23 de Feb de 2020

Más Deportes

Brawn: el gurú de la Fórmula Uno

PANAMÁ. El nombre de Michael Shumacher es sinónimo de éxito en la Fórmula Uno. Pero, si bien es cierto que el alemán era uno de los me...

PANAMÁ. El nombre de Michael Shumacher es sinónimo de éxito en la Fórmula Uno. Pero, si bien es cierto que el alemán era uno de los mejores pilotos de los últimos años, el estratega de la Ferrari, Ross Brawn, fue fundamental en todos los logros de la escudería italiana del caballo rampante.

El ingeniero británico, luego que quedara sin empleo tras el hundimiento financiero de Honda, decidió invertir en ese mismo proyecto y consolidar su nombre tras tener a los dos conductores de su escudería Brawn GP como líderes del Mundial de F-1 2009.

DE JAGUAR A FERRARI

La carrera de Brawn en el automovilismo nace en 1989, cuando fue contratado por la extinta Jaguar. El británico diseñó, en aquel entonces, el XJR-14, el cual ganó el título en el 1991 en categoría C.

Su brillante labor con la compañía inglesa, le valió para ser contratado por Benetton, con quienes debutó en el 91 en la Fórmula Uno.

De la mano de un joven Michael Schumacher, Brawn obtuvo dos campeonatos de conductores, en 1994 y 1995, y uno de constructores, en el 95.

El talento de Schumacher hizo que Ferrari lo trajera a su escudería, acompañado de Ross Brawn.

En 1999, la escudería italiana ganó el primero de seis títulos consecutivos de constructores.

A nivel de conductores, la racha inició al año siguiente, cuando Schumacher obtuvo el primero de sus cinco títulos consecutivos con la escudería italiana (2000-2004).

En el 2007, tras varios rumores que Brawn ficharía con Red Bull, el estratega inglés firmó un contrato con Honda. Según el propio Brawn, el auto con el que correría la escudería japonesa en este 2009, tenía grandes posibilidades de triunfar, pero debido al cierre e la compañía por la crisis económica, el estratega tuvo que plantearse un rumbo que lo catapultaría a lo más alto del circuito automovilista.

SORPRENDIENDO A MUCHOS

Tras quedar sin trabajo, Brawn decidió comprar los activos de Honda, y con motores Mercedes Benz, y un solo patrocinador, Brawn GP se ha apoderado con gran ventaja del tope de la Fórmula Uno.