28 de Nov de 2022

Más Deportes

Carlos Alcaraz: 'No quiero compararme con los tres grandes, pero es algo que admiro'

Alcaraz triunfó por 6-4, 2-6, 7-6(1) y 6-3 en tres horas y 20 minutos ante Ruud para alcanzar la gloria en Nueva York

Carlos Alcaraz: 'No quiero compararme con los tres grandes, pero es algo que admiro'
Carlos Alcaraz durante la celebración de su título.EFE

El español Carlos Alcaraz, campeón del Abierto de Estados Unidos y nuevo número 1 del mundo, aseguró este domingo que admira mucho a los tres 'grandes', el español Rafa Nadal, el suizo Roger Federer y el serbio Novak Djokovic, y que pese a que no se quiere comparar con ellos, tiene el objetivo de repetir lo que lograron.

“Es increíble tener ese hueco en la historia (ser el número uno más joven de siempre), pero es más difícil aún hacer lo que ha hecho el 'big 3', mantenerse allí durante 20 años”, dijo Alcaraz en la rueda de prensa posterior a su triunfo en la final del Abierto de Estados Unidos contra el noruego Casper Ruud.

“Es algo que busco, no quiero compararme con ellos, pero es algo que admiro y que todo el mundo quiere llegar a ser. Voy a intentar parecerme aunque sea una pequeña parte a ellos”, agregó.

Alcaraz se proclamó campeón del Abierto de Estados Unidos, el primer 'grande' de su carrera, y a los 19 años de edad se convirtió en el número 1 del mundo más joven de la historia, tras vencer en la final contra el noruego Casper Ruud.

Carlos Alcaraz: 'No quiero compararme con los tres grandes, pero es algo que admiro'
Alcaraz es el jugador más joven en alcanzar el número 1 mundial.EFE

Alcaraz triunfó por 6-4, 2-6, 7-6(1) y 6-3 en tres horas y 20 minutos ante Ruud para alcanzar la gloria en Nueva York, en la que es el campeón más joven desde la victoria de Pete Sampras en 1990.

“Es una locura, nunca pensé que alcanzaría algo así con 19 años, vino todo muy rápido, es algo increíble, es algo con lo que soñé desde que empecé a jugar al tenis”, afirmó.

“Obviamente estoy hambriento, quiero estar al máximo durante muchas semanas, muchos años, voy a trabajar duro, voy a luchar para tener más”, añadió.

Pese a ser ya considerado como uno de los mejores del mundo, Alcaraz aseguró que eso no va a cambiar “para nada” su forma de ser.

“Obviamente ahora entran muchas cosas que no hubiera imaginado, pero por cómo soy, no me va a ser muy complicado mantenerme en el suelo, seguiré siendo el mismo chico de siempre”, dijo.

Consideró además que lo que más le ha sorprendido de sí mismo en este torneo fue su capacidad de sobreponerme a los momentos complicados.

“Me ha sorprendido la manera en la que he solventado los momentos difíciles, la manera en la que me sobrepuse a los malos momentos. Soy un chico al que le costaba mantener regularidad”, afirmó.

Y reconoció que se dio cuenta de que tenía el potencial para ganar un 'grande' en abril, cuando se coronó campeón de Miami.

“Cuando gané Miami pensé que podía ganar un 'grande'. Antes solo pensaba que me faltaba seguir creciendo. Pensaba que podría tener un buen resultado en un 'grande', pero después de Miami pensé que podía ganar un 'grande”.

Finalmente, Alcaraz expresó su orgullo por “ser murciano, ser de El Palmar y ser español”.

El murciano puso la guinda a una temporada extraordinaria y tras conquistar los Masters 1.000 de Miami y Madrid y los títulos de Barcelona y Río de Janeiro, añadió a sus vitrinas el Abierto de Estados Unidos.

Ganó la final con autoridad, carácter y con un tenis espectacular que le lanzaron hacia el techo del mundo del tenis y que le convirtieron en el sexto representante del tenis español capaz de colocarse al frente del ranking mundial.

Su juventud, su pasión, electricidad y talento le convierten en un nuevo 'grande' del tenis, capacitado para marcar una nueva época en este deporte.

Superó por tercera vez en tres precedentes a Ruud, esta vez en una final en la que ambos jugadores, además del título, se jugaban la cumbre de la clasificación mundial.

Participación en la Copa Davis

Carlos Alcaraz estrenará su flamante número 1 mundial en la fase de grupos de la Copa Davis en Valencia con el equipo español, que parte como favorito de un grupo B que comparte con Serbia, Canadá y Corea del Sur, para buscar una de las dos plazas en juego para la fase final que se disputará en Málaga en noviembre.

El capitán español Sergi Bruguera contará además de con Alcaraz. con un equipo formado por Roberto Bautista, Albert Ramos, Pedro Martínez Portero y Marcel Granollers, un equipo del que dijo “estar muy feliz por cómo se encuentran” y apostilló que una vez hable con Carlos Alcaraz el martes cuando se una al grupo, decidirán juntos si está en condiciones de jugar en el primer enfrentamiento del miércoles ante Serbia o lo hace el viernes ante Canadá.

Los partidos se disputarán en el pabellón de la Fuente de San Luis de Valencia, y Bruguera destacó que jugarán en una pista que han encontrado “muy lenta” lo que, en su opinión, implica que hará los partidos “más duros” y que “habrá que trabajar más”.

Tras el anuncio de la no participación de Djokovic, el equipo serbio capitaneado por Viktor Troiki queda formado por Miomir Kecmanovic, Filip Krajinovic, Nikola Cacic, Laslo Djere y Dusan Lajovic.

Los serbios tendrán como gran rival, además de España, a Canadá, finalista en la edición de 2019 y que este año participa por una invitación de la organización, y que finalmente podrá contar con el top ten Felix Augier-Aliassime, al que acompañarán Vasek Pospisil, Alexis Galarneau y Gabriel Diallo.

Corea del Sur, en su histórica primera aparición en una fase final contará con un equipo integrado por Soonwoo Kwon –su jugador franquicia– Seong Chang Hong, Jisung Nam y Minkyu Song.

Entre los mejores del mundo

Alcaraz es el jugador más joven en alcanzar el número 1 mundial y completa el póquer de españoles que han alcanzado la cima del tenis masculino junto a Carlos Moyá, Juan Carlos Ferrero y Rafael Nadal.

Con 19 años 4 meses y 7 días, Alcaraz (5 de mayo de 2003) es el más joven en proclamarse número 1 del ranking mundial, que data de 1973 cuando se instauró por primera vez, superando al australiano Lleyton Hewitt que llegó a lo más alto con 20 años, 8 meses y 23 días en el ya lejano 2001.

El US Open deja también al noruego Casper Ruud en el número 2, con el español Rafael Nadal en el 3, el único que permanece en el podio del Big Three (Federer, Djokovic y Nadal) que ha dominado la clasificación mundial durante 18 años con la excepción, durante 41 semanas, entre 2016 y 2017, del escocés Andy Murray.

Con el suizo Roger Federer prácticamente retirado y con el serbio Novak Djokovic con problemas por no haberse vacunado contra la covid-19, los jugadores jóvenes han aprovechado para encaramarse a la lista mundial.

Primero fue el ruso Daniil Medvedev el que tomó los mandos y ahora son Alcaraz y Ruud los que asaltan el podio con intención de quedarse.

Alcaraz y Ruud, 19 y 23 años, jugaron la final sabiendo que la victoria tenía premio doble, ya que el ganador pasaría también a ser número 1 del mundo, y Carlitos fue el más listo de la clase y el que se llevó la gloria por partida doble.