Temas Especiales

24 de Jan de 2021

Más Deportes

Más sobre la sede de los JCA y del Caribe 2018

Después de un no, el presidente avaló, pot Twitter, pedir la sede de la justa regional.

Más que si estamos preparados para ser sede de unos Juegos Centroamericanos y del Caribe, y si como debe ser, contamos con los atletas para hacer un papel decoroso, está latente como subrayé en el Coctel de ayer, la ‘epidemia del show deportivo’, que tuvo su origen en las palabras del presidente Ricardo Martinelli, faltando 33 días para las elecciones, al decir en el mes de diciembre del 2009: ‘Quiero que Panamá sea sede de todos los eventos deportivos internacionales para que la comunidad internacional visite al país para que vean cuán bonito es’.

Un Comité Olímpico inexperto, que en 13 meses y días en el mando (16 de dic. 2012), aún no ha podido ‘arreglar y fortalecer’ como debe ser, su propio organismo ya que ni siquiera ha nombrado un director ejecutivo, integrar algunas comisiones importantes, fortalecer la participación de los delegados de los diferentes deportes, normalizar su estatus en el Registro Público, mejorar una de las áreas débiles del COP, mediante los Programas disponibles de Solidaridad Olímpica para entrenadores; es decir, cursos técnicos, y becas olímpicas para entrenadores, al parecer, ya quedó ‘contagiado de la virus’, de ser sede de los Juegos Regionales más antiguos, como lo son los JCA y del Caribe, liderado por la Organización Deportiva Centroamericana y del Caribe (ODECABE).

En el Coctel del domingo 30 de marzo, resalté que el presidente del COP, Camilo Amado, circuló una nota con fecha 28 de marzo diciendo: ‘hoy recibí una nota del presidente de no avalar la solicitud de la sede de los 23º JCA y del Caribe del 2018’. Agregué que ‘creo que el ciudadano presidente hizo lo correcto’. También hice mención de que: ‘según mis pesquisas, ya Miguel Sanchíz Jr., y Fernando Samaniego, no solo enviaron una carta a Héctor Cardona, presidente de la ODECABE, sino a los países que la conforman, que el COP no está inscrito en el Registro Público de Panamá, y carece de personería jurídica para organizar los 23º JCA y del Caribe’.

Ayer, desde horas de la mañana, circuló la noticia que el presidente Martinelli, con su estilo característico, informó a través se su cuenta Twitter que: ‘sí dará el aval para que Panamá aspire a ser sede de los JCA y del Caribe del 2018’. Al parecer la cúpula del COP estaba en el despacho del ministro de la Presidencia, Roberto Henríquez. Fue llamativo lo que dijo, según una versión del diario La Prensa : ‘El ministro y el presidente estaban bajo la impresión que ese aval era para que fuéramos sede y no para entrar en carrera’. Los señores del COP y el DG de Pandeportes, dicen que tendría un costo de $230 millones, y hablan de 2 sub-sedes. Que se divulgue dicho presupuesto.

Recuerdo cuando Panamá pidió la sede de los XV JB 2013, con 6 países, Colombia, Ecuador, Perú, Venezuela, Bolivia y Panamá, presentó un presupuesto de $201,999,260.00, detallado así: Recintos nuevos ($45,615,000.00), Villa Bolivariana ($73,384,260.00); mantenimiento y mejoras de recintos ($40,000,000.00); implementos de modernización deportiva ($15,000,000.00); desarrollo deportivo, ($18,000,000.00); organización ($10,000,000.00). Total $201,999,260.00. Este mismo gobierno, para un torneo con la participación de 31 países, 42 deportes y más de 5,000 atletas, hablan de un costo de $230,000,000.00. ¿Estarán hablando de ‘llave en mano o de adendas’?

Ya hay señales del ‘desaparecido’ Edwin Cabrera, que fue el presidente del ‘CO’ de los IX JCA del 2010, que costaron $10 millones, y no recuerdo que haya dejado una sola instalación nueva para los deportes individuales. Nunca se presentó al público un informe económico. Cabrera dijo que no manejó dinero. Fue el ‘cantalante deportivo’ que ofreció las regalías para lograr la sede de los 12º JB 2013. ¿Tendrá algún papel ahora? Tomen nota de esto. Así es.

COCTEL DEPORTIVO