Temas Especiales

28 de Jun de 2022

Más Deportes

¿Mal uso de $ por Pandeportes?

Cuando privan las motivaciones políticas, muchas veces hay una confusión entre los términos inversión y gastos. Una inversión en una obr...

Cuando privan las motivaciones políticas, muchas veces hay una confusión entre los términos inversión y gastos. Una inversión en una obra deportiva, en este caso la piscina de Santiago, debía tener proyecciones de producir un valor agregado, o sea, fomentar y masificar la natación competitiva. La construcción es tan solo una fase, pues, tiene que estar concatenada con la estrategia, planificación y producción. Aquí el único paso después de la construcción fue la publicidad. No importó que según el Padrón Electoral, Veraguas solo tiene un club de natación, y lo peor, no cuenta con un instructor o técnico, nombrado por Pandeportes. Hay 4 funcionarios: un guardavalla, celador, trabajador manual y conductor de vehículo.

El 3 de marzo de 2007, se inició con “fanfarria”, la construcción de una piscina en Santiago a un costo de $455,973. Desde el inicio se descartó que era para fomentar la natación competitiva, pues, fue diseñada para 6 carriles y no 8, ni las dimensiones de una piscina olímpica. Fue terminada el 31 de agosto 2007. Pues bien, a mis manos llegó una información donde acusan al ahora “lame duck”, Emperador Ramón I, de mantener a la natación de Veraguas en abandono por 2 años. Que la piscina no cuenta con condiciones técnicas para eventos nacionales, ya que se trata de una piscina semi-olímpica, donde es subutilizada y lo más triste, no se desarrolla la natación. Agregan que le remitieron una nota al “Emperador Cardoze”, con fecha 20 de mayo 2009, enumerando los múltiples inconvenientes que presenta dicha piscina. Hay más, en Nota N° 19 del 12 de Nov. 2008, y en conversaciones personas, y también nota al flamante “DT” Aníbal Reluz, se comprometió a dar respuesta, pero todo ha resultado ser una “soberana tomadura de pelo”.

El DG de Pandeportes ha ignorado la solicitud de “hacer efectiva la GARANTÍA del cual es objeto la piscina que aún está en período de gracia”. No ha exigido a las empresas responsables (Aprocosa), una respuesta concreta que garantice la solución de los problemas que presenta la piscina”. Pandeportes y su equipo de ingenieros y arquitectos aceptaron la obra y dieron fe de la misma”. Lo que quizás no saben los dirigentes de Santiago es, aunque “RC”antecede a su nombre Ing., no lo es materia de construcción, sino es un ingeniero QUÍMICO. Algunas de las fallas de la piscina. 1) “Tipo de material utilizado en baños, luminarias y puertas entre otros acabados que saltan a la vista el deterioro de cual es objeto esta instalación. La piscina va en franco deterioro. 2) A dos años de entregar esta obra, en la misma no se ha podido realizar eventos de natación. 3) El sistema de tuberías (instalación de chef), presenta diferencias en su construcción e imposibilita futuros trabajos. 4) Desde su instalación el sistema de filtración está goteando y las bombas pierden fuerzas. 5) Los partidores de la piscina, seis, están flojos, rotos y a casi 2 años de instalación la calidad de dicho material pone en peligro a los nadadores. 6) Las carrileras que se instalaron son de la PEOR calidad de “acero”. Se han roto y todas están oxidadas.” ¿Es esto buen uso de fondos públicos?

Hay muchas más deficiencias por enumerar. Lo que sí es llamativo es que según la información que manejo la solicitud de mayor atención del DG de Pandeportes y su equipo, y “no han hecho mayor diligencias para solventar dichas anomalías. Hay una nota fechada el 16 de Feb. 2009, en donde la empresa Aprocosa, y el concesionario ACUATEC, responden que la responsabilidad es de Pandeportes. En todo esto, se le ha vendido la idea al Pres. Martín Torrijos de que ahora Panamá es una “potencia deportiva”. ¿Qué opina Ud. lector?