Temas Especiales

06 de Jun de 2020

Más Deportes

Los clubes y el salto al profesionalismo

PANAMÁ.Los días de la Asociación Nacional Pro Fútbol (Anaprof) están contados. La desaparición de esta organización, que nació en 1988 c...

PANAMÁ.Los días de la Asociación Nacional Pro Fútbol (Anaprof) están contados. La desaparición de esta organización, que nació en 1988 con el objetivo de organizar e impulsar el fútbol profesional, es una realidad.

Tras el fracaso de la selección nacional en las eliminatorias para el Mundial de Sudáfrica 2010 y el creciente deterioro que desde hace varios años arrastra el torneo local, la Federación Panameña de Fútbol (Fepafut) planteó la necesidad de crear una comisión que organice un nuevo torneo profesional.

La federación debe entregar a la Anaprof y los clubes el proyecto para crear la liga profesional. Este proyecto debe ser analizado por los clubes. El primer paso para crear la nueva liga profesional será crear una comisión de fútbol profesional.

Un nuevo torneo profesional, según palabras del presidente de la Fepafut, Ariel Alvarado, implica que los clubes deben tener solidez, reflejada, por ejemplo, en una sede propia, estadios, y la suficiente solvencia económica para hacerle frente al pago de jugadores y técnicos.

Pero, ¿están los clubes preparados para afrontar esa transición? A juicio de Rubén Cárdenas, presidente del Alianza F.C., existen muchos clubes que aún no están listos, sencillamente porque no tienen solvencia económica.

Cárdenas plantea que primero hay que crear la plataforma para dar ese salto. Por eso, algunos clubes desde hace mucho tiempo propusieron a la Fepafut que se involucrara más en el fútbol local.

Mientras que la selección nacional generó ingresos por el orden de los $2 millones este año, la liga y los clubes afrontaban grandes problemas económicos.

Esta desigualdad fue creando un resentimiento al interior de la Anaprof. Los clubes sentían que ellos hacían la inversión y la selección se comía todo el pastel. Por eso le pidieron al presidente de la Fepafut que parte de esa maquinaria publicitaria y económica llegara a la liga y los clubes.

Empresa privada e inversión

El fútbol, al igual que otros deportes como el béisbol y el boxeo, despierta pasión entre los fanáticos panameños. Pero esa pasión no se refleja en el torneo local porque los fanáticos no acuden a los estadios.

Por eso, el fútbol nacional resulta un producto difícil de vender, a diferencia de lo que sucede en otros vecinos de la región.

En países como Honduras, El Salvador, Costa Rica, y Guatemala, el fútbol resulta un buen negocio para empresarios y medios de comunicación.

La selección de fútbol de un país es el reflejo de su campeonato local. Cuanto más fuerte y técnico sea ese campeonato, más competitiva será la selección.

En los últimos años, algunos empresarios han comenzado a meterse de lleno en el fútbol nacional, pero todavía no es un negocio rentable y los clubes no tienen los recursos suficientes para crecer.

Eso lo saben bien Ricardo Durán, ex presidente del San Francisco y Giampaolo Gronchi, actual presidente del Tauro F.C., dos de los equipos más grandes del país. El amor por el fútbol ha llevado a estos empresarios a invertir en los clubes, aunque coinciden en señalar que es una inversión que no tiene retorno.

Las cifras de operación de esos clubes supera los 200 mil dólares, en una temporada que dura ocho meses. Estos costos incluyen la planilla de los jugadores y el cuerpo técnico, el transporte, la alimentación y las categorías inferiores.