18 de Sep de 2021

Más Deportes

Atletas marcan postura contra la sexualización en el deporte

Mostramos las recientes acciones de las atletas y su impacto en el mundo deportivo. Un sociólogo explica qué es la sexualización y propone acciones para suprimirla en el entorno social

Atletas marcan postura contra la sexualización en el deporte
La Federación Internacional (FIG) aprobó las equipaciones hasta el tobillo.EFE
Atletas marcan postura contra la sexualización en el deporte
Simone Biles durante la competencia de salto femenino de gimnasia artística en Tokio.EFE

¿Qué es la sexualización de la mujer? Según establece la American Psychological Association ocurre cuando esta es tratada como objeto sexual y evaluada en función de sus características físicas.

El sociólogo José Lasso coincide en que se evidencia en contextos en los que las mujeres son valoradas en torno a su apariencia y sexualidad, y no por sus capacidades y habilidades.

En ese contexto, los Juegos Olímpicos de Tokio 2020+1 se han convertido en el escenario para que deportistas se rebelen ante los códigos de vestimenta establecidos por años en algunas disciplinas.

Durante las competencias, el equipo femenino alemán de gimnasia decidió utilizar una vestimenta de cuerpo entero que cubre brazos, piernas y tobillos, en lugar del traje tradicional con mangas que en la parte inferior es estilo bikini. La Federación Alemana de Gimnasia explicó a medios de comunicación internacionales, que el acto es una declaración en contra de la sexualización que hay en el ámbito deportivo. Lo cierto es que desde esta instancia deportiva han apoyado la acción de las atletas.

“Debido a las construcciones de sociedades patriarcales se entiende a las mujeres como un objeto sexual, pero no se escucha hablar de la sexualización masculina en ese sentido”, expone Lasso.

Para contrarrestar la sexualización no solo en el deporte, sino en otros sectores, el sociólogo propone hacer cambios en lo educativo; llevar a cabo políticas específicas en términos de instrumentos legales que permitan dar un giro gradual a las costumbres patriarcales que se han impuesto a través del tiempo.

Un hecho es que la Federación Internacional de Gimnasia (FIG) ya aprobó el uso de vestimentas que cubran a las deportistas hasta el tobillo, y Sarah Voss, del equipo de gimnasia alemán fue la primera en utilizar un traje que cubrió su cuerpo por completo durante su participación en el Campeonato Europeo de Gimnasia Artística de 2021, en Suiza.

Por su parte, la medallista Elisabeth Seitz expresó a través de sus redes sociales y a medios internacionales sentirse cómoda con el traje entero. “Queríamos demostrar que cada mujer, cada una, debe decidir qué ropa llevar”.

Los últimos pronunciamientos han abierto el canal para un debate sobre el tema y han llevado a hacer replanteamientos en el sector deportivo con el fin de evitar la sexualización de las atletas e incentivar a deportistas de otras culturas a practicar este deporte.

Polémica en otras disciplinas

El equipo femenino de balonmano de playa de Noruega recibió una multa de $1,764 por negarse a utilizar bikini en la parte inferior cuando competían en el torneo Euro 2021.

De acuerdo con un artículo de la BBC, la Federación Noruega de Balonmano (NHF) publicó lo siguiente tras este hecho: “Juntos seguiremos luchando para cambiar las reglas de la ropa, para que las jugadoras puedan jugar con la ropa con la que se sientan cómodas”.

La regla de la Federación Europea de Balonmano establece que la parte inferior del uniforme no debe ser de más de diez centímetros en los laterales.

La cantante estadounidense Pink se ofreció a pagar la multa a través de su cuenta de Twitter y dijo sentirse orgullosa del equipo femenino noruego por protestar en contra de reglas sexistas de sus uniformes, señaladas dentro de la Federación Europea de Balonmano.

Historia del atuendo en gimnasia

La sexualización en el deporte este año ha sido uno de los temas más debatidos, no solo en los Juegos Olímpicos, sino en otras competiciones internacionales.

El proceso de vestimenta femenina en la gimnasia tiene un contexto histórico, donde la desigualdad también es un tema notorio.

Según datos de la Federación Internacional de Gimnasia (FIG), en 1896 este deporte fue incluido en los Juegos Olímpicos permitiendo solo la participación de varones, y años más tarde se aceptó la participación de féminas, pese a que ya se desempeñaban en la disciplina desde hace muchos años.

Hoy en los eventos deportivos las gimnastas utilizan ropa descubierta, y la realidad es que no siempre fue así.

En 1900 las atletas portaban mallas bajo trajes de pantalón corto, posteriormente se aceptó el uso del leotardo.

Desde que la Federación Alemana de Gimnasia hizo pública su disconformidad por la sexualización en el deporte, otras federaciones de gimnasia, como la de Países Bajos, han expresado su apoyo a las atletas por su decisión, al igual que a la Asociación Alemana de Gimnasia.