16 de Ago de 2022

Más Deportes

¿Es Saladino su propio verdugo?

Confieso que el 19 de agosto 2008 fue una fecha memorable para este servidor porque en la puerta de mi habitación de la Villa de Prensa ...

Confieso que el 19 de agosto 2008 fue una fecha memorable para este servidor porque en la puerta de mi habitación de la Villa de Prensa de los XXIX “JO” de Verano en Beijing estaba un ejemplar del periódico China Daily , órgano oficial de los JO. ¿Y por qué?, pues la portada le había rendido un tributo reservado para atletas como Michael Phelps y Usain Bolt, con la fotografía a todo color de nuestro Irving Saladino, con título de: “Gran Canal. Panamá ganó su primera medalla de oro olímpica, gracias al campeón mundial de salto de longitud”. Parte del contenido decía: “Anoche (18 de agosto), Irving Saladino se convirtió en el héroe nacional de Panamá al ganar la primera medalla de oro olímpica de su país. El campeón mundial saltó 8.34 metros, para ganar la prueba de salto de longitud”.

El triunfo de Saladino estuvo acompañado de una ovación ruidosa y prolongada de los asistentes al “Nido de Pájaro”, y visto por más de 500 millones de chinos no solo en Beijing, sino en algunas de las provincias más importantes como Shanghai, Pekín, Tiajan, Chongquing, etc. Al igual que Usain Bolt, Saladino había adquirido un compromiso moral, con la población china, de retornar a este país con esa imagen de héroe. El “Relámpago” Bolt honró ese compromiso deleitando a la población de Shanghai, en la segunda prueba de la “Liga Diamante, IAAF”, el 23 de mayo 2010, con su triunfo en los 200 metros planos, con tiempo de 19.76. Previo a esto, y como fogueo, Usain Bolt, en casa, Jamaica, el 1° de mayo, registró 19.56 en los 200 metros planos. Eso es lo que esperan de un campeón. Contrario a esto, y con lo que sospecho es una “media verdad”, Saladino declaró que no entrenaría más con el brasileño Nélio Moura, porque no lo atendía bien, y que ahora lo hará con Florencio Aguilar. Se le olvidó que Nélio de CERO lo llevó a la cima.

Un escrito del colega Gustavo Ampudia, el día 10 de mayo 2010, en el diario La Prensa tituló: “Saladino, satisfecho con preparación”. En el contenido dijo: “En Brasil no se me estaba dedicando el tiempo para corregir los errores que estaba cometiendo que eran faltas; aquí en Panamá Florencio Aguilar se ha dedicado a mí”. Agregó “Me siento preparado”. Se refería para la prueba de Shanghai del 23 de mayo. Ese mismo diario en una glosa destacó que Saladino estaba por Coronado paseando en un carro lujoso y de último modelo. Este espacio, que dice y advierte con antelación lo que otros por variados motivos callan, tituló el 19 de mayo. “Saladino se verá con 2 campeones el 23 de mayo en Shanghai”. En parte del contenido reiteré que: “No avalo su participación y de ningún atleta élite, sin pruebas de fogueo, no importa que gane o no medalla”. “El triunfo no debe depender de suerte, sino de una buena preparación cónsona con el nivel del certamen”. También reiteré la irresponsabilidad de Saladino de competir en el Mundial Bajo Techo en Doha sin fogueo.

Pues bien, censuro con vehemencia la excusa pobre, irresponsable y contradictoria de Saladino de que NO compitió en el salto de longitud en Shanghai porque estaba CANSADO y tenía FRÍO. Un campeón no se comporta así. Pero lo repugnante fue la complicidad de su entrenador “postizo” Florencio Aguilar, de negar que estaba de por medio la misma excusa de siempre, la maldita lesión. Saladino desde Atenas 2004, cuando inventó que el COP lo obligó a competir lesionado, ha incurrido en contradicciones para tirar al aire. Lo cierto es que a los 27 años su propia “indisciplina” está alertando que es su propio verdugo. Lo cierto es que no estará en la próxima prueba de la Liga Diamante el 10 de junio en Roma, y quién sabe si en la 3ª el 3 de julio en USA. ¿Estará Edwards transitando por la misma vereda? No sé.