Temas Especiales

16 de Jan de 2021

Más Deportes

Punto de vista

Observo que con el nuevo diseño del periódico, dispongo de menos espacio, por lo que abordaré algunos de los aspectos dentro del espacio...

Observo que con el nuevo diseño del periódico, dispongo de menos espacio, por lo que abordaré algunos de los aspectos dentro del espacio disponible.

Dice Pedro: “Considero que para nuestro país el éxito o fracaso de la gestión del Consejo del Istmo Centroamericano de Deporte y Recreación (CODICADER), no puede medirse por un solo indicador de rendimiento como usted lo deja entender en la referida columna en la que realiza un compendio del número de medallas alcanzadas por nuestras delegaciones en las distintas versiones de los Juegos Estudiantiles del Codicader”.

“Desde la creación del Consejo del Istmo Centroamericano de Deporte y Recreación, que se describe como una de las instituciones Ad hoc Intergubernamental del Sistema de Integración Centroamericana (SICA), nuestro país se ha preocupado más por la “competición deportiva y sus resultados” y no así por otros aspectos inherentes a la gestión del Consejo y que había que transformar en proyectos como lo son la misión, la visión, los objetivos educativos y los objetivos deportivos”.

“Al parecer, el único mecanismo de acción común disponible es la realización año tras año de los Juegos Juveniles Centroamericanos, ya que no conozco otros mecanismos de acción y de haberlos, me gustaría saber cómo han sido implementados.

Lo que más llama la atención en todo esto es que en la reglamentación de la institución pública que atiende el deporte, el Estado no define una posición clara respecto a su concepción acerca de los distintos modelos y subsistemas de asociacionismo deportivo que pueden darse a las competencias, base jurídica y objetivos de cada uno, como es el caso de las legislaciones deportivas en otros países”.

“En síntesis, las medallas que se han obtenido y pueden obtenerse en los Juegos del Codicader, no son ni serán por el momento para nuestro país, el producto de la creación y desarrollo de una estructura organizativa deportiva de carácter público como nuevo modelo o subsistema deportivo, que a nuestro criterio para estos menesteres debería estar regentada por el Ministerio de Educación e involucrar a toda la comunidad educativa.

Esas medallas habrá que atribuírselas al modelo o subsistema competitivo y de alto rendimiento.

En conclusión, no hemos producido nada nuevo. En pocas palabras los atletas que asisten a los Juegos del Codicader, son los mismos que ya están formados, producto de la “vía federativa” solo que por tener la condición de estudiantes resulte fácil acomodarlos como producto de otra vía deportivo que en realidad no existe.

A nuestro entender las funciones, tareas y objetivos del Codicader no se resumen a una competición deportiva”