Rica no está pasando por un buen momento y Canadá se le está adelantando. Lo de Canadá me asombra por la calidad de jugadores que tiene, hay varios en Europa, en la MLS han subido su nivel. Nosotros también podemos estar allí en el tercer y cuarto puesto, no alejarnos de esa realidad.

Tu hijo Blas ha buscado abrirse un espacio en el fútbol; ¿va encaminado o ahora es más difícil abrirse en relación con la época en que saliste?

Creo que es más accesible, no fácil porque nada es fácil, porque la tecnología, los videos, las estadísticas, permiten al jugador salir del país; hoy el jugador sale por las estadísticas. Mi hijo va en buen camino, enfocado en lo que quiere, pero como papá la primera exigencia es que se gradúe de la escuela, que termine sus estudios, y que vaya dando el paso a paso en el fútbol. Está jugando en el Plaza Amador, con la reserva en la Liga Prom de la LPF; ha jugado casi todos los partidos de titular con 15 años y espero que siga teniendo los pies sobre la tierra. Todos los días lo aconsejo, le digo una cosa diferente, una anécdota nueva, le voy contando todo lo que me pasó.

Tienes una carrera con reconocimientos, ¿has trazado alguna meta más para alcanzar en el fútbol?

Después que me retiré, me dediqué a estudiar; estoy haciendo el curso de entrenador en Atfa (Asociación de Técnicos del Fútbol Argentino), estoy casi por terminarlo. Estoy encaminado en ello, estudiando; tuve la posibilidad de trabajar un rato con el Plaza Amador en las divisiones menores, pero ahora estoy full dedicado a los estudios para obtener mi licencia y estar en regla, preparado; muchas veces nos equivocamos creyendo que el jugador lo sabe todo, mentira, no sabe nada, prepararse académicamente es importante.

¿Estás pendiente de las herramientas tecnológicas?

Sí, me gusta mucho, ando viendo aplicaciones y el tema de GPS, inclusive cuando estaba terminando mi carrera y salían estas cosas me las pude comprar y practicar. Ver qué me hacía falta y qué no, y como dicen los entrenadores: el video no miente; después de jugar ves todo lo que sucedió, no puedes engañar a nadie. Me gusta actualizarme y estar leyendo, ojalá más adelante pueda tener la oportunidad, y así como tuve mi carrera de futbolista fuera del país, tenerla también como entrenador.

Comencé entrevistando al exjugador, entonces ahora me corresponde cerrarla interrogando al futuro entrenador, ¿con quiénes abrirías mañana frente a El Salvador?

Jugaría con Luis Mejía, en el arco; Harold Cummings y Fidel Escobar, de centrales, Eric Davis con Amir Murillo en los laterales; el mediocampo con Aníbal Godoy y, suelto, le daría la oportunidad por el buen momento que está pasando, a “El Fulo” Cristian Martínez; Édgar Bárcenas con Alberto Quintero y José Luís Rodríguez; y adelante Rolando Blackburn. Es similar a lo que hemos visto con el cambio de Martínez, ya que no tenemos a Carrasquilla; y a Cummings por Andrade, que lastimosamente nos va a hacer mucha falta. Tampoco podemos inventar, creo que hay que darle continuidad a la base que ya la tenemos.