Temas Especiales

31 de Oct de 2020

Más Deportes

La corrupción se metió de nuevo en el deporte panameño

Un escenario que lucía superado hace solo un par de años, parece estar de vuelta

El 16 de diciembre de 2012, se dio un punto de inflexión en el deporte panameño.

Por primera vez en más de 50 años, el Comité Olímpico de Panamá y el Instituto Panameño de Deportes caminaban en una misma dirección.

Una especie de ‘luna de miel' surgió en ese momento; entre sonrisas, abrazos y buenos deseos, los dos principales rectores del deporte nacional parecían estar de acuerdo.

Sin embargo, un cambio tal vez inesperado, aparenta haber roto el hilo que conducía las buenas relaciones entre ambos organismos.

El año 2014 debían renovarse las organizaciones deportivas nacionales; es decir, que además del proceso político que culminó con la elección de un nuevo Presidente de la República, también habría elecciones en las federaciones deportivas.

Al calor de la disputa, un fantasma volvió a surgir de su letargo; una acusación reiterada, un mal o más bien, un vicio: la corrupción.

¿EXISTE EN EL DEPORTE?

Dos hechos recientes ponen en evidencia el resurgimiento de hechos denunciados como actos de corrupción dentro del deporte panameño.

Franz Wever tomó control de la Federación Panameña de Natación, en elección cumplida el 20 de marzo pasado. Un político veterano, miembro del Partido Revolucionario Democrático. Venido a menos, al perder dos elecciones para diputado de forma consecutiva.

Sin embargo, bajo el amparo de su amigo y correligionario, Benicio Robinson, encontró cobija dentro del ‘Acuerdo de Gobernabilidad' que su partido mantiene con el partido Panameñista.

Fue electo secretario general de la Asamblea Nacional; y nuevamente, encontró el espacio para regresar a la dirigencia deportiva, aunque no en el béisbol, donde mandó por dos períodos consecutivos, con un importante nivel de acierto, sino en la Federación de Natación, donde su trayectoria es prácticamente desconocida.

Wever supera por tres a dos a Carlos Castillo, quien aspiraba a reelegirse; pero el lunes último, la Federación Internacional de Natación (FINA) desconoció su elección.

¿La razón?, ‘no se respetaron las regulaciones electorales de la FINA o la Federación Panameña de Natación', destaca el comunicado firmado por Cornel Marculescu, director ejecutivo.

Pandeportes, que ya había reconocido a Wever y su directiva, no dio marcha atrás en su gestión, pero estimó pertinente ‘estudiar la situación antes de un pronunciamiento', advirtió una fuente de la oficina legal de la institución.

Sin embargo, existe una denuncia de una supuesta amenaza contra David Delgado, presidente de la liga de Chiriquí y empleado del Banco Universal, quien habría sido ‘amenazado con su destitución' si no votaba por Wever.

‘Esto es un hecho claro de corrupción', apuntó el periodista y educador retirado, Carlos Collado.

Collado, un veterano de las lides periodísticas, asegura que la corrupción ha estado enquistada en el deporte panameño ‘sin que nadie haya podido erradicarla'.

A su juicio, ‘hay corrupción, es innegable. Y los intereses políticos son los que han dañado el deporte', señaló.

EL BALONCESTO

Es el caso más reciente. La elección debió cumplirse el año pasado, pero ha quedado pactada para mañana sábado. No obstante, aún se desconoce certeramente si el proceso se llevará a cabo.

Suspendido en 2013, este deporte encontró en Porfirio Ellis una ‘persona de consenso', que consiguió normalizar el estatus internacional que había perdido el deporte del aro y el balón en Panamá.

Sin embargo, reiteradas denuncias en su contra surgieron el calor del proceso incumplido, que Ellis sostiene que no puede realizarse debido a la falsificación de firmas en la elección de la liga provincial de Panamá.

Ellis acusó a Pandeportes y su director, Roberto Arango, de meterse directamente en los asuntos federativos, en favor de su contrario, Jair Peralta, un ex canastero que aspira a dirigir la federación.

Peralta ha llamado ‘a la desobediencia', es decir, sostiene que la elección se realizará con siete de los nueve presidentes provinciales, mañana en Veraguas.

‘Estos problemas han aparecido porque alguien quiere mantenerse en una federación, y está dispuesto a hacer cualquier cosas con tal de conseguirlo', aseguró el ex canastero de la selección nacional, Vicente Duncan.

Sostiene que la elección de Ellis surgió en un momento ‘donde no era posible oponerse, porque todo estaba controlado y casi que comprado; y los pocos adversarios fueron ahogados por el poder que tenía, que estaba amparado por el propio gobierno de turno', señaló Duncan.

‘Eso demostró la corrupción que existía, y que para mí, existe en la dirigencia actual del baloncesto', apuntó.

¿HAY SOLUCIÓN?

Duncan y Collado coinciden en que la corrupción en el deporte panameño no desaparecerá, pero al menos será menor, si se considera la creación de un Tribunal Deportivo, que se haga cargo ventilar las acusaciones contra quienes transgredan las normas del deporte, y sean señalados por corrupción.

‘Ese es un compromiso que deben asumir quienes dirigen el país. Es tiempo de que esto sea adoptado; y hacerlo a nivel nacional', señala Duncan. Y según Collado, ‘es casi imposible sacar a los corruptos, a menos que los metan presos a todos'.

==========

DIRIGENCIA DEPORTIVA

Un tránsito con muchos señalamientos

La elección de Franz Wever en la natación contrasta con otras de dirigentes políticos que no tuvieron contratiempos. Benicio Robinson ganó en el béisbol y Javier Ortega lo hizo en el voleibol; ambos, al igual que Wever, son miembros del Partido Revolucionario Democrático. Lo que un analista político, con amplio conocimiento de la situación de la dirigencia deportiva panameña advierte, es que se está armando un bloque para enfrentar una posible reelección de Camilo Amado en el Comité Olímpico de Panamá, algo que podría suceder, si se postula para la elección del próximo año, y que por ello, lo que está sucediendo en el baloncesto es ‘importante' para el grupo que aspira a tomar control del COP en un par de años. ¿Será que nuevamente veremos un espectáculo bochornoso?

BAJO LA LUPA

Un punto de vista

Para José Manuel De León, dirigente del tenis de mesa nacional, la corrupción comienza desde que la educación, dentro y fuera del hogar, no consigue su cometido por razones tan diversas, como la desintegración familiar, y las dádivas o compra de conciencias. ‘Se ha perdido mucho en la educación nacional en cuanto a inculcar valores a nuestros niños y jóvenes. Desde el hogar, hasta el complemento en las escuelas y colegios, debe hablar de los efectos negativos de la corrupción en todos los órdenes, y más en el deporte', destacó. De León, quien aún está activo en el tenis de mesa, como un veterano en la categoría ‘master', estima que mientras la corrupción siga ganando terreno, el deporte panameño no tendrá futuro.

Vicente Duncan

‘ La corrupción está destruyendo al deporte y a los deportistas',

EX SELECCIÓN DE BALONCESTO

José Manuel De León

‘ La poca educación en valores de los jóvenes los convierte en corruptos',

DIRIGENTE DEL TENIS DE MESA

Carlos Collado

‘ Hay corrupción en el deporte panameño, pero es muy difícil erradicarla',

VETERANO PERIODISTA DEPORTIVO