08 de Dic de 2022

Más Deportes

2008: Un buen año para nuestro boxeo

El año 2008 será parte de nuestra historia en pocos días. Este período de tiempo ha permitido que tengamos contacto con una serie de aco...

El año 2008 será parte de nuestra historia en pocos días. Este período de tiempo ha permitido que tengamos contacto con una serie de acontecimientos en el mundo del boxeo que sugieren una situación de ligera incertidumbre, al menos en lo que a las peleas llamadas "multimillonarias" se refiere.

Pero antes, hay que mirar la casa nuestra, y es que Panamá ha recuperado su sitio como un país productor de talento en el arte de fistiana al más alto nivel. Cerramos el año con cuatro campeones mundiales en propiedad, dos coronas interinas y un caudal de prospectos con excelentes perspectivas para el venidero 2009.

Un fértil escenario propiciado por quienes han creido en el proyecto del boxeo, obviamente, comenzando por Lo Mejor del Boxeo y su larga trayectoria, seguido por los apoderados y promotores, continuando con los entrenadores y pugilistas y cerrando el ciclo con los amantes puros, los que pagan su entrada a los coliseos, los que alientan y gozan en las victorias y sufren con las derrotas.

En medio de todos, están los cronistas especializados, los narradores y comentaristas. Todo esto representa la semilla de nuestro pugilismo. Las derrotas en pleitos titulares este año nos han enseñado a querer y respetar a quienes lograron la cima con esfuerzo, sacrificio, largas esperas y hasta en un cuarto intento de coronación, como ocurrió en los casos del crucero Guillermo “El Felino” Jones y el supergallo Ricardo “El Maestrito” Córdoba.

Observo a Celestino "Pelenchín" Caballero como el más importante boxeador panameño del 2008. La unificación de la corona supergallo es un elemento superlativo en sus ejecutorias, sumadas a sus otras dos exitosas defensas; Distingo a Rafael “El Torito” Concepción como el más sorprendente y a Luis "El Nica" Concepción como la gran promesa, aunque a este último bien le vendría una dosis de serenidad y buen juicio para sostener sus aspiraciones titulares, que bien pudieran llegar pronto.

Este alentador panorama local contrasta con el ritmo al que se mueve el boxeo fuera del lindero patrio. No diría que existe una crisis de valores, porque de sobra hay grandes púgiles en la palestra; pero lamentablemente, se ha sufrido de notables ausencias, pleitos insospechados y resultados que llegan hasta el bochorno.

Proclamo la pelea Margarito vs Cotto como la más importante de esta campaña, y el pleito Pavlik vs Hopkins como la mayor sorpresa del 2008 a nivel internacional. La mayor decepción, Oscar De La Hoya.

Tuvimos un 2008 repleto de grandes cosas en el boxeo panameño. El 2009 se asoma como otro año de satisfacciones y triunfos. Un nuevo gimnasio Roberto Durán, un entarimado para el boxeo chorrerano y mejores combates es lo que espera la exigente fanaticada panameña..

Ojalá que nuestros campeones sepan defender y conservar sus coronas, y que otros talentos se unan a ese selecto grupo. Saludos cordiales y Feliz Año Nuevo a todos los amantes del boxeo..