Temas Especiales

15 de May de 2021

Más Deportes

Chris Sharma: "Una pared que me inspira me obliga a soñar, es un desafío"

Para Chris Sharma estos rocódromos representan su "visión de la escalada, abierta a todos los públicos y siempre en constante renovación"

Chris Sarma
Chris Sarma (Santa Cruz, California; 1981) puede presumir de haber escalado algunas de las paredes más impresionantes del mundo.EFE

Chris Sarma (Santa Cruz, California; 1981) puede presumir de haber escalado algunas de las paredes más impresionantes del mundo y ganar las competiciones más importantes de escalada.

España es su país de acogida desde hace quince años. Vive en Barcelona junto a su mujer, la venezolana Jimena Alarcón, con la que comparte su pasión por la escalada y la montaña.

Desde hace un tiempo se han embarcado en la aventura de abrir enormes rocódromos en espacios cerrados. El primero fue en Barcelona en 2015, el segundo en Madrid este año y el próximo en la también localidad barcelonesa de Gavá. "La escalada está en pleno crecimiento en España", subraya.

"Siempre voy soñando y buscando mis límites. Quería hacer algo espectacular y desde que me metí en este negocio de abrir rocódromos tuvimos la visión de que España es un mercado poco desarrollado respecto a Estados Unidos, Francia o Alemania", señala.

Para Chris Sharma estos rocódromos representan su "visión de la escalada, abierta a todos los públicos y siempre en constante renovación".

"La escalada es divertida, es social, te desconecta de todas tus preocupaciones y requiere estar muy centrado para hacerlo. Además, tiene una forma meditativa que te permite conectar con la naturaleza. Para mi es muy importante en la vida", confiesa.

Chris Sharma se considera de "esas primeras generaciones de niños en California que creció con la escalada. Era un niño de surf que descubrí este nuevo deporte y cambió mi vida".

"Desde entonces no he dejado de hacer escalada y buscar mis propios límites. Me inspiran los retos y me gusta dedicarme a escalar paredes", subraya el deportista estadounidense, que asegura que cuando llegó a España la escalada estaba "unos quince o veinte años por detrás de otros países europeos".

"Cuando veo una pared que me inspira, me obliga a soñar y superarme. Es entonces cuando me pongo a estudiar para escalarla y así invierto mi tiempo. La escalada requiere mucha disciplina y mucho mantenimiento de la forma. Si dejas de escalar dos semanas mal", apunta.

Chris Sharma busca retarse con "nuevos desafíos", siempre con una pared como fijación.

"Siempre me he dedicado a descubrir nuevas zonas de escalada, promocionarlas y abrir nuevas rutas para que la gente vaya y se conviertan en famosas. Estoy creando un nuevo sector de escalada", confiesa uno de los deportistas que puede contar que ha escalado el llamado 'Capitán', una pared de 914 metros en el Parque Nacional de Yosemite, en California.

"Es impresionante, una pared increíble", reconoce Sharma, que desvela que en los últimos años su gran inspiración para la escalada ha sido Mallorca y el psicobloc.

El psicobloc es una variante de la escalada deportiva que consiste en escalar paredes de no excesiva altura en acantilados sin cuerda.

"Después de subir muchas de las principales paredes del mundo pensé que sería un buen momento para dedicarme a otra cosa en la vida. El psicobloc me revolucionó y a partir de ahí empecé a pasar mucho tiempo en Mallorca y Cataluña. Siento que estoy conectado con la naturaleza. Escalamos hasta 30 metros", declara.

La escalada tiene una buena dosis de riesgo. "Puede ser extrema", reconoce quién incide en que antes de subir una pared se debe estudiar.

"He hecho casi todo lo que se puede hacer en la escalada. Tuve una progresión muy grande, hice las rutas más difíciles y he logrado vivir de los patrocinadores toda mi vida, algo que no es fácil", señala.

Para Chris Sharma la escalada es una mezcla de muchas destrezas. "Es una combinación de equilibrio, de aspecto físico, de trabajo mental, de fuerza, de equilibrio de tu peso".

"Siempre he apoyado el lado que tiene la escalada de conexión con la naturaleza. Es fundamental pero también es interesante ver el movimiento del escalador de ahora y cómo cambia el paisaje de nuestro deporte. Hay gente que desarrolla nuevas formas y es bonito ver la evolución", comenta.

La evolución de la escalada la ha llevado a entrar en el programa de los Juegos Olímpicos. Lo hará en 2021 en Tokio con tres disciplinas: velocidad, búlder (o escalada en bloque) y lead (o dificultad).

"Me gusta porque lo que empezó como una forma de alpinismo se ha ido desarrollando a otra vertiente. La escalada libre solo con manos y pies ha evolucionado. Estoy orgulloso de formar parte de la familia que han empujado el deporte hacía adelante y que ahora pueda ser olímpica. La escalada ha cambiado mi vida", concluye.