Temas Especiales

29 de Oct de 2020

Hípica

Las luminarias que brillaron en la temporada 2015 en el Hipo Remón

A escasas tres reuniones para la culminación de otra jornada anual de la hípica panameña, ya se han definido a los virtuales ganadores

En un recuento de las diferentes estadística que terminan esta temporada en la actividad hípica panameña, es casi seguro a la fecha la definición de sus ganadores en cada una de sus categorías.

La industria equina en nuestro terruño mantiene vigente esta actividad durante las 52 semanas del año.

Durante ese largo periodo, sus principales protagonistas ponen todo el empeño, la dedicación y el esmero, para lograr sus objetivos, cuya meta de ser lograda los ubica en las mejores casillas en cada uno de sus respectivos gremios hípicos.

En un recuento de las actuaciones de los actores del hipismo criollo en la temporada que culminará próximamente, cuyos registros son llevados por el departamento de Stud Book y Estadísticas del Ministerio de Economía y Finanzas, dan a conocer las cifras en cada uno de los torneos hípicos.

LOS LÍDERES DEL HPR

En lo concerniente a los manos de sedas, a la fecha se mantiene en el primer peldaño el aguerrido fusta criollo Wigberto Ramos, látigo que en 521 montas ha cruzado la meta por delante de sus rivales en 102 carreras, 84 escoltas, 79 terceros lugares, 71 cuartos, 49 quintas casillas, saliendo fuera del marcador en 130 competencias, cuyas montas ganadoras y posiciones en el marcador han aportado 664 mil 581 dólares.

Ramos, en una buena temporada también ha brillado en prueba clásicas, sumando un total de cuatro de ellas.

Unos de los sitiales que tiene nombre y apellido año tras año es el de los preparadores, cuyo gremio los ha dominado por casi tres décadas consecutiva el experimentado Alberto Paz Rodríguez.

Para esta oportunidad presenta 103 ganadores en 471 ejemplares presentados en el año, acumulando bolsas por el orden del millón 195 mil 604 dólares, cifra millonaria que registra por segunda temporada hípica, marca que a simple vista se presenta muy difícil de superar.

En cuanto al gremio de dueños de cuadras, el Stud Campo Azul desplazó del primer renglón al Jap Horse Stable, cuyos ejemplares lo mantenían como líder casi todo el año, pasando a la escolta, dado el rotundo triunfo en el Clásico Internacional del Caribe por el mimado del Stud Campo Azul ‘Calinico', , cuya bolsa neta de 180 mil dólares definitivamente declinó la balanza finalmente.

La supremacía entre los ejemplares importados fue ampliamente definida en el alazán ‘Salustio', un aguerrido equino con una envidiable foja este año de 7 carreras ganadas de sus nueve actuaciones en el Hipo Remón.

Lo más destacado de este norteamericano es que cinco de sus victorias fueron clásicas, entre ellas las de mayores renombre a nivel nacional como internacional, haciendo énfasis en este último aspecto al revalidar su triunfo en la Copa Invitacional de Importados.

Otra de las hazañas es haber implantado marca de tiempo en el Hipo Remón el 31 de mayo, cuando paralizó las agujas del cronómetro en 2:10 3/5 para los dos mil 100 metros en la magna prueba del hipismo panameño, el Clásico Presidente.

Con sus siete victorias, una escolta y un quinto peldaño, el Stud Otimen ha recaudado este año 217 mil 260 dólares, con un elevadísimo porcentaje ganador del 77.8 %.

Su actuación esta temporada sin lugar a dudas los señala como un virtual caballo del año 2015, premiación que recompensa el certamen de los Valores Hípicos.

Dos jinetes que no se pueden dejar de mencionar entre las luminarias que brillaron este año con luz propia fueron los látigos Luis E. Arango y Luis A. Sánchez.

El primero de ellos se ratifico como el amo dueño y señor de los triunfos clásicos, galardón que ha hecho su feudo en el Hipo Remón.

Por su parte el aprendiz Luis A. Sánchez se destacó desde su inicio en esta difícil y arriesgada profesión, comandando la estadística en los primeros meses por amplio margen, sitial que bien pudo mantener de no optar por dejar de montaren lo sucesivo de la temporada 2015.

==========

‘La dedicación y esmero de los actores de la actividad hípica panameña se ve reflejada en sus resultados exitosos como su compensación'

MIGUEL NARBONA,

DUEÑO E IMPORTADOR DE CABALLOS DE CARRERAS