Temas Especiales

20 de Jan de 2021

Más Deportes

Rugby, una mezcla de adrenalina y golpes

PANAMÁ. No es secreto que en Panamá, los deportes más populares son el béisbol, el fútbol y el boxeo. Pero, en nuestro país también ha...

PANAMÁ. No es secreto que en Panamá, los deportes más populares son el béisbol, el fútbol y el boxeo. Pero, en nuestro país también hay disciplinas, que si bien no son muy seguidas, o comprendidas por el público en general, se practican de manera tal, que a veces logramos un buen papel en torneo internacionales. Este es el caso del rugby, el cual, a pesar de ser una actividad desconocida para la mayoría de los panameños, tiene cuatro años de practicarse en el istmo.

Originalmente, el rugby se practicaba en Europa, Oceanía y algunos países de Latinoamérica como Argentina y Uruguay. Este deporte se ha caracterizado por ser uno de los más rudos y que exige más esfuerzo físico y uno de los que más hermandad produce entre sus adeptos.

Su nacimiento

El fútbol y el rugby se podría decir que son deportes hermanos, ya que si bien el primero tiene raíces más antiguas y fue el que contribuyó a la creación del rugby, la práctica de este último es el que derivó muchas de las reglas del fútbol moderno.

Alrededor de 1800, en Inglaterra se practicaba el fútbol de carnaval, que a diferencia de ahora, no tenía limites de jugadores ni de distancia. Usualmente se jugaba entre diferentes villas o pueblos, y las marcas, o porterías, estaban a millas de distancia entre una y otra. El deporte era violento, y la única regla que exigía era el de no asesinar a nadie voluntaria o involuntariamente. A partir de este código, muchas escuelas británicas comenzaron a “humanizar” un poco esta práctica.

En 1823, en el Colegio de Rugby, en Inglaterra, un joven llamado William Webb Ellis, corrió hacia delante con el balón en las manos, acción que estaba prohibida por el reglamento de aquel entonces, el cual dictaminaba que sólo se podía ir hacia atrás cuando el balón era sostenido por los brazos.

Este hecho marcó un hito en la historia del rugby. De ahí en adelante, grupos de muchachos en diferentes escuelas en Gran Bretaña, se sentaron a crear nuevas reglas para el juego. Cada colegio tenía una manera diferente de jugar, hasta que en 1871, delegados de las instituciones donde se practicaba el rugby se reunieron y crearon la primera federación de este deporte, con la cual unificaron las reglas.

A partir de entonces, mediante ensayo y error, se fueron modificando los reglamentos, poco a poco hasta llegar a lo que conocemos hoy en día como rugby.

Su llegada a Panamá

En el 2004, Jorge D´Orcy se interesó por el rugby luego de haber visto varios torneos de este deporte, y decidió reclutar jóvenes de la Universidad de Panamá para practicarlo de manera casual. Con el tiempo, muchas personas fueron observándolo, se interesaron por él y decidieron formar parte del nuevo proyecto.

Después de jugar por dos años, en el 2006, decidieron formar un club, los Diablos Rojos, y a su vez, dividirlo en cuatro equipos para hacer un torneo entre ellos mismos. Los Cuervos, de la Universidad de Panamá, los Titanes, de la Universidad Tecnológica de Panamá, los Dragones, de jugadores independientes, y los Foreigns, conformado por extranjeros, formalizaron el rugby en Panamá. Cabe destacar que los Diablos Rojos practican una alteración del rugby original denominada Rugby Seven, la cual en vez de utilizar 15 jugadores por equipo en la cancha, utiliza siete.

Después de buscar varios lugares para practicar, se decidieron por Paraíso, en las áreas revertidas. PANDEPORTES apoyó al grupo de jóvenes y les asignó de forma oficial esta cancha, a la que denominaron “El Infierno”. La institución comandada por Ramón Cardoze se encargó del mantenimiento de la misma.

Los Diablos Rojos también han dejado el nombre de Panamá en alto, al participar en diferentes torneo internacionales, incluyendo un tres naciones en Panamá, en el que participaron Costa Rica, Guatemala y Panamá. Este último se llevo los honores, y se coronó campeón del torneo.

Ahora, los Diablos Rojos se preparan para diciembre, cuando viajarán a Costa Rica a un nuevo torneo internacional, donde de seguro, el equipo, dirigido por el francés John Paul Lesnier y el argentino Diego Masera, hará un buen papel.