Panamá,25º

19 de Feb de 2020

Economía

Miedo al despido reduce absentismo en las empresas

ESPAÑA. Numerosos expertos lo confirman. En tiempos de crisis el temor a perder el puesto de trabajo reduce de manera significativa lo...

ESPAÑA. Numerosos expertos lo confirman. En tiempos de crisis el temor a perder el puesto de trabajo reduce de manera significativa los índices de absentismo laboral.

Y es que, tal y como está el mercado, con las reducciones de plantilla inundando los titulares de los medios de comunicación, conservar el puesto de trabajo es la gran prioridad de muchos profesionales.

“Las ausencias motivadas por asuntos no relacionados con patologías, automáticamente se ven reducidas en épocas como ésta. También se puede observar un descenso en el absentismo derivado de causas médicas, no el número de casos, pero sí en su duración”, comenta Marisol Sanz, directora del área de beneficios para empleados de Mercer.

La primera lectura que se desprende de esta reacción podría ser que el absentismo injustificado es elevado en numerosas compañías. Pero los expertos barajan también otras posibilidades. “El temor a que la falta al trabajo suponga una extinción del contrato laboral también puede hacer que la gente acuda a la oficina, aún encontrándose enferma”, explica Esther Sánchez, profesora de derecho del trabajo de Esade.

Según la Encuesta Trimestral de Costo Laboral del INE, correspondiente al tercer trimestre de 2008, las horas pactadas por trabajador y mes fueron 157,2, de las que 32,6 fueron horas no trabajadas.

CONTROL DE LAS BAJAS

Una de las principales dificultades para las compañías es establecer las razones de un elevado índice de absentismo.

Los especialistas aseguran que preguntarse las causas resulta fundamental para atajar las ausencias, que en muchas ocasiones tienen que ver con factores como la desmotivación, la falta de conciliación, el conflicto laboral, una mala gestión de los mandos intermedios, pero también con un abuso del propio trabajador.

“El 75% de las ausencias están justificadas a través de partes de baja médica, pero incluso en este caso existe un porcentaje que podría estar provocado por desmotivación o abuso del empleado”, comenta María Vidal, socia de Landwell-PwC.

Empresas y asesores recomiendan que, si el ratio de absentismo supera el 4% se establezca un protocolo de medidas para modificar la conducta de los empleados. Unas se basan en marcar incentivos por productividad.

Así, la socia de recursos humanos de Pricewaterhouse, Yolanda Gutiérrez, opta por introducir retribuciones variables asociadas al cumplimiento de objetivos o plazos. Algunas compañías apuestan por incluir cláusulas en la negociación colectiva que permitan reducir algunos complementos salariales, como el de incapacidad temporal, si sube el porcentaje de absentismo.